//Tras las críticas de Román ¿Juega mal o juega bien?: Gallardo, sin abrir la boca, le contestó a Riquelme en la cancha

Tras las críticas de Román ¿Juega mal o juega bien?: Gallardo, sin abrir la boca, le contestó a Riquelme en la cancha

Juan Román Riquelme no solo se destacó por sus pisadas, sus gambetas, sus caños y su exquisita pegada, entre otros grandes cualidades. También, por su habilidad a la hora de declarar y elegir los momentos para hacerlo. Siguió teniendo esa característica aún después de retirarse, cuando eran moneda corriente los asados y los picados en Don Torcuato. Y en un momento en el que los medios deportivos venían haciendo foco en los problemas futbolísticos y extrafutbolísticos, Román afiló la lengua de la misma manera que lo hacía con los botines.

La semana pasada, cuando había terminado el Superclásico y se llevaba a adelante el pospartido de una de las transmisiones televisivas, se escuchó un grito que interpelaba a los periodistas: Hace mucho que River juega mal. Hablen de eso. Todos dicen que el gritó salió de la boca de Juan Román Riquelme, nada menos que el vicepresidente segundo del Xeneize. Y los medios -claro- se hicieron eco. Se habló de esa frase durante toda la semana pasada. Y se seguirá hablando.

Eso sí, desde la vereda roja y blanca no hubo respuestas públicas. “River habla en la cancha“, afirmó un integrante del cuerpo técnico en diálogo con Clarín. Sin intención de polemizar, lo que busca esa frase es reflejar una conducta que se viene sosteniendo con una línea que baja Marcelo Gallardo, el conductor.

Y, la respuesta, River la dio en Mendoza. Si bien es cierto que Godoy Cruz es un rival que hoy está por debajo de su nivel en los últimos años, también es real que tenía los mismos puntos que el conjunto de Marcelo Gallardo antes del partido en el Malvinas Argentinas. Allí, los equipos del Muñeco jugaron 13 partidos y los ganaron todos. Y este sábado el conjunto “Millonario” recuperó varias virtudes del juego al que estaba acostumbrado y que en el último tiempo consiguió de manera intermitente.

 

En Mendoza, River volvió a ser efectivo y contundente, con un Rafael Borré letal, al convertir cuatro goles. Se sostuvo en el mediocampo, donde apareció el buen circuito de toques de otros momentos y esos pases filtrados que son dagas para los rivales. En ese rubro, se destacó Agustín Palavecino, que parece afianzarse como titular. Y también fue clave el trabajo de Julián Alvarez, jugando unos metros detrás de los delanteros, siendo punzante y asistidor. Además, más allá de la jugada del gol de Godoy Cruz, en general la defensa se destacó. Y eso que era inédita, dada la gran cantidad de bajas que sufrió: Fabrizio Angileri, Gonzalo MontielRobert Rojas, Milton Casco y Javier Pinola.

De esa manera -y a pesar de los dichos de Román- la palabra máquina -exagerada o no- volvió a estar vinculada a los titulares asociados a River durante el domingo. Se sabe: el fútbol -más en estos tiempos- es cambiante. Y muchas veces, de semana a semana.

En ese sentido, consultado por este diario, se manifestó Carlos Morete, goleador de River en los ’70 (y con un paso también por Boca en 1981). “Todas las semanas podés opinar de diferente manera de un equipo u otro, depende del rival con el que juegue. Y hasta cambiar de opinión”, comentó Morete. Y, enseguida, exceptuó al equipo de Gallardo: “Menos a River. En el caso de River puede pasarle que algún partido se le traba, pero se sabe que River siempre es un equipo ofensivo, que sube los laterales, meten centro atrás, crea llegadas de gol, tiene nueve o diez situaciones por partido. Lo de River es una maravilla. Y ya van años que cambian los equipos y los jugadores y el sello que le da Gallardo es el mismo y es permanentemente”.

 

Por su parte, Daniel Onega, máximo goleador de River en la Copa Libertadores (con 31 tantos en 47 partidos), se mostró sorprendido con las palabras de Román. “Me llamó la atención la declaración de Riquelme. Viniendo de él, que fue un gran jugador y tan talentoso, me sorprendió. Y no comparto para nada lo que dijo. River está jugando bien. Lo demostró con Racing en una final y ahora con Godoy Cruz. Hay muy pocos equipos que pueden hacer cinco o seis goles en el fútbol de hoy”, comentó Onega. Y agregó: “Me parece que lo de Riquelme fue una declaración más política para ganarse a su gente que lo que realmente siente”.

Se verá en los próximos partidos si River puede sostener lo hecho contra Godoy Cruz. Nadie más que Gallardo sabe cuándo su equipo juega bien o mal. El Muñeco busca que el juego que exhibieron sus futbolistas en Mendoza sea una cuestión más permanente que esporádica en el tiempo.

Fuente:Maximiliano BenozziMaximiliano Benozzi Clarín.com Deportes – Foto: Prensa River. – Clarín.com Deportes – Tweets ImagenTweetsTNT Sports Argentina@TNTSportsAR – Clarçin.com Deportes