//Buscando reducir los impactos de cabeza, se incluirá la preparación técnica en el proceso de sanción

Buscando reducir los impactos de cabeza, se incluirá la preparación técnica en el proceso de sanción

World Rugby extendió su compromiso con la reducción de conmociones cerebrales en el rugby con el lanzamiento de una intervención de preparación técnica para los jugadores que reciban tarjeta roja por contacto con la cabeza.

World Rugby extendió su compromiso con la reducción de conmociones cerebrales en el rugby con el lanzamiento de una intervención de preparación técnica para los jugadores que reciban tarjeta roja por contacto con la cabeza.

Diseñada para trabajar con el recientemente lanzado Proceso de Contacto de Cabeza (HCP) que ha incrementado la dura posición del rugby respecto al contacto de cabeza, la intervención de coaching apunta a amplificar la comprensión de la importancia de la técnica, alentando a jugadores y entrenadores a practicar técnicas de tackle que estadísticamente tengan menos riesgo de lesión y con el tiempo ayuden a reducir las tarjetas rojas.

Operativo desde los internacionales de julio y siendo un programa de un año de duración en aquellas competencias de elite que operan con el protocolo de Evaluación de Lesión de Cabeza (HIA), cualquier jugador cuya citación o tarjeta roja por contacto con la cabeza haya sido sostenida por un panel disciplinario, podrá aplicar como mitigante de su sanción una intervención de coaching  que analizará el tackle/contacto, identificando e implementando modificaciones positivas para reducir el riesgo de lesión. Esta intervención será supervisada por un grupo independiente de revisión de coaching y solo estará disponible para los sancionados por primera vez.

Para ver: La Letrada Adjunta de World Rugby Yvonne Nolan explica el proceso

Un jugador que participe de la intervención de coaching trabajará con el entrenador para identificar como la técnica contribuyó al juego sucio. El entrenador y jugador luego presentarán evidencia fílmica de esta intervención y las modificaciones que se llevaron adelante. La intervención de coaching será evaluada por un grupo independiente de revisión compuesto por expertos entrenadores (ver este link), que trabajarán con el entrenador donde sea necesario, para asegurar que las áreas técnicas resaltadas hayan sido tenidas en cuenta. Al completar exitosamente esta intervención, se le reducirá la sanción al jugador en una semana/partido.

El CEO de World Rugby Alan Gilpin dijo: “Como deporte, nuestra misión es reducir la frecuencia de impactos de cabeza tanto en partidos como en ámbitos de entrenamientos y estamos enfocando esto a través de la educación, la enmienda de las leyes y con duras sanciones.”

“Hemos tenido buenos avances; el incremento de frecuencia de tarjetas rojas desde que se amplió el alcance del Proceso de Contacto de Cabeza (HCP) ha sido un positivo disuasorio y una herramienta para la toma de conciencia. No obstante, debemos también enfocarnos en la ayuda del rugby con la promoción de mejores prácticas. La posibilidad de reducir una sanción en una semana/partido con una positiva intervención, trabajando en la técnica, es un incentivo que esperamos conduzca a menos repeticiones de esta ofensa, menos incidentes y una mayor comprensión de las conductas de bajo riesgo.”

“También será un desafío para que los entrenadores piensen sobre la técnica de tackle y la seguridad, lecciones aprendidas de estos casos que pueden aplicarse a cada jugador, creando un beneficio para todos los jugadores del rugby.”

“Es importante remarcar que no estamos diciendo que el contacto con la cabeza es exclusivamente un tema técnico; seguiremos trabajando incansablemente para reducir los riesgos con enmiendas a las reglas y mayor educación, pero la buena técnica ciertamente contribuye a reducir el riesgo de lesión de cabeza. Nos alienta saber que jugadores y entrenadores comparten esta visión. Esperamos ver como evoluciona este estudio piloto.”

El proceso fue diseñado por los miembros del Grupo Proceso de Contacto de Cabeza, que incluye entrenadores, jugadores, referís y personal judicial. Es visto como un paso positivo por los jugadores, ya que esperan incentive y asista con la ejecución de conductas de tackle y contacto más seguras.

El proceso representa el enfoque multifacético del rugby hacia la reducción de contacto con la cabeza en el rugby. World Rugby está actualmente considerando, del actual paquete de pruebas a las leyes empujadas por el bienestar y seguridad, junto a las áreas de foco del punto de contacto, cuales son adecuadas y exitosas para el ámbito de prueba global, operando desde el 1 de agosto.

El Grupo de Revisión de Coaching está integrado por Pablo Bouza (ex jugador y entrenador), Richie Gray (entrenador de contacto y habilidades), Mitch Chapman (ex jugador y entrenador nacional de oficiales de partido), Giselle Mather (ex jugadora y entrenadora) y Vincent Clerc (ex jugador).

Fuente: WORLD RUGBY – Foto: WORLD RUGBY