//Sufre Boca: otra vez jugó muy mal, perdió con Unión y se complica en la Copa de la Liga

Sufre Boca: otra vez jugó muy mal, perdió con Unión y se complica en la Copa de la Liga

Cayó 1 a 0 en Santa Fe; el gol lo hizo Peñailillo; el árbitro no sancionó un penal para el Tatengue; a días del debut en la Libertadores, el nivel del Xeneize es preocupante.

Unión venció 1 a 0 a Boca y lo complicó en la clasificación a la próxima instancia de la Copa de la Liga. El único gol del partido lo anotó Nicolás Peñailillo a los 4 minutos de la segunda etapa, luego de una buena jugada colectiva.

El partido en Santa Fe fue entretenido y de ida y vuelta. Con el Xeneize primero como dominador del juego en la primera parte, pero con el Tatengue haciéndose respetar y adelantándose en el campo de juego con el correr de los minutos. De hecho, en el complemento lo del conjunto local fue muy bueno.

El gol de Peñailillo

El partido tuvo un momento que pudo ser bisagra. Porque nada podría haber sido igual si a los 7 minutos de juego el árbitro Fernando Espinoza hubiera sancionado el claro penal que cometió Julio Buffarini. La media vuelta, desde casi el punto penal, de Peñailillo impactó de lleno en el brazo derecho del lateral de Boca. Sin embargo, el juez hizo el típico ademán de que la acción continúe.

Como era de esperar, el regreso a la titularidad de Edwin Cardona modificó el escenario ofensivo del conjunto de la Ribera. Porque por los pies del colombiano pasaron casi todos los balones en ataque. E incluso, las pelotas paradas. Sin embargo, la inactividad le pasó factura al hábil volante, a quien le costó calibrar su botín derecho y malogró claros remates al arco (un tiro libre suave que desvió con comodidad el arquero Moyano y otro que se fue muy arriba).

Moyano controla un balón en el área de Unión
Moyano controla un balón en el área de UniónCarolina Niklison / LA NACION

El comienzo de la segunda etapa vino con un imponderable. Marcos Rojo fue reemplazado por Franco SoldanoEl defensor sintió una molestia muscular y quiso evitar que se convirtiera en algo más grave.

Esa modificación hizo que la última línea defensiva vuelva a ser de cuatro integrantes. Y en ese cambio de esquema llegó el tanto local: Cañete abrió con Vera, que le amagó a Fabra por derecha. El colombiano quedó pagando, mientras Vera se acercó al área y envió el centro rasante. El rebote le quedó a Peñailillo, que con un fuerte zurdazo desde casi la puerta del área chica, estableció el 1 a 0.

Como suele ocurrirle, a Boca el gol recibido lo alteró. Casi de inmediato Russo sacó a Cardona (estaba previsto que no jugara los 90) y puso a Zárate. Aparecieron en escena el nerviosismo, las urgencias y la falta de claridad a la hora de hilvanar jugadas colectivas. Del otro lado, lo opuesto. En cada contragolpe, Unión sintió que podía sentenciar el resultado a su favor.

Y entonces Zambrano volvió a estar por debajo del nivel superlativo que se le había adjuficado en su presentación, Campuzano comenzó a abusar de la puerta fuerte (fue amonestado antes de irse reemplazado), Zárate optó en la mayoría de las veces de la jugada personal en detrimento del equipo, Fabra fue una y otra vez al ataque a toda velocidad y volvió al trotecito, Buffarini abusó de los centros sin precisión, Villa intentó sin éxito desbordar, Soldano no encontró una y Tevez se sumó al fastidio generalizado y se lo vio casi resignado.

Por el piso: Boca no jugó bien y pagó con una derrota que lo hace retroceder en la tabla
Por el piso: Boca no jugó bien y pagó con una derrota que lo hace retroceder en la tablaCarolina Niklison / LA NACION

Los ingresos de los chicos Varela y Medina ofrecieron frescura y entrega. Pero muy difícil que dos jóvenes logren remontar a un equipo que, una vez más, jamás logró reponerse del gol recibido. Porque aún cuando tuvo una mayor posesión que su rival, no supo qué hacer con la pelota en sus pies y fue reiterativo en sus intentos. Se repite: Boca es un equipo que no sabe qué hacer con la pelota en los pies.

La derrota, absolutamente justificada por el desarrollo, deja al Xeneize más preocupado por su funcionamiento como equipo que por su posición en la tabla de la Zona B, donde aparece cuarto.

Boca, con las manos vacías: el equipo de Russo perdió en Santa Fe
Boca, con las manos vacías: el equipo de Russo perdió en Santa FeCarolina Niklison / LA NACION

Reconocimiento a Soldano

Antes del partido, Franco Soldano recibió una plaqueta de parte de la dirigencia de Unión. El delantero fue una pieza fundamental en la temporada 2017/2018, en la cual anotó 16 goles. El más importante, el que le anotó a Independiente y le permitió al Tatengue clasificarse a la Copa Sudamericana.

https://twitter.com/TNTSportsAR/status/1381361218301091841?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1381361218301091841%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.lanacion.com.ar%2Fdeportes%2Funion-boca-copa-de-la-liga-nid11042021%2F