//Fecha 9 – Vélez goleó a Godoy Cruz, que se quedó sin técnico por la renuncia del Gallego Méndez

Fecha 9 – Vélez goleó a Godoy Cruz, que se quedó sin técnico por la renuncia del Gallego Méndez

En el Amalfitani ganó el local 3-0 con goles de Mancuello, Breitenbruch en contra y Bouzat.

Vélez se escapa de los últimos puestos de la tabla de posiciones a puro gol, esos que tanto extrañó en las primeras fechas. Y de paso, se afianza en el primer lugar de la tabla que clasifica a la Libertadores del año que viene. Fue superior a Godoy Cruz pero lo resolvió en el último tramo de ambos tiempos. Cuando estaba 1-0, puso en riesgo los tres puntos, el Tomba arañó el empate hasta que llegó el 2-0 y 3-0 en menos de dos minutos.

La derrota pegó duro en el Tomba. En el vestuario, el técnico Sebastián Méndez les comunicó a sus jugadores y al técnico que daba un paso al costado. En esta segunda etapa, el Gallego dirigió 23 partidos, ganó 8, empató 4 y perdió 11. En el torneo, Godoy Cruz suma 10 puntos, igual que Vélez.

Recién en el último minuto de la primera etapa logró Vélez plasmar en la red el amplio dominio en el juego. Y lo logró desde los pies de su mejor jugador, el más claro para marcar los tiempos y encontrar los espacios. Y también recuperar, porque así llegó la apertura: robo del volante en mitad de la cancha, la pelota le llegó a Almada, toque con Mancuello, pared con Janson y el ex Independiente definió de zurda ante la salida desesperada del arquero paraguayo Espínola, hasta ese momento inexpugnable,

Mancuello, la figura de la tarde en Liniers con gol y asistencia.
Foto: Fotobaires

Mancuello, la figura de la tarde en Liniers con gol y asistencia. Foto: Fotobaires

Antes, de los 5 de los 10 remates del equipo de Mauricio Pellegrino habían sido al arco y todos quedaron en las manos del arquero del Tomba. Sucesivamente se quedó con los disparos de Almada (a los 12 minutos), Lucero (21 y 41) y Janson (28 y 34). El 62 % de posesión del balón confirma la superioridad local.

Lo del Tomba fue mucho esfuerzo, por presionar en la salida y por sorprender rápido en una contra, pero ni el vozarrón del Gallego Méndez motivando a sus jugadores pudo general peligro en el arco de Hoyos, más allá de algún centro al área. Pero la falta de contundencia de Vélez le permitió soñar, cuando todo estaba 0-0, en la cancha de ponerse 1-0.

Godoy Cruz casi iguala el juego a los 12 minutos, cuando desbordó Ojeda y su remate pegó en el palo. En ese rato y hasta los 25 minutos se animó aprovechando cierto cansancio en varios jugadores locales. Pero los cambios renovaron al Fortín: centro de Centurión, apuró Tarragona y Breitenbruch la metió en contra; después, gran pase de Mancuello a Bouzat, que la rozó y descolocó a Espínola.

Fue 3 a 0 pero la diferencia pudo haber sido mayor. Los 8 goles de local en los últimos dos partidos es una señal de recuperación tras la eliminación de la Libertadores y el arranque con sequía goleadoras de las fechas iniciales.