//Los campeones olímpicos empataron en el debut

Los campeones olímpicos empataron en el debut

En un partido muy complicado, los Leones igualaron 1 a 1 frente a España en su presentación. Mazzilli puso el 1-0 y los españoles empataron con un corner corto.

Pasaron cinco años y, por fin, los Leones pudieron salir a la cancha a defender el oro olímpico conseguido en Río de Janeiro. Pasado el mediodía del sábado tokiota, Argentina logró un 1 a 1 importante ante un rival difícil del grupo A y en un partido en el que por lo menos durante 15 minutos debió jugar con un hombre menos por la cantidad de tarjetas recibidas (y bajo un intenso calor, además).

España tuvo un mayor control de la bocha a lo largo del primer tiempo e incluso antes de la apertura del marcador contó con una buena posibilidad a través de Iglesias, que se anticipó a Tolini y buscó definir sobre Vivaldi pero la chance se le fue apenas alta. En esos primeros 30 minutos el conjunto español tuvo una mayor movilidad de sus volantes y desde ahí marcó una superioridad. Sin embargo Argentina fue muy sólida en su sistema defensivo y, por ejemplo, jamás cedió una chance de corner corto. De todos modos, sobre el arranque del segundo cuarto los mediocampistas argentinos se pusieron más firmes en su juego y ahí la ilusión empezó a tomar forma.

Hasta que finalmente el gol se concretó a los 23 minutos con una impresionante conexión entre dos ganadores del oro. Vila bajó hasta la mitad de la cancha para conectarse con la bocha y, en el área, Agustín Mazzilli hizo un desmarque a doble pisada. Vila encontró a su compañero con una larga asistencia y la genialidad de Mazzilli hizo el resto para abrir el marcador y agrandar la ilusión.

En el complemento la posesión fue casi en su totalidad para los españoles. Pero entre sus propias deficiencias a la hora de atacar sumadas a sus escasas ideas ofensivas y la prolijidad absoluta de los argentinos en el momento de defender el área propia, el partido siguió siendo de un tenor parecido al del primer tiempo. Al menos en el tercer cuarto.

Porque en el último, y ya más obligado por el reloj y el resultado, España se paró más adelante hasta que encontró sus primeros cortos. En el segundo estuvo cerca, pero Vivaldi respondió con acierto. Y en el tercero fue Pau Quemada el que acertó para empatar a los 22 minutos y así llegar al resultado definitivo.

Argentina volverá a jugar este domingo a las 7 (19 de Tokio) ante Japón, que se presentó con una derrota frente a Australia, el mejor equipo del mundo, por 5 a 3. Además, India le ganó a Nueva Zelanda por 3 a 2 por el mismo grupo A.

Argentina formó con Juan Manuel Vivaldi; Leandro Tolini, Pedro Ibarra, Nahuel Salis; Juan Martín López, Matías Rey, Lucas Rossi, Ignacio Ortiz; Lucas Vila, Maico Casella y Nicolás Keenan. Luego entraron Mazzilli, Martínez, Cicileo, Habif y Bugallo.

Pasaron cinco años y, por fin, los Leones pudieron salir a la cancha a defender el oro olímpico conseguido en Río de Janeiro. Pasado el mediodía del sábado tokiota, Argentina logró un 1 a 1 importante ante un rival difícil del grupo A y en un partido en el que por lo menos durante 15 minutos debió jugar con un hombre menos por la cantidad de tarjetas recibidas (y bajo un intenso calor, además).

España tuvo un mayor control de la bocha a lo largo del primer tiempo e incluso antes de la apertura del marcador contó con una buena posibilidad a través de Iglesias, que se anticipó a Tolini y buscó definir sobre Vivaldi pero la chance se le fue apenas alta. En esos primeros 30 minutos el conjunto español tuvo una mayor movilidad de sus volantes y desde ahí marcó una superioridad. Sin embargo Argentina fue muy sólida en su sistema defensivo y, por ejemplo, jamás cedió una chance de corner corto. De todos modos, sobre el arranque del segundo cuarto los mediocampistas argentinos se pusieron más firmes en su juego y ahí la ilusión empezó a tomar forma.

Hasta que finalmente el gol se concretó a los 23 minutos con una impresionante conexión entre dos ganadores del oro. Vila bajó hasta la mitad de la cancha para conectarse con la bocha y, en el área, Agustín Mazzilli hizo un desmarque a doble pisada. Vila encontró a su compañero con una larga asistencia y la genialidad de Mazzilli hizo el resto para abrir el marcador y agrandar la ilusión.

En el complemento la posesión fue casi en su totalidad para los españoles. Pero entre sus propias deficiencias a la hora de atacar sumadas a sus escasas ideas ofensivas y la prolijidad absoluta de los argentinos en el momento de defender el área propia, el partido siguió siendo de un tenor parecido al del primer tiempo. Al menos en el tercer cuarto.

Porque en el último, y ya más obligado por el reloj y el resultado, España se paró más adelante hasta que encontró sus primeros cortos. En el segundo estuvo cerca, pero Vivaldi respondió con acierto. Y en el tercero fue Pau Quemada el que acertó para empatar a los 22 minutos y así llegar al resultado definitivo.

Argentina volverá a jugar este domingo a las 7 (19 de Tokio) ante Japón, que se presentó con una derrota frente a Australia, el mejor equipo del mundo, por 5 a 3. Además, India le ganó a Nueva Zelanda por 3 a 2 por el mismo grupo A.

Argentina formó con Juan Manuel Vivaldi; Leandro Tolini, Pedro Ibarra, Nahuel Salis; Juan Martín López, Matías Rey, Lucas Rossi, Ignacio Ortiz; Lucas Vila, Maico Casella y Nicolás Keenan. Luego entraron Mazzilli, Martínez, Cicileo, Habif y Bugallo.

Fuente: Prensa CAHockey -Fotos: Gentileza FIHockey – Prensa CAHockey