//Barcelona-Messi: el club se deshace de sus estrellas para retener a su capitán

Barcelona-Messi: el club se deshace de sus estrellas para retener a su capitán

La ingeniería financiera del club catalán para retener al argentino.

Transcurrían los primeros días de 2021 cuando el club Barcelona informó de una preocupante lista de pasivos: en total debía más de 100 millones de dólares a más de diez clubes. Daba la sensación de que la dirigencia de Josep María Bartomeu, muy debilitada por la derrota por 8-2 contra Bayern en la Champions League, la salida de Luis Suárez con ingresos cero y una querella con Lionel Messi que llegaba a su mayor intensidad, se sacaba de encima las “bombas” para que los socios del club no se enteraran de eso por medio de la futura administración. Se avecinaban las elecciones, que ganaría Joan Laporta con 54,28% del total de los votos, y la continuidad de Messi figuraba con un signo de interrogación al que, probablemente, una victoria de quien había sido el líder del club entre 2003 y 2010 haría desaparecer.

Ese escenario se cumplió: Laporta es el presidente y ahora hay un principio de acuerdo entre Barcelona y el futbolista. Pero Barça se encuentra muy por arriba del límite de gastos impuesto por la UEFA y, según reglas de la entidad europea de fútbol, la masa salarial de los clubes miembros no puede superar el equivalente a 70% de los ingresos. No cumplir esa norma puede implicar sanciones, como deducción de puntos, retención de los ingresos percibidos en competiciones e incluso la quita de un título o premio obtenidoEn el caso de Barcelona, esa proporción es de 110%. En rigor, la institución blaugrana puede contratar a Messi, pero deberá organizar sus finanzas.

Joan Laporta, el nuevo presidente de Barcelona, visita el vestuario en el primer día de pretemporada del equipo.
Joan Laporta, el nuevo presidente de Barcelona, visita el vestuario en el primer día de pretemporada del equipo.– FC Barcelona

La radio catalana RAC 1 informó el 25 de junio que Barcelona debía suprimir 200.000.000 de euros en masa salarial de futbolistas. Casi al mismo tiempo, el club culé anunció las llegadas de Sergio Agüero Memphis Depay, que arribaron como agentes libres, de modo que sus pases no costaron dinero. Pero para inscribirlos el club deberá cortar gastos inmediatamente. Lo advirtió Javier Tebas, el presidente de LaLiga, en una entrevista con el canal de YouTube de Ramón Álvarez de Mon: “El control económico salvaguarda la integridad de la competición, hace que La Liga sea sostenible”. También dijo que no hará la vista gorda con el límite salarial para inscribir a Messi.

Sergio Agüero, a quien Barcelona logró incorporar sin costo alguno por el pase.
Sergio Agüero, a quien Barcelona logró incorporar sin costo alguno por el pase.

Una posible salida del problema

Medios españoles como El País y Mundo Deportivo sostienen que la continuidad del 10 es un hecho y que falta pulir detalles. Los movimientos de la dirigencia dan a entender que mueven las fichas para renovar ese contrato y al mismo tiempo bajar el excedente de gastos. Por eso el rosarino aceptaría un monto anual que se reduciría 45% en comparación con el que percibía hasta el 30 de junio.

Otra de las operaciones que Mundo Deportivo señala es un trueque Saúl Ñíguez-Antoine Griezmann. Sería una bomba deportiva con lógica económica: el sueldo del delantero francés supera al que recibe el mediocampista de Atlético de Madrid. Según Fichajes.comGriezmann cobra 34 millones de euros por año, y Saúl, 11. Esa sola operación ahorraría a Barcelona 23.000.000 de euros por temporada, un 11% de lo que debe suprimir.

Antoine Griezmann estaría en la mira de Barcelona para un intercambio con Saúl Ñíguez, de Atlético de Madrid, que lo haría ahorrar 23.000.000 de euros anuales.
Antoine Griezmann estaría en la mira de Barcelona para un intercambio con Saúl Ñíguez, de Atlético de Madrid, que lo haría ahorrar 23.000.000 de euros anuales.CRISTINA QUICLER – AFP

Este marco da aun más sentido a otra transferencia que el club procura desde la temporada pasada: la venta de Samuel Umtiti. El francés arrastra una lesión de rodilla y en la temporada 2020/2021 jugó apenas 827 minutos como culé, equivalentes a apenas nueve partidos. El defensor percibe 14 millones de euros por temporada. Venderlo cortaría un 7% más el excedente de gastos.

El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema (R) desafía al defensor francés del Barcelona Samuel Umtiti durante el partido de fútbol de la Liga española entre el Real Madrid y el Barcelona en el estadio Santiago Bernabeu en Madrid el 1 de marzo de 2020
El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema (R) desafía al defensor francés del Barcelona Samuel Umtiti durante el partido de fútbol de la Liga española entre el Real Madrid y el Barcelona en el estadio Santiago Bernabeu en Madrid el 1 de marzo de 2020GABRIEL BOUYS – AFP

Los casos de Junior Firpo y Philippe Coutinho se asemejan al del zaguero campeón del mundo: no han tenido continuidad y sus contratos suman galones a la mochila que la dirigencia pretende alivianar. El primero fue transferido a Leeds, de Inglaterra, por 15 millones de euros. En Barcelona ganaba 6 millones cada año.

Junior Firpo (L) frente al argentino Ángel Correa, de Atlético de Madrid; el defensor pasó a Leeds y esfumó 6.000.000 de euros de gastos por temporada para Barcelona.
Junior Firpo (L) frente al argentino Ángel Correa, de Atlético de Madrid; el defensor pasó a Leeds y esfumó 6.000.000 de euros de gastos por temporada para Barcelona.PIERRE-PHILIPPE MARCOU – AFP

Por último, aparece Francisco Trincão, uno de los nuevos del plantel. El portugués creció considerablemente bajo la conducción del director técnico Ronald Koeman, pero su destino será aportar, de momento, a la reestructuración financiera: irá en préstamo por una temporada a Wolverhampton, de Inglaterra, en una operación que le aligerará 8 millones al club español.

“Es imposible hacer trampas”, enfatizó Tebas en la entrevista. Un mensaje clarísimo a un Barcelona que deberá reconstruir su gloria desde los escritorios de la tesorería.