//Qatar 2022: Dos canchas, 85 camas y un estadio para 10 mil personas: así es el predio de la Universidad de Qatar en el que vivirá la selección durante el Mundia

Qatar 2022: Dos canchas, 85 camas y un estadio para 10 mil personas: así es el predio de la Universidad de Qatar en el que vivirá la selección durante el Mundia

DOHA.- Qatar es el país de Gulliver. Aquí, todo es XL. No hay callecitas, sino avenidas o autopistas. Tampoco monoambientes o casitas bajas. Los edificios compiten para ver cuál de todos llega primero al cielo. La mayoría pertenecen al gobierno central, un estado elefantiásico. Pero hasta las instituciones educativas, sanitarias, de justicia o de seguridad son gigantes. La Universidad de Qatar (Qatar University), principal centro de estudios de grado y posgrado del emirato, no es la excepción. En los meses de noviembre y diciembre tendrá huéspedes ilustres. Ellos no se formarán en sus aulas: buscarán el sueño de la tercera Copa del Mundo para la Argentina. Este predio de más de 25 mil kilómetros cuadrados cobijará las ilusiones de la delegación albiceleste. Y de más de 47 millones de hinchas al otro lado del mundo. El camino principal de acceso al predio tiene palmeras a ambos lados. De golpe, un portón con el logo de la universidad. El clásico color crema, que domina todas las construcciones, compite aquí con el verde del pasto recién cortado. Más allá de lo que se enseña en las aulas y los campus, esta casa de altos estudios se jacta de ofrecer a sus estudiantes la posibilidad de practicar 30 deportes diferentes. El fútbol, claro, es uno de ellos. Y, de hecho, es el que suele jugarse en el estadio multiuso.

foto AML
foto AML
foto AML
LA PRÓXIMA CASA DE MESSI Y COMPAÑÍA. La Universidad de Qatar, principal centro de estudios de grado y posgrado del emirato, albergará a la selección argentina y a la española

Más de un club de la Liga Profesional argentina envidiaría este recinto con capacidad para 10.000 espectadores, césped de primera calidad y luz artificial. Si esa cifra sorprende, en 2023 le harán reformas para llevar el aforo a 22.400 personas. Qatar piensa en grande: quiere organizar la Copa de Asia 2027 y su intención es que este estadio, en el que el seleccionado argentino podría jugar algún partido amistoso en la previa del Mundial, sea una de las sedes. Unos cinco minutos de recorrido en auto alcanzan para llegar a las dos canchas en las que Lionel Scaloni ensayará variantes y probará las distintas formaciones. Una construcción pintada de blanco domina la escena. No hay lujos, pero tampoco falta nada. Dos vestuarios con todas las comodidades (jacuzzis y cámaras hiperbáricas incluidas), sala de video y oficina para el entrenador. Incluso un consultorio médico. Todo, monitoreado por cámaras de seguridad, verdaderos ojos digitales del Ministerio del Interior, la autoridad responsable de que a ninguna delegación le ocurra nada desagradable. Cuando no salgan a la cancha, los futbolistas argentinos distribuirán su tiempo entre este campo de entrenamiento y el edificio en el que dormirán, ubicado a cinco minutos de caminata: esta distancia exigua fue el principal atributo que destacó Scaloni del predio después del partido contra Venezuela, el último de las eliminatorias sudamericanas en territorio argentino.“Todo estará señalizado y vigilado para que no haya curiosos. Solo entrará al predio personal que esté autorizado”, dicen en la universidad ante la consulta de LA NACION.

El predio donde se alojará la selección

foto AML

El seleccionado ocupará un edificio de cuatro pisos y 85 habitaciones, que estará adornado por gigantografías del equipo y en el que abundarán los colores celeste y blanco, tal como ocurrió en Bronnitsy (Rusia 2018) y la Cidade do Galo (Brasil 2014), los últimos dos búnkers del equipo albiceleste. “La construcción está siendo refaccionada a pedido de la AFA. Incluso las personas que suelen dormir y trabajar allí han sido relocalizadas”, explican, ante la consulta sobre el lugar donde descansarán Lionel Messi y sus compañeros. Por ahora, el sitio no puede recorrerse. Lo mismo sucede con otro módulo similar al que ocupará el plantel, que probablemente sea destinado a las familias de los futbolistas que viajen a Qatar. “La AFA eligió al campus de la Universidad de Qatar por un cúmulo de factores”, afirma a LA NACION Amna Pervaiz, del departamento de Comunicaciones y Relaciones Públicas de la universidad. Y agrega: “Entre ellas está la excelente reputación de la universidad en programas deportivos. La infraestructura disponible para practicar deportes hace que cumplamos con los requerimientos de los equipos de fútbol en términos de seguridad, logística y salud”. Pervaiz confirma que la AFA solicitó cuestiones puntuales para “darle un toque argentino” al lugar: Nadie descarta (ni corrobora, por ahora) que uno de esos agregados sea la típica parrilla argentina, como la que hay en el predio de Ezeiza y que suele ser epicentro de comidas entre los futbolistas y el cuerpo técnico del seleccionado. Vigilados ¿Y la seguridad? La vocera de la universidad responde: “Los controles de acceso al predio estarán bajo la órbita de los oficiales de seguridad del plantel argentino, los funcionarios de la Qatar University y de los equipos del Ministerio del Interior”. Vigilar todo el tiempo los accesos no será una tarea fácil. Sobre todo, después de que se anunciara que la Argentina no será la única selección que se entrenará en este lugar. Aquí también vendrá otro peso pesado con aspiraciones de ganar el torneo: España. “La infraestructura deportiva estará dividida para dos equipos, Argentina y España. Lo mismo sucederá con el espacio disponible para la hotelería y el entretenimiento”, adelanta Pervai. En rigor, los 33 campos de entrenamiento (32 para los 40 equipos y uno más para los árbitros) tienen idénticas comodidades: dos canchas de césped natural con luz artificial, área de estacionamiento, tribuna para el público, vestuarios para futbolistas y entrenadores, área de conferencia de prensa, salón de descanso y de catering, lugar para los medios y canales de TV, sala de primeros auxilios, oficinas, áreas de rehabilitación y gimnasio. La mayoría de estos búnkeres se usó durante la Copa Árabe de 2021, el torneo que sirvió como banco de pruebas del Mundial.

