//Desde la tribuna Y un día volvieron los bombos al Monumental: a pedido de Gallardo y con 400 socios de River como protagonistas

Desde la tribuna Y un día volvieron los bombos al Monumental: a pedido de Gallardo y con 400 socios de River como protagonistas

La percusión millonaria tuvo la chance calentar con su sonido la fría noche de Núñez.

Los bombos de River volvieron a tronar en el Monumental.

Esa ceremonia del fútbol que tanto era extrañada por los hinchas genuinos y por el propio Marcelo Gallardo -quien habría tenido influencia en la motorización de la movida- esta vez quedó a cargo de los primeros 400 socios -todos abonados a Tu Lugar en el Monumental, con carnet único validado por Renaper– que fueron reunidos para este lanzamiento y que fueron liderados por un grupo de alrededor de 50 músicos profesionales contratados.

La idea era que diferentes agrupaciones, movimientos y filiales del club aportaran socios para tocar los instrumentos, que quedarán guardados en las instalaciones del Monumental, pero decidieron darle otra seriedad. Un dato no menor: la música ya no se tocará desde la Sívori alta sino desde la media. La determinación está atada a un plan estratégico proyectado a futuro, dado que una vez que se inaugure el nuevo Monumental, las populares estarán emplazadas en las cabeceras Sívori y Centenario bajas (las medias y altas pasarán a ser plateas).

Los bombos de River. Foto: Juano Tesone.Los bombos de River. Foto: Juano Tesone.

Hubo extrema seguridad. Es que una vez que el club publicó la novedad, las barras enviaron mensajes amenazantes.

Como era de suponerse, a la barra oficial –siempre ubicada en el medio de la Sívori Alta- y a la disidente –van a la Centenario Alta- no les cayó bien esta movida. Los primeros porque ven cada vez más reducido su poder, sobre todo después de las detenciones a uno de los líderes, Héctor Caverna Godoy, y varios cabecillas de Los Borrachos del Tablón. Y los otros, los del Oeste, porque creían que, a partir de la debilidad de su grupo antagónico, podían tomar el poder de las tribunas.

Ambos sectores sienten que les siguen quitando espacios y poder con esta decisión de la dirigencia de River, de que los bombos los toquen socios genuinos. Entonces, apelaron a la intimidación. Fuentes del club y de seguridad le confirmaron a Clarín las amenazas. Pero aseguran que no están dispuestos a dar marcha atrás con la nueva medida.

En ese sentido, se continúa con la línea de trabajo que había iniciado Rodolfo D’Onofrio, quien antes de dejar la presidencia del club apuntaló la idea de una tribuna festiva. Y Jorge Brito, el actual presidente, dejó clara su postura este año luego de que la barra oficial tirara bengalas marinas en el Superclásico con Boca, lo que motivó la determinación de sumar nuevas personas, identificadas como barrabravas, al derecho de admisión.

Sonó la percusión, como quería el Muñeco. Y sin barras. No es un tema menor, claro.

Fuente: Clarín.com Deportes – Fotos:  Juano Tesone – Clarín.com Deportes – Twitter: SportsCenter@SC_ESPN – Clarín.com Deportes