//Paulo Díaz: el nuevo líder de River, de aquel delantero a este zaguero tenaz y eficaz

Paulo Díaz: el nuevo líder de River, de aquel delantero a este zaguero tenaz y eficaz

Paulo Díaz era delantero. Sí, delantero. A los 11 años fue goleador de su división en Cobreloa. Tenía técnica y velocidad, pero empezó a retroceder en la cancha porque los clubes no lo querían por su baja estatura y su delgadez. Tan es así que fue descartado en las inferiores de Audax Italiano antes de llegar a Palestino, club en el que debutó. Nutrido tácticamente por sus variantes posicionales a lo largo de su carrera, su polifuncionalidad es uno de los aspectos que rápidamente deslumbró a Marcelo Gallardo, el entrenador que siempre confió en él a pesar de los vaivenes en sus rendimientos. El tiempo le dio la razón: a los 27 años, es una pieza fundamental para el engranaje colectivo de River. Defiende y juega. Tiene la cancha en la cabeza. Y se transformó en el líder espiritual de un equipo que lo necesita siempre concentrado y activo.

Díaz contagia. Buenas energías, ganas y sacrificio. Es respetado, querido y valorado internamente por su compromiso con el equipo. Siempre con una sonrisa en cada entrenamiento, en cada partido o en cada foto en la que es retratado en soledad o con sus compañeros, su perfil bajo y su figura de bonachón no condicen con su carácter y su actitud rabiosa en la cancha, tal como si fuese “Simón El Agradable”, el famoso personaje que hacía de villano de la reconocida serie El Superagente 86. Es que, además, fuera del campo de juego también lleva una vida muy calma, familiar y alejada de los flashes de la fama. Pero dentro de la cancha se transforma en una fiera ingobernable, tal como demostró el miércoles pasado en la Copa Libertadores en su tierra natal y contra su exequipo.

Paulo Díaz renovó a principios de año su contrato con River hasta fines de 2024
Paulo Díaz renovó a principios de año su contrato con River hasta fines de 2024River Plate Oficial

El próximo 12 de mayo se cumplirán nueve años exactos del debut de Díaz en la primera división de Palestino en Chile. Desde aquel inicio profesional en 2013 tuvo pasos por Colo-Colo, San Lorenzo y Al-Ahli, hasta que en agosto de 2019 recaló en Núñez y su carrera despegó por completo. Tras un inicio con altibajos lógicos al llegar a River, el defensor chileno se asentó en el tiempo, se consolidó en la zaga central tras la partida de Lucas Martínez Quarta al fútbol italiano en pleno 2020, tuvo un gran 2021 con fuerte presencia en la selección chilena y en 2022 confirmó su liderazgo en el Millonario.

Con constancia, esfuerzo y un juego que fue evolucionando y creciendo en el tiempo, se ganó su lugar en el equipo titular y hoy es una ficha insustituible para Gallardo. Por eso, la dirigencia se anticipó en enero y le renovó su contrato hasta diciembre de 2024. Sostenerlo en el tiempo es una prioridad absoluta para el DT que siempre lo vio como un jugador de selección a potenciar, más allá del proceso de adaptación que debió vivir hasta consolidarse.

Gol de Paulo Díaz a San Lorenzo

Hoy es el primer marcador central en una zaga que funciona de memoria con David Martínez. Y aunque River todavía sigue en proceso de ajustes defensivos y ofensivos en un 2022 con un funcionamiento que no ha alcanzado el nivel pretendido por el cuerpo técnico, Paulo Díaz tiene un rol predominante en la estructura colectiva: es el primer contacto con la pelota para salir limpio desde el fondo, siempre busca el pase filtrado para asistir a volantes o delanteros, ordena a sus compañeros, entiende cómo jugar mano a mano y adelantado en el campo cuando el equipo se desdobla para atacar y tiene firmeza en la marca y el juego aéreo. Un número dos más que completo.

Sus estadísticas a lo largo del 2022 lo reflejan: pese a ser defensor, es un jugador de toda la cancha. Su participación en el juego va mucho más allá de ser el sostén defensivo con firmeza y presencia en el área propia, sino que también es el segundo jugador con más intervenciones por partido (80.7, detrás de las 80.9 de Enzo Fernández) y el segundo con más pases por partido (67.2 con un 81,1% de efectividad, detrás de David Martínez), según datos de Opta.

Paulo Díaz marcando a Hulk, delantero de Atletico Mineiro, en un partido de 2021
Paulo Díaz marcando a Hulk, delantero de Atletico Mineiro, en un partido de 2021Bruna Prado – Pool AP

Pero no todo queda ahí. Es líder en recuperaciones (9.2) y en despejes (4.3) por partido, es el jugador que más duelos de pelota (12.5) tiene por juego con una efectividad del 56,7%, que se potencia a 65,4% cuando de duelos aéreos (6.5) se trata. Y, pese a ser el jugador del equipo que más faltas comete, tiene un bajo promedio de 1.8 por partido, amparado también por la constante posesión de la pelota que suele tener el Millonario en cada encuentro.

Esta noche de sábado River jugará una parada brava en Junín contra Sarmiento para ir por su clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga y el zaguero chileno buscará volver a demostrar el nivel que ya lo deposita en las vidrieras europeas. Pese a eso, su cabeza no mira más allá: en River encontró un hogar, un equipo y un grupo humano en el que es figura y líder. Quizás su cuenta pendiente es poder alzar la Copa Libertadores, después del trago amargo de la final en Lima con Flamengo en 2019. Pero, por fuera de los títulos y los logros, Paulo Díaz hoy sabe que el escenario es el ideal para seguir creciendo.

Fuente:Ir a notas de Juan Patricio Balbi VignoloJuan Patricio Balbi Vignolo  PARA LA NACION – Fotos: River Plate – River Plate Oficial – Bruna Prado – Pool AP – LA NACION Deportes – Video: TNT Sports Argentina – You Tube – LA NACION Deportes