foto AML
LA CANCHA PRINCIPAL DEL PREDIO. La Universidad de Qatar tiene una amplia oferta deportiva para sus alumnos y el fútbol es una de las disciplinas preferidas

La agenda de los días de práctica será sencilla: después de desayunar en el edificio-hotel, los futbolistas argentinos harán a pie el trayecto que los separa del lugar de entrenamiento. Se cambiarán en uno de los dos vestuarios y estarán listos para salir a la cancha. Allí, un detalle: el césped será idéntico en todos los campos, y fue provisto por el comité para el legado de Qatar 2022. Todos los equipos, entonces, se entrenarán en las mismas condiciones. Argentina tendrá a disposición dos canchas: una principal, con un banco de suplentes, y una tribuna en la que, probablemente, se agolpará la prensa acreditada para seguir las prácticas. Los arcos son móviles, por lo que Scaloni podrá hacer fútbol en espacios reducidos o proponer ejercicios en un sector puntual de la cancha. Además, el lugar cuenta con luz artificial, por lo que serán posibles entrenamientos nocturnos. Así, el DT nacido en Pujato (Santa Fe) podrá imitar las condiciones del partido debut, ante Arabia Saudita, que comenzará a las 22 (hora de Qatar). El deporte es un ítem más del programa de estudios de esta universidad, que ofrece 48 carreras de grado, 23 másters y nueve doctorados. No se trata de una entidad nueva (se fundó en 1971): lo nuevo es su dedicación al deporte. Otorga a su alumnado la posibilidad de practicar varias disciplinas en diferentes centros de entrenamiento, divididos en tres complejos. Según la página de internet, los más de 30 gimnasios y canchas pueden usarse alternativamente para jugar vóley, básquet, tenis indoor, handball, futsal, bádminton y squash. También cuenta con un centro acuático: tres piletas (una olímpica, otra de saltos ornamentales y una tercera de aprendizaje). Hay un espacio de recreación, que contiene un sauna y jacuzzis con agua fría y caliente. La confirmación de que tanto la Argentina como España acunarán sus sueños mundialistas en las instalaciones de esta universidad fue noticia nacional en Qatar. “La universidad le da la bienvenida a la Argentina, que la ha seleccionado como el lugar de concentración de su equipo para el Mundial”, dijo el doctor Hassan Al-Derham, presidente de la institución, en un comunicado. Y agregó: “La delegación de la AFA visitó la universidad, sus comodidades y sus módulos de alojamiento. Cada construcción tiene la mejor infraestructura, en línea con las especificaciones internacionales, y con nuestro deseo de servir siempre con lo mejor”.

foto AMLfoto AMLfoto AML
foto AML
COMODIDADES. El interior del predio donde convivirán los jugadores durante el Mundial

El predio de la Universidad de Qatar está en una ubicación estratégica: equidista del aeropuerto internacional de Hamad y del estadio de Lusail. En apenas 20 minutos de auto se llega a ambos lugares. El estadio 974, escenario del partido con Polonia, está aún más cerca: menos de 15 minutos. Siempre por autopista; siempre, sin peaje. Pero, además, quienes tengan que ir al lugar de entrenamiento podrán hacerlo sin problemas a través del metro (hay una estación de la línea roja). Eso sí, una vez que se sale a la superficie el visitante puede tardar cerca de media hora en llegar a las canchas de fútbol en las que practicarán Messi y compañía. Así que la advertencia es simple: si se usa el metro hay que ir con tiempo. Un guiño del destino Los caminos de la Universidad de Qatar y la Argentina se cruzaron gracias a un guiño del destino. Los penales dejaron afuera a Egipto frente a Senegal en la clasificación africana para el Mundial. Los Faraones ya tenían reservado el predio, que iba a ser suyo en exclusiva si conseguían el pasaje a la cita ecuménica. Al quedar eliminados, este lugar quedó vacante. Y así, tras la visita de Claudio Tapia (presidente de la AFA) y Walter Samuel (ayudante de Scaloni), el equipo argentino se convirtió en el nuevo inquilino. Los fanáticos de las cábalas se ilusionan a cuenta. Este predio fue seleccionado por Jürgen Klopp para preparar el Mundial de Clubes de 2019 con Liverpool. El equipo inglés se quedó con el trofeo tras vencer a Flamengo, campeón de la Copa Libertadores, en la final. Más de 47 millones de argentinos querrán que la historia se repita. Y que en lugar del holandés Virgil van Dijk quien levante el trofeo sea un tal Lionel Messi.

CRÉDITOS

Fuente: LA NACION – Fotos: LA NACION Deportes