//Juan Martín del Potro-Martín Jaite, el abrazo menos pensado después de años de conflictos

Juan Martín del Potro-Martín Jaite, el abrazo menos pensado después de años de conflictos

El tandilense y el director del Argentina Open, distanciados desde hace más de una década, se encontraron en el BALTC.

Juan Martín del Potro y Martín Jaite articularon, en tiempos no tan lejanos, una relación que no tuvo paz. Un vínculo con numerosos cortocircuitos y capítulos conflictivos que incluyeron la renuncia del tandilense a la Copa Davis en 2013 (con Jaite como capitán) y la enemistad del jugador con una porción de la dirigencia de la Asociación Argentina de Tenis. De hecho, hasta esta temporada, Del Potro había jugado el ATP de Buenos Aires únicamente en 2006 (en el inicio de su carrera) y, si bien en las mismas semanas del tour priorizaba los certámenes sobre superficie dura, en su ausencia también influía que el director del torneo porteño fuera Jaite, con quien no tenía feeling.

“¿Si no me arrepiento de haber jugado más veces el torneo de Buenos Aires? No, porque armaba mis calendarios pensando en Indian Wells y Miami, en la cancha rápida, en los primeros tres o cuatro meses del año para después estar bien en el resto del año”, explicó Del Potro hace unos días.

Jaite y Del Potro, en tiempos difíciles de Copa Davis.
Jaite y Del Potro, en tiempos difíciles de Copa Davis.Archivo

Cuando en septiembre pasado, de visita en el US Open para pelotear con John McEnroe y cumplir con compromisos comerciales, Del Potro comentó que el Argentina Open era una opción para reaparecer en el circuito este año, generó una gran sorpresa, y un gratísimo sobresalto a los ejecutivos de Tennium (la compañía propietaria del Argentina Open), que de inmediato se pusieron a trabajar en un posible contrato. Finalmente, la presencia del exnúmero 3 del mundo en el certamen porteño, en la noche del martes pasado (caída por 6-1 y 6-3 ante Federico Delbonis), rompió una larga ausencia en el BALTC y, de cierta manera, marcó un acercamiento con quien fuera uno de sus mayores adversarios.

Después de su primer partido oficial en 965 días, Del Potro regresó al Buenos Aires Lawn Tennis Club esta mañana para participar de una acción con alumnos de distintos polideportivos de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires. Durante su breve estadía matutina en el club se cruzó con Jaite en la zona de jugadores y, al verse, se abrazaron muy afectuosamente, un gesto totalmente inimaginable en otros tiempos y tan pocas veces visto en público que no pasó inadvertido para nadie.

Al principio de su gestión como capitán, en 2012, Jaite intentó seducir a Del Potro y lo calificó como el “as de espadas”, sin embargo, el vínculo (que estaba dañado desde los tiempos en los que Jaite era entrenador de David Nalbandian, sobre todo en la traumática final de la Copa Davis 2008 ante España, en Mar del Plata) nunca mejoró. Es más, empeoró hasta quebrarse.

Del Potro, esta mañana en el BALTC, durante una clínica con chicos de la Ciudad y la Provincia de Buenos aires.
Del Potro, esta mañana en el BALTC, durante una clínica con chicos de la Ciudad y la Provincia de Buenos aires.Argentina Open

El campeón del US Open 2009 jugó solamente dos series bajo la capitanía de Jaite y, en la segunda de ellas (en las semifinales del Grupo Mundial perdidas ante la República Checa por 3-2, en septiembre de 2012, en Parque Roca), diversas discusiones y diferencias en el trato diario lo llevaron a anunciar -a fines de diciembre- que no competiría en la Copa Davis durante 2013. En noviembre de 2013, inclusive, Del Potro publicó una durísima carta en contra del ex Top Ten y la