//Rugby Championship: la ejecución del plan por sobre los nombres, la fórmula de Sudáfrica para aplastar a los Pumas

Rugby Championship: la ejecución del plan por sobre los nombres, la fórmula de Sudáfrica para aplastar a los Pumas

El arranque del torneo significó un golpe muy fuerte para el equipo argentino.

ener un plan que se ajuste a las virtudes de los jugadores, practicarlo una y otra vez, ejecutarlo en la cancha más allá de los nombres. Sudáfrica para haber encontrado esa fórmula ganadora. Esta vez fueron los Pumas la víctima del campeón del mundo y reciente vencedor de la serie ante los Lions.

Con las mismas fortalezas que lo llevaron a conquistar Japón 2019 y ganar dos de los tres partidos ante el combinado brtiánico, y el juego aéreo como elemento desequilibrante, los Springboks no necesitaron imprimirle vuelo a su juego para imponerse con total contundencia y hasta cierta comodidad a la Argentina, 32-12, en su regreso al Rugby Championship tras ausentarse en la versión 2020.

La presentación de los Pumas en el certamen hemisférico quedó desdibujada al lado del poderío de los sudafricanos. Como los Springboks, apelaron a las fortalezas que le rindieron frutos. Sin embargo, no pudo imponerse en el contacto, las formaciones fijas no fueron dominantes (aunque tampoco dominadas) y la defensa, si bien estuvo firme, no propició contraataques. Cuando quiso cambiar el libreto, chocó contra su propia desconexión en el juego de ataque, la misma que viene acarreando desde el año pasado.

Try de Jaden Hendrikse para Sudáfrica
Try de Jaden Hendrikse para SudáfricaSpringboks

En las pocas oportunidades en las que intentaron mover la pelota, terminaron estrellándose contra la buena defensa Springbok, cuando no perdiendo la pelota por impericia propias. Esto se observó con claridad en el primer try sudafricano: los Pumas tenían una pelota en ataque a partir de un scrum, intentaron una serie de redobles que terminaron con la pelota en el piso y Cobus Reinach corriendo 70 metros hasta el in-goal.

No obstante, la mayor diferencia se produjo en el juego con el pie. Los argentinos no pueden mostrarse sorprendidos por esta táctica, ya que fue la misma arma que utilizaron los Springboks para derrotar a los Lions. Pero cada vez que el local ponía una pelota a cargar llegaba a disputar la posesión y, la mayoría de las veces, la recuperaba.

La segunda conquista, por ejemplo, fue una jugada con tres patadas. Primero, un despeje de Felipe Ezcurra que no presentó dificultad. Luego, una carga de Reinach, recuperada por Etzebeth en las alturas. A continuación, un kick cruzado del apertura Elton Jantjies para habilitar a Aphelele Fassi en la punta. Try.

El dominio de Sudáfrica fue abrumador
El dominio de Sudáfrica fue abrumadorap – AP

El entrenador de Sudáfrica Jaques Nienaber, especialista en defensa, les dio descanso 13 titulares, mientras que los Pumas repitieron a 14 de los 15 que le habían ganado a Gales en Cardiff. La segunda línea de los Springboks, que viene entrenándose en conjunto desde hace un mes y medio, resultó demasiado para lo mejor de los argentinos, que llegaron al certamen con apenas una semana de preparación.

En definitiva, primó que Springboks tuviera su juego mucho más aceitado. Tuvieron un plan y se ajustaron a él. Incluso cuando tuvieron posibilidad de ir al line-out y buscar el try de maul, algo que dominan a la perfección, eligieron sumar con el pie.

Al inicio del segundo tiempo, el partido estaba 21-12. La diferencia no reflejaba la superioridad sudafricana, pero le abría una puerta de esperanza a los Pumas, que todavía estaban en partido. La reacción nunca llegó.

Lo mejor del partido

Los Pumas no tuvieron rendimientos altos, más allá de algunos intentos de Santiago Carreras desde el fondo que no prosperaron. Vale mencionar el debut de Carlos Muzzio, que a los 36 años se convirtió en el jugador más veterano en vestir la celeste y blanca por primera vez. El scrum, que había perdido solidez al inicio del segundo tiempo, la recuperó con la primera línea de recambio (contra una de Sudáfrica más experimentada que la titular).

Preocupa que Nicolás Sánchez siga lejos de su nivel, que Pablo Matera toque muy poco la pelota y que Marcos Kremer se salga de las casillas, algo que parecía tener controlado pero que en este partido le volvió a jugar en contra como en sus primeros partidos.

En siete días habrá revancha. Se espera que los Springboks tengan a sus principales figuras adentro de la cancha. Los Pumas deberán dar no uno, sino varios pasos al frente para hacerle partido a los campeones del mundo.

Seguí leyendo

Fuente: Alejo Miranda  PARA LA NACION  – Fotos: ap – AP – Springboks – Video: ESPN.com – The Rugby Championship – LA NACION Deportes