//Marcelo Gallardo: “Nunca me llamaron de la Selección Argentina”

Marcelo Gallardo: “Nunca me llamaron de la Selección Argentina”

En una extensa charla en entrenador de River Plate abordó distintos temas: liderazgo, maneras y su futuro como entrenador. “No rechace a la selección, nunca me llamaron”.

Marcelo Gallrdo habló en F90, el programa de Sebastián Vignolo en ESPN. Repasamos los mejores textuales.

“Cuando te preparas para estar en un lugar como River dejas mucho de lado, una buena o mala acción te puede desequilibrar”.

“Cuando decidí ser entrenador no sabía si iba a ser mi oficio, a mi se me despertó a los 29, 30 años, después no sabes si vas a estar preparado. Hay un montń de factores importantes que iuni se pregunta cómo lo iba a poder desarrollar. Uno está preparado para jugar, nace con una pelota”.

“Si arrancaste y te fue mal empezas a dudar. La primera vez que me pare con el plantel de Nacional iba a dirigir a jugadores con los cuales había jugado, pero ellos debían entender que pasaba a ser el entrenador. Mis decisiones tenían que ser seguras, no podía dudar.
Yo me considero un tipo natural, soy gestual, esa naturalidad me dio la posibilidad de sacarme los miedos, de no decir cosas para caer bien, de no tener que tribunear -nunca me gustó-. Después tengo miles de errores y me voy a equivocar como todos”.
Al séptimo partido con Nacional ya me querían echar, pero me bancaron algunos dirigentes. El dirigente que vale es el que no se deja llevar por la tribuna o las redes sociales.

“Yo no me meto en el vestuario, casi nunca lo hago, solo en algún momento cuando lo preciso. Suelo tomarme tiempo, en caliente uno puede decir cosas que no están bien, tenes que bajar las pulsaciones, no tenes que hacer un papelón”.

“Mi mensaje cuando llegué a River fue claro, como eran mis maneras y formas, lo que necesitábamos transmitir. Había que despertar a un monstruo que estaba en pleno renacimiento, había que darle para adelante. Los jugadores entendieron todo y dejaron todo, ese comienzo fue fundamental”.

“Cuando llegamos Ponzio estaba en una situación de inestabilidad emocional, venía de no jugar mucho, era un jugador muy resistido por el hincha de RIver. Ahí es cuando un entrenador puede acertar, darse cuenta si el jugador quiere la segunda oportunidad y pueda revertir la situación. Le dimos el espacio y se volvió a sentir importante. Con el correr del tiempo se hizo mejor jugador, más posicional, más inteligente, empezó a entender el juego de otra manera.
Enzo Pérez es el jugador más importante que tenemos en el fútbol argentino, por todo lo que nos ha dado. Todos nos respetamos entre todos, de la convivencia y de las personas, pero en los entrenamientos los jugadores se sacan chispas, lo que me da adrenalina, vamos por el buen camino. Sigue existiendo la competencia interna que nos mantiene”.

“Un entrenador tiene que estar preparado, más después de todo lo que viví todos estos años en River. Dirigir la selección se da, cuando te vienen a buscar, te cuentan un proyecto. En un futuro me encantaría ser el entrenador de la Selección Argentina, pero tiene que haber un deseo de ambas partes”.

“Alemania tuvo un proyecto de 16 años de selección, y estaban esperando que termine ese para empezar otro, estamos hablando de algo serio, de proyectos que se establecen y desarrollan, estamos lejos de eso”.

“Nunca nadie me llamó de la selección argentina, sino queda como que he rechazado el ofrecimiento y es mentira. Desmiento que haya habido algún contacto para entrenar la selección”.

“El mundial es la competencia en la cual todos quieren estar, es ese mes de estar enfocado, me llama mucho la atención, ojalá en algún momento podamos coincidir”.

“Exportar el método de trabajo es posible si uno no pierde la esencia, en otros lugares hay otras culturas idiomas, un montón de situaciones que hacen que tengas que estar preparado, que haya un proyecto que te sostenga. En River para dejarme ser me tuvieron que sostener, no hemos ganado siempre, también hemos perdido. Si no estás con gente que sabe lo que sos, se pierde la brújula, todo se desequilibra”.

“He tenido ofertas en todos estos años de clubes de Europa, que no voy a nombrar porque no acepté claramente, pero en todo este tiempo mi compromiso estuvo con River y así va a ser hasta que termine el contrato. Más allá de las ofertas y posibilidades decidí respetar mi vínculo con River Plate”.

“A veces hay jugadores con un proceso más lento que otros, no todos son iguales, todos son un mundo distinto. Hay algunos jugadores que no pude entrar y siento que es mi responsabilidad. El equipo ha hecho destacar a los jugadores, no somos un equipo que dependa de dos o tres jugadores. Más allá del respaldo, la continuidad y el apoyo el jugador debe imponerse. A Jonatan Maidana lo ves entrenar con la edad que tiene, como entrenador es un honor. Al igual que Pinola y Enzo Pérez, son líderes silenciosos, con acciones. No levantan la voz, lideran desde la acción y el comportamiento”.

“Escuché lo que dijo Riquelme, no sé en que contexto, lo que dijo es verdad, no hemos ganado una liga local. Boca ha sido dominador en torneos locales, en esta era y nosotros lo hemos superado en lo internacional. Hay que ver en qué contexto lo expresó, hace una año y medio atrás dijo otra cosa, pero estaba afuera de la política de Boca Juniors, y en ese momento dijo que una Copa Libertadores valía como diez campeonatos locales”.

“En este contexto de país no suma la chicana, son momentos delicados de la argentina, todo está muy susceptible, de nuestro lado vamos a tratar de respetar al rival como lo que es, un rival. El uno no podría vivir sin el otro. Si hay respeto lo seguiremos disfrutando, sin tener que herirnos para quedar bien con la tribuna”.

Fuente: Redacción El Gráfico – ESPN F 90 FUTBOL –  Foto: El Gráfico – Videos: ESPN F 90 FUTBOL