//Marcos Rojo ya está en Boca: revisión médica, firma de contrato y la duda de su puesto

Marcos Rojo ya está en Boca: revisión médica, firma de contrato y la duda de su puesto

Llegó el día. Marcos Rojo se hizo presente en el Complejo Pedro Pompilio para sumarse a Boca. Luego de semanas de negociaciones e intriga, el exdefensor de Estudiantes de La Plata tomó la decisión de seguir su carrera en el equipo de Miguel Ángel Russo y esta mañana se realizó los estudios médicos en el centro médico Genea para luego firmar su contrato por dos años con la institución con la posibilidad de extenderlo a tres.

Rojo llegó por la mañana a La Bombonera, mientras el plantel se entrenaba en el inicio de la semana de pretemporada, y se encontró con Raúl Cascini y Marcelo Delgado, integrantes del Consejo de Fútbol. Minutos más tarde, se subió a la camioneta de Delgado y se trasladó hasta la clínica de Barracas para hacerse los chequeos previos a rubricar su vínculo.

El marcador central tenía contrato hasta junio con Manchester United, pero logró concretar su desvinculación con el club inglés, que lo terminará liberando este 1° de febrero en el cierre del mercado de pases europeo. Después de varias charlas con Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo y responsable de la secretaría de fútbol, a los 30 años podrá cumplir su deseo de jugar en el xeneize, a pesar de que Estudiantes (fue su primer club entre 2008 y 2010 y volvió en 2020) apostó para retenerlo después de un año en el que solo pudo jugar con un partido oficial entre la cuarentena y diversas lesiones.

En las próximas horas, se producirá el esperado encuentro: el técnico Russo podrá hablar cara a cara con el futbolista en el predio y comenzará a observar los primeros movimientos de su pretemporada. Es que el gran interrogante se posa sobre el puesto en el que el flamante refuerzo será considerado: ¿jugará como marcador central o lateral izquierdo?

Su edad y su presente futbolístico serán puntos fundamentales para la decisión. Y es que durante sus inicios, pasando por casi toda su etapa en el seleccionado nacional, su lugar natural ha sido el de lateral izquierdo. Más cerca de estos tiempos, debido a su altura (1,87m) e imponente físico, los diferentes entrenadores que tuvo lo fueron adaptando como segundo central. Pero, durante las últimas cuatro temporadas, no ha tenido demasiada participación: entre la 2017/2018 y la 2020/2021 jugó solo 28 partidos y 1.907 minutos entre Manchester United y Estudiantes. Es decir, un promedio de 7 juegos y 476 minutos por temporada.

Por otro lado, en Boca consideran que el interrogante físico es una cuestión menor. Sobre todo, si también se piensa en que sus 30 años dan la pauta de que a su carrera todavía le faltan más aventuras. Así es como en el predio de Ezeiza ya tienen todo planificado. Saben que Rojo se está entrenando individualmente en nuestro país, pero irán con cautela. Más allá de que estará presente en muchas de las jornadas de la pretemporada, no se descarta que su puesta a punto sea todavía más duradera, justamente por su larga inactividad. “No creemos que arranque jugando. Le llevará tiempo la preparación”, le advierten a LA NACION desde el Consejo de Fútbol. Su camino ya empieza a recorrerse.

Fuente: La Navion Deportes – Foto: Crédito: Captura de TV (TyC Sports) – LA NACION DEPORTES TwitterTyC SportsTyC Sports@TyCSportsn – LA NACION DEPORTES