//Una radiografía del scrum nacional: el trabajo en los últimos años

Una radiografía del scrum nacional: el trabajo en los últimos años

Con rumbo definido a la mejora del scrum en cuanto a su empuje, seguridad y formación de los jugadores, la Unión Argentina de Rugby se encuentra recorriendo un meticuloso camino desde hace ya varios años. Comenzó en 2016 con la creación de Rugby Seguro, que está dirigido a preservar la seguridad y la salud del jugador de rugby, trabajando codo a codo de manera transversal con todas las áreas vinculadas al juego como Alto Rendimiento, Capacitación, Desarrollo y Competencia, Sistemas, Referato y Médica.

El Programa Rugby Seguro fue creado en 2016 con el propósito de prevenir todo tipo de lesiones, con especial foco en las lesiones catastróficas y traumatismos de cráneo. Además, colabora para que en todas las situaciones del juego, sus protagonistas conozcan y lleven adelante las destrezas, físicas y técnicas de manera correcta, respetando los principios que el propio Reglamento del Rugby se ocupa de destacar en su prólogo.

“Lo mejor que se logró es que todo el mundo hoy sabe que hay que cuidarse y cuidar al rival. Hubo que hacer un cambio cultural, volver a hablar de la lealtad y honestidad en el scrum y en el juego», cuenta Nestor Galán, presidente de Rugby Seguro.

Acreditaciones de primeras líneas

Uno de los pasos dados en este camino se produjo con la implementación de la Acreditación de Primeras Líneas (APL), una evaluación obligatoria que todo jugador competitivo (desde M15 en adelante) debe realizar para desempeñarse como pilar o hooker. Tiene por objeto certificar los conocimientos del jugador que va a desempeñarse en los puestos de la primera línea. Además, busca generar una toma de conciencia para entrenadores y jugadores acerca de la importancia de la integridad física de cada uno y la puesta en práctica continua, insustituible e inalterable de los valores que identifican al rugby y sus jugadores, en particular acentuando la importancia de la honestidad y lealtad en la práctica del juego.

“El principal objetivo de Rugby Seguro es la seguridad en el juego. La capacitación es fundamental para crear un contexto seguro. Teníamos que hacer un trabajo progresivo – evolutivo porque se ven falencias que necesitábamos corregir y mejorar de nuestro rugby de base. Rugby Seguro tiene, entre otro de sus objetivos, las capacitaciones y el cambio cultural que eso apareja”, afirma Alexis Padovani, responsable del programa Rugby Seguro.

A su vez, el trabajo constante y silencioso de esta área tuvo un importante foco en la concientización, desarrollando charlas a lo largo del país con los diferentes actores como Referentes de Seguridad (elegidos por cada Unión a instancias de la UAR), entrenadores, dirigentes y jugadores. En 2016, como parte de esta labor, se tomaron varias medidas desde la UAR y una de ellas fue la de limitar el empuje del scrum en un metro y medio. Esta resolución fue avalada por World Rugby y corrió para todo el rugby competitivo de Divisiones Superiores del país. Además, en cada scrum que se realizaba, los jueces de touch ingresaban al campo de juego, para asistir al árbitro en controlar el correcto desarrollo de la formación. Vale remarcar que, en el rugby juvenil, el reglamento indica que nunca se empuja más de un metro y medio, no solo en nuestro país, sino en todo el mundo.

Otras de las medidas tomadas en referencia al scrum fue el establecimiento de la tarjeta amarilla agravada, la creación de los Referentes de Seguridad y de scrum, y la creación de la tarjeta electrónica como herramienta inédita de la seguridad.

Nuevos objetivos para el 2019

En 2019 con el objetivo de volver al empuje libre que tenía nuestro rugby antes de 2016 y volver a estar en sintonía con el resto del rugby mundial, se establecieron dos caminos para desarrollar a corto, mediano y largo plazo. Rugby Seguro trabajó, en primer lugar, en la modificación del reglamento del Rugby Infantil, que en 2018 tuvo su primera fase de prueba en cinco uniones: Chubut, Cuyo, Tucumán, Cordobesa y URBA.

En segunda instancia, en los meses siguientes a los primeros testeos, se fueron recolectando comentarios y mejoras que se pusieron en práctica en un trial abierto en todo el país en 2019, y que luego llevaron a modificaciones que le dieron forma al reglamento definitivo, aprobado en el Congreso Nacional de Rugby Infantil realizado en Hindú Club, en noviembre del año pasado.

