//Carlos Tevez se va de Boca: bajoneado anímicamente, convocó a una conferencia de prensa para anunciar su salida

Carlos Tevez se va de Boca: bajoneado anímicamente, convocó a una conferencia de prensa para anunciar su salida

El Apache hablará desde las 18 para informar su decisión: el club está en vilo porque se trata del último ídolo en actividad, y uno de los mejores futbolistas del plantel en el año; el retiro de la actividad asoma como una posibilidad en el futuro del jugador de 37 años.

Alerta en el mundo Boca. Carlos Tevez, capitán del equipo, convocó a una conferencia de prensa a las 18 para anunciar su futuro. Las fuentes consultadas por LA NACION en el club xeneize hablan de un punto final en su carrera profesional a los 37 años, aunque habría que esperar. Incluso este viernes podría dejar su carrera en suspenso, pero no habría que descartar que la continúe en la MLS de los Estados Unidos. En los últimos partidos se lo vio sufriendo a Tevez en el campo de juego. Habrá que ver si era por un contexto global de su etapa como futbolista, aunque su aspecto anímico se vio alterado en febrero de este año, cuando perdió a su padre, Segundo, luego de luchar contra una larga enfermedad, y eso lo afectó mucho. Por lo pronto, habrá que ver qué se confirmará en las próximas horas.

Es una incógnita presagiar lo que ocurrirá con los próximos meses del Apache. Sus antecedentes, con la salida al fútbol chino para jugar en Shanghai, lo tornan impredecible. Por lo pronto, una vez que confirme que jugará más en Boca, su familia lo espera con el corazón abierto. Lo necesita después de un año de pérdidas. En caso de que vuelva a llamarlo el fútbol profesional, la MLS estadounidense siempre fue un destino atractivo. En lo que respecta al mundo azul y oro, si el Tevez jugador se va de Boca ahora, podría tener futuro en la política de Boca dentro de un tiempo. Muchos actores lo ven como contrapeso del propio Juan Román Riquelme, hoy vicepresidente, con quien nunca tuvo feeling en la relación actual dirigente-jugador.

El gol de Tevez para ganar la Superliga 2019/20

“Harto de todo” y “no entiende cómo el fútbol se sigue jugando pese a la pandemia del coronavirus” son dos de las frases usadas por allegados al Apache en la dirigencia. Pero el malestar de Tevez no es sólo por el contexto global mundial por el Covid-19, también hay un enojo hacia adentro. Es cierto que el capitán xeneize fue licenciado en febrero por el cuerpo técnico que encabeza Miguel Ángel Russo para estar con su familia y acompañar, sobre todo, a su madre y a sus hijas luego de la pérdida de Segundo, su padre. Fue un momento tan traumático como movilizante para el futbolista, que en 2020 también cursó el coronavirus.

Pero Tevez observó como nunca, en los últimos partidos, que dejó de ser un intocable para Riquelme y para Russo. Y el rendimiento del equipo, más las características de los refuerzos que estaban buscando entre el Consejo de Fútbol y el DT para el segundo semestre del año, lo empujó todavía más a dar el portazo.

Pelota dominada y lengua afuera, una postal de Carlos Tevez en la Bombonera. El Apache hoy anunciará su futuro, que podría estar lejos del estadio de Boca y del fútbol profesional.
Pelota dominada y lengua afuera, una postal de Carlos Tevez en la Bombonera. El Apache hoy anunciará su futuro, que podría estar lejos del estadio de Boca y del fútbol profesional.EMA

La mala relación entre Tevez y Riquelme no es de ahora. El Apache pegó su imagen a la de Daniel Angelici, el anterior presidente de Boca, ladero de Mauricio Macri. Fue el abogado y empresario del juego el que apostó por repatriarlo desde China, adonde se había ido a jugar a cambio de una montaña de dólares. Hubo quienes interpretaron la apuesta de Angelici como una maniobra política para imponerse en las elecciones de 2019. La oposición, sin embargo, consiguió la carta más fuerte de todas: con Jorge Amor Ameal de candidato, sumó a Juan Román Riquelme. Fue jaque mate, pero Tevez y Riquelme quedaron en veredas opuestas.

Dentro del pensamiento de Tevez, la realidad es que siempre sospechó que no lo querían como líder del equipo. Ni Riquelme ni Russo. Y eso potenció el sentimiento de vacío en los últimos partidos. Hace rato que Tevez no era Tevez, por más que -con poco- le haya alcanzado para marcar diferencias en algunos encuentros como ante River, en donde convirtió el único gol y fue una de las figuras de la cancha.

Gol y pedido de silencio a los críticos tras anotar un gol de penal: otra postal de Carlos Tevez, el último ídolo en actividad de Boca.
Gol y pedido de silencio a los críticos tras anotar un gol de penal: otra postal de Carlos Tevez, el último ídolo en actividad de Boca.

