//Banfield – Lanús, por la Copa de la Liga: el Taladro festejó con la inteligencia de Galoppo y los golazos de Pons, pero el Granate va a pedir los puntos

Banfield – Lanús, por la Copa de la Liga: el Taladro festejó con la inteligencia de Galoppo y los golazos de Pons, pero el Granate va a pedir los puntos

Venció en el clásico al Granate por 2-0 con tantos anotados por su N° 9; el equipo de Zubeldía jugó más de un tiempo con un jugador menos por la expulsión de Orsini, reclamará los puntos en la AFA por la mala inclusión de Gregorio Tanco.

Banfield ganó este sábado el clásico en la cancha. Fue por 2-0, con dos golazos de Luciano Pons, pero luego del partido se supo que Lanús pedirá el martes los puntos en la AFA. ¿Por qué? Reclamará la mala inclusión de Gregorio Tanco, defensor que ingresó a nueve minutos del final en reemplazo del lateral derecho Emanuel Coronel. Tienen pruebas de que Tanco estaba suspendido, que arrastraba una sanción del partido con San Lorenzo en la reserva. Y, por tal motivo, no podía jugar ni en reserva ni en primera.

Así lo explicaba Nicolás Russo, presidente de Lanús, tras el partido: “Vamos a pedir los puntos por mala inclusión de Gregorio Tanco. Es claro el reglamento, el jugador tenía una fecha por cumplir y jugó a la fecha siguiente. Son errores que se cometen y nosotros no podemos dar ventaja”, explicó en declaraciones a Radio Mitre.

En la cancha, había ganado muy bien Banfield, en un clásico disputado en el estadio Florencio Sola, por la sexta fecha de la Copa Liga Profesional 2021 al vencer 2-0 con dos golazos de Luciano Pons. Así, Banfield escalaba a la cuarta posición en la Zona 1 y Lanús -que jugó más de un tiempo con un futbolista menos por la expulsión de Orsini- bajaba a la quinta ubicación en la Zona 2. Ambos prometen seguir dando pelea, tanto en la cancha como en los escritorios.

Lo mejor del clásico del Sur

En el primer tiempo arrancó mejor el equipo de Luis Zubeldía. Con presión alta y con un retoque en su habitual esquema táctico. Esta vez no fue ni 4-3-3 ni 4-4-2. Lanús salió a jugar 4-2-3-1, con Matías Esquivel por detrás del centrodelantero Sand, con Orsini y Acosta a los costados del zurdo Esquivel, y con el doble 5 compuesto por Toto Belmonte y Facundo Quignón, con buena presencia y quites.

A Banfield lo ahogaba ese plan. Lanús lo aplicó eficazmente hasta los 30 minutos, cuando Payero y Galoppo casi no habían tocado la pelota con peligro. Ese movimiento en bloque del Granate, además, fue la razón por la que, salvo una corrida de Cuero, casi no tuvo la posibilidad el local de sacar contraataques, situación cuando se hace más peligroso. Los conducidos por Sanguinetti mantuvieron el habitual 4-3-3, con Payero, Cabrera y Galoppo en la línea de mediocampistas y, arriba, el tridente Cuero, Pons y Juan Alvarez.

En ese lapso, Lanús contó con la situación más clara: a partir de una de las tantas proyecciones de Bernabei (uno de los de mejor rendimiento durante el primer tiempo), el lateral abrió para la llegada de Esquivel, que remató a colocar, la pelota la desvió el arquero Arboleda y Acosta –que tomó el rebote- impactó a la carrera pero quien salvó el gol en la línea fue Maldonado.

Banfield vs Lanus
Banfield vs LanusLA NACION/Hernan Zenteno

Un párrafo aparte para Lautaro Acosta: cuando está metido puede ser desequilibrante, genera penales, puede llegar al gol y logra asistir a sus compañeros. Pero como en días como este sábado… Estuvo insoportable pero por la cantidad de quejas, faltas cometidas, reclamos y pedidos de tarjeta a un influenciable Darío Herrera, también de muy flojo partido.

El Taladro reaccionó a partir de las apariciones de Galoppo y Payero. Galoppo pisa el área con criterio, marca pero también tiene olfato de gol. La polémica se vio sobre el final de la primera etapa: a los 44 minutos, el juez Herrera expulsó por doble amarilla a Nicolás Orsini, por una plancha sobre Cabrera. Dio la impresión que se apresuró en la decisión, pero eso generaba otro condimento para el segundo tiempo. ¿Banfield iba a poder hacer la diferencia con el hombre de más?

Entregó la respuesta a los 5 minutos, con un golazo de Pons. Galoppo lo vio muy bien con el pase (lo habilitaba Bernabei) y el 9 resolvió en tres toques: control orientado, gambeta al arquero Morales y pase a la red.

Lanús había salido a jugar sin cambios, con un 4-4-1, con Esquivel y Acosta a los costados de Belmonte y Quignón y con Sand como referencia de ataque. Pero sufrió ese mazazo.

Y si Banfield había encontrado en cinco minutos la respuesta sobre el hombre de más, la del clásico casi definido la resolvió a los 12 minutos, con otro golazo de Pons. Esta vez, el 9 anotó con un gran cabezazo al ángulo superior izquierdo de Morales tras recibir un centro desde la derecha de Alvarez. Sanguinetti tomó una buena decisión en el entretiempo: para la segunda etapa, enrocó las posiciones de los wines. Cuero pasó a la izquierda y Juan Alvarez jugó en la derecha. Y de allí Alvarez (que hasta allí no había participado del juego), asistió a Pons.

Luciano Pons tiene la particularidad de que hizo goles en todas las categorías del fútbol argentino. En la D, con Argentino de Rosario; la C, con San Miguel; en la B, con Atlanta y Flandria; en Primera Nacional con San Martin, y ahora en Primera con Banfield.

Los clásicos se juegan con el corazón. Allí se puede apuntar el nivel de Cabrera, el volante central del Taladro, lo de Galoppo, Payero y Pons, pero también lo de Emanuel Coronel: el lateral derecho finalizó con un dedo fracturado y sin querer dejar el campo de juego. “No me saques. Tengo la mano quebrada, pero esto se juega con los pies”, le imploró Coronel al DT Sanguinetti ante los micrófonos de TNT Sports. Ante esa lesión, Sanguinetti lo reemplazó por Gregorio Tanco a nueve minutos del final. Y se desató una polémica que tendrá más capítulos.

Matchday Live

Banfield

4-1-4-1
2 0 Lanús

4-2-3-1
Liga Profesional Argentina, sábado 20 marzo 2021
Estadio: Florencio Solá    Árbitro: Darío Herrera

Fuente:Christian LeblebidjianChristian Leblebidjian LA NACION – Fotos: LA NACION/Hernan Zenteno – LA NACION – Video: ESPN.com – LA NACION