//Boca-Talleres: el Xeneize sufrió a seis exjugadores de su semillero y perdió 1 a 0

Boca-Talleres: el Xeneize sufrió a seis exjugadores de su semillero y perdió 1 a 0

En el partido más flojo de 2020, Boca exhibió una imagen muy deslucida y perdió por primera vez en el año. Fue derrota 1 a 0 frente a un equipo de Talleres integrado en su mayoría por chicos que el propio club de la Ribera formó.

Fue la entidad Xeneize la que invirtió años y dinero para formar a Nahuel Tenaglia y Joel Soñora (no llegaron a debutar), Juan Cruz Komar (5 partidos), Franco Fragapane (4), Tomás Pochettino (1) y Mateo Retegui (1). Y los seis demostraron todo su potencial en el césped de la Bombonera, allí donde alguna vez soñaron con brillar con la camiseta azul y oro, y entre todos suman sólo 11 partidos en Boca.

El gol lo hizo Soñora (hijo de Diego, ex lateral derecho en los 90) a tres minutos del final, después de una buena jugada colectiva. Pero la figura fue Pochettino. Atrevido, se adueñó de la pelota con frescura y lucidez. Su buena pegada de media distancia quedó a la vista en un tiro libre casi sobre la hora del primer tiempo, que tenía destino de ángulo derecho de Rossi, que voló y llegó a desviar con la punta de sus dedos.

Todo pudo ser muy diferente. Porque cuando se jugaban apenas tres segundos Carlos Tevez le metió un planchazo en la pantorrilla derecha. El chico quedó revolcándose en el círculo central de la Bombonera. Era para expulsión, pero el árbitro Germán Delfino no se animó. Le mostró el cartón amarillo, ante el airado reclamo de todo el conjunto cordobés. El no uso de la tecnología le jugó esta vez muy a favor a BocaCon VAR, el capitán xeneize se hubiera ido a las duchas sin haber llegado a sudar su camiseta número 10. El nerviosismo volvió en los minutos finales, donde fueron expulsados Obando e Izquierdoz.

Lo de Boca fue realmente malo en la primera etapa. Muy lejano a la que venía mostrando el equipo en los últimos juegos. Porque aun cuando su zona defensiva parece inexpugnable hubo una notable carencia de creatividad de mitad de cancha en adelante. En ese sentido, las ausencias de Cardona y de, sobre todo, Salvio, fueron indisimulables.

Izquierdoz vio la roja a pocos minutos del final del partido
Izquierdoz vio la roja a pocos minutos del final del partido Crédito: Federico López Claro/Pool ARGRA

Sólo una jugada tuvo el local en la primera mitad. A los 36m Soldano aprovechó un centro de Mas desde la izquierda, pero su buen cabezazo con pique al piso fue desviado por Caranta sobre su palo derecho. La experiencia del arquero (campeón de la Copa Libertadores con Boca en 2007, dirigido por Russo) aportó calma a la última línea de la T.

Tenaglia realizó una sobria tarea como lateral derecho, anulando por momentos a Villa. Fragapane fue una buena rueda de auxilio para Pochettino. Y Retegui hizo valer toda su humanidad en el área boquense, incomodando a López y a Izquierdoz en cada jugada aérea.

A diferencia de otras noches, en el primer tiempo el equipo que conduce Miguel Ángel Russo pareció quebrado en el mediocampo. La ausencia de Jorman Campuzano fue demasiado evidente, más allá del esfuerzo de Jara y de Capaldo por disimularla.

A Villa le costó desbordar (mérito de Tenaglia) y Maroni sigue ocupando posiciones en las cuales no se lo nota cómodo. El chico cordobés es un enganche tradicional, y sus ganas de estar le juegan en contra: como extremo por izquierda se desgarró ante el DIM en la Libertadores, y hoy, por derecha, intentó meter algún pase filtrado, pero se fue diluyendo en la mediocridad general.

La expulsión de Agustín Obando.
La expulsión de Agustín Obando. Crédito: Federico López Claro/Pool ARGRA

Ante ese contexto, y viendo como la pelota nunca le llegaba limpia, Tevez se fue retrasando en el campo. Por momentos, iniciaba la acción ofensiva en la mitad de la cancha. Eso provocaba que el equipo estuviera siempre en desventaja numérica y todo se le hiciera simple.

En la segunda etapa hubo una leve mejoría de Boca, ante un rival que fue decayendo en lo físico aunque sin resignarse en la búsqueda del triunfo. Pero se insiste: las ausencias de Fabra, Campuzano y Cardona se sintieron. En cambio, en el arco, Rossi, que había dado sobradas muestras de estar capacitado para asumir la responsabilidad de ocupar ese puesto cuando no está Andrada, se fue con un sabor agridulce en su paladar por su débil salida en el gol del club cordobés.

El ingreso de Obando y de Ábila le dio frescura al ataque xeneize. Al ser un centrodelantero goleador, Wanchope obligó a Talleres a prestar más atención en su zaga central. Y el despliegue del juvenil le sirvió al equipo para ofrecer en los últimos 20 minutos una imagen algo más decorosa. Aunque no alcanzó.

La derrota baja al Xeneize de la cima de la zona D. El nuevo líder es justamente Talleres, que llegó a 7 unidades contra 6 del local.

El invicto del ciclo Russo llegó a 15 partidos. E incluso, el de Soñora fue el primer gol que recibió Boca en la Bombonera en este 2020.

Después de 253 días y aquella inolvidable y festiva jornada del 7 de marzo (cuando le ganó la Superliga a River en los últimos minutos de la última fecha), el equipo de la Ribera volvió a jugar en su estadio por el campeonato local, en un escenario tan infrecuente como extraño. Y sin el habitual aliento de sus hinchas, jugó un partido demasiado flojo y se quedó con las manos vacías.

MATCHDAY LIVE

Boca Juniors

4-2-3-1
Boca Juniors 0 1 Talleres de Córdoba Talleres de Córdoba

4-3-3
Liga Profesional Argentinadomingo 15 noviembre 2020
Estadio: Alberto José Armando (La Bombonera)    Árbitro: Germán Delfino

Fuente: Pablo Lisotto – LA NACION DEPORTES – Foto: LA NACION DEPORTES – Twitter Boca TV Play@BocaTVPlay –

LA NACION DEPORTES