Congreso Nacional de Rugby Infantil organizado por la UAR y la URBA, 2019.

A largo plazo, el nuevo Reglamento de Rugby Infantil es una etapa clave ya que trabaja un scrum progresivo a partir de la división de M8 hasta M12, proponiendo que, sin definir puestos, todos los chicos tengan el estímulo de empujar en el scrum con una correcta posición corporal, que también se traslada al tackle y al ruck.

Scrum en divisiones superiores

Por otro lado, en sintonía con los nuevos objetivos para 2019, en el corto y mediano plazo, enfocándose al rugby juvenil y de divisiones superiores, el área de Alto Rendimiento realizó 23 capacitaciones de scrum durante 2019, llegando a todas las Regiones del país, con la presencia de los especialistas de scrum y entrenadores nacionales de UAR: Mario Ledesma, Nicolás Fernández Miranda, Eduardo Fernández Gill, Ricardo Le Fort, Julio García y Galo Álvarez Quiñones. En esta instancia, se capacitó a 3257 asistentes.

Mario Ledesma en una clínica para entrenadores en Mar del Plata, en 2019.

“Cuando empezamos a trabajar con las capacitaciones y a visitar los distintos centros y academias de todo el país, lo que queríamos era acercarnos a los clubes, compartir lo que estamos haciendo nosotros y escuchar las principales necesidades de los entrenadores. Era fundamental tener estos encuentros porque nos permitió dialogar, alinear conceptos y derramar todo el conocimiento que tiene la estructura de Capacitación de la UAR”, cuenta Mario Ledesma, Head Coach de Los Pumas.

Por su parte, en este 2020, el aislamiento obligatorio no detuvo el trabajo y a través de capacitaciones virtuales, se dictó el Curso Scrum 2020, a cargo de Alexis Padovani, Andrés Bordoy, Julio García, Ricardo Le Fort y Galo Álvarez Quiñones. Esta capacitación llegó a las 25 Uniones Provinciales, totalizando 929 asistentes a lo largo de 18 capacitaciones.

Referentes de Scrum en Argentina

Otro de los aspectos importantes en el camino para llegar a todas las Uniones, fue la designación por parte de cada una, de su Referente de Scrum. Todos ellos tuvieron su primera capacitación presencial el 1 y 2 de noviembre del año pasado en Hindú Club, bajo las órdenes de los siguientes educadores UAR: Sergio Abbate, Alexis Padovani, Eduardo Fernández Gill y Sergio Carossio. Ellos, además de bajar contenidos, evaluaron a los participantes en su rol de entrenadores de scrum.

Este grupo de referentes será el encargado de evaluar competencias en cancha y certificar a un referente por club en su Unión. Podrán hacerlo en caso de que sean Educadores de World Rugby o en su defecto, deberán estar acompañado de uno de ellos para realizar la evaluación.

Estos referentes de clubes deberán tener aprobado las dos instancias del Curso de Scrum Nivel 1, online y presencial, para luego llevar adelante un proyecto de entrenamiento de scrum. Esto implica la evaluación, análisis y el posterior desarrollo del plan de cada institución para el entrenamiento de esta formación.

Curso Nivel 1 – Scrum

El Curso de Scrum Nivel 1 fue lanzado el año pasado y su etapa virtual puede realizarse en el Campus UAR, que hasta al momento cuenta con 1912 personas aprobadas. Más allá de aquellos que buscan obtener la aprobación total del curso, se invita a todos aquellos interesados a realizar esta primera etapa, que le brindará conocimientos referidos a la metodología del scrum.

Marcelo Rodríguez, presidente de la UAR: “Hemos trabajado durante casi cuatros años junto con todas las Uniones en forma orgánica y hemos recorrido el camino necesario para poder lograr los objetivos que nos propusimos para tener un Rugby más Seguro en todo el país. La salud de los jugadores es lo primordial y teníamos que avanzar decididamente y entender que, cuando las lesiones se pueden prevenir, dejan de ser accidentes. Se está empezando a producir el cambio cultural que nos planteamos y todos han tomado conciencia del significado de la palabra seguridad. Hemos vuelto a las bases de nuestro juego hablando de honestidad y lealtad sabiendo que tenemos que cuidarnos entre todos”.

Fuente: Prensa UARugby – Fotos: Prensa UARugby