Por más que Riquelme, desde su rol de vicepresidente, haya ensalzado al líder y capitán del equipo en sus últimas declaraciones públicas, las diferencias entre ambos existen. El alimento del Apache para seguir adelante es la motivación. De hecho, apenas siete partidos lo separan de una nueva consagración continental, en la Copa Libertadores, ese torneo que para el mundo xeneize (Tevez incluido) se convirtió en una obsesión. El tema es: ¿Tevez sentía que Boca tiene (o podría tener) un equipo para ganar la Copa Libertadores? ¿Y si sintió lo mismo que Lionel Messi en Barcelona cuando mandó el burofax porque sentía que, así, no podía competir?

La salida de Wanchope Abila, su fiel amigo, también lo tomó como otro empujón a irse. No sólo por el feeling fuera de la cancha que tenía con el delantero cordobés, sino porque entendía que era el mejor 9 que tenía Boca. Y no entendía cómo lo dejaban ir en medio de un semestre en donde el equipo debía pelear el torneo local y la Copa Libertadores.

Ramón "Wanchope" Ábila y Carlos Tevez; el cordobés era uno de los mejores amigos del Apache en el plantel de Boca.
Ramón “Wanchope” Ábila y Carlos Tevez; el cordobés era uno de los mejores amigos del Apache en el plantel de Boca.Twitter: @wanchopeabila9

No es menos cierto que, si bien Carlitos fue el mejor futbolista de Boca en el último año y medio, las imágenes más recientes lo mostraron falto de ritmo y, sobre todo, de contundencia. Es la referencia ofensiva a la que se encomienda Russo para hacer goles. Su último festejo data del Superclásico por la Copa de la Liga Profesional, una conquista polémica por la infracción sobre Jonatan Maidana que reclamó todo River.

“Hay Tevez para rato”, fue la frase del Apache que retumbó y tranquilizó a los hinchas que llevan tatuada la camiseta azul y oro. Se lo escuchaba motivado por el futuro, pese a los 37 años cumplidos en febrero. La jerarquía individual de Carlitos hace que no precise ser el más rápido ni el que más corre para destacarse en el fútbol argentino. Corinthians, West Ham, Manchester United, Manchester City, Juventus, Boca y Shanghai Shenhua son los mojones de una carrera fabulosa que bien podría tener fecha de vencimiento a corto plazo.

El “Hay Tevez para rato”, data del 18 de enero de 2021, después de ganarle la final de la Copa Diego Armando Maradona a Banfield: “Tengo un año más de contrato. Estando de esta manera, estando bien, puedo seguir jugando. Habrá Copa Libertadores, no veo razón para no seguir intentando”, aseguró.. Y por las dudas, reforzó: “Repito: hay Tevez para rato. Voy a seguir en Boca, no me voy a equivocar dos veces”. Se refería al periplo por China: muchos dólares, pero poco rédito deportivo y familiar.

Otros tiempos: Carlos Tevez y Juan Román Riquelme, con la ropa del seleccionado argentino.
Otros tiempos: Carlos Tevez y Juan Román Riquelme, con la ropa del seleccionado argentino.Archivo – LA NACION

Tevez tampoco entendió, aunque lo aceptó, cuando Russo decidió que no fuera titular en la altura de La Paz ante The Strongest, en el debut en la Copa Libertadores 2021: “Quiero ver si soy capaz de jugar tres partidos seguidos”, dijo unos días antes. Pero Tevez no viajó. Incluso también fue suplente en Ecuador, ante Barcelona, y apenas ingresó a jugar un puñado de minutos, pese al 0-1 que terminó siendo el resultado final.

El gol de Tevez a River en 2021

No se sintió intocable nunca ni con Russo ni con Riquelme. La diferencia fue que, a diferencia de lo que sucedió en 2020, que había sido el mejor futbolista de Boca, en 2021 lo suyo fue más terrenal. Y cuando bajó el rendimiento, sintió que nadie lo cobijó para protegerlo. Además de que no estaba de acuerdo en el estilo de juego del equipo, demasiado cauteloso. Se había ilusionado con la aparición en la primera del tridente juvenil en la línea de volantes de Varela, Medina y Almendra, chicos que le dieron otra dinámica al equipo. Pero sintió que eso duró un suspiro.

¿Su última ‘foto’ como jugador profesional será el penal errado ante Racing? ¿Aceptará Tevez ese final para una carrera brillante? En Boca piensan que sí; otros dejan la puerta abierta a un cambio de aire en los Estados Unidos. Las próximas horas pueden ser decisivas.

Fuente: LA NACION – Fotos: Marcelo Aguilar – LA NACION – Pool Argra – Twitter: @wanchopeabila9 – Archivo – LA NACION –  LA NACION – Videos: EMA Reartes – You Tube – ON 11 – You Tube – LA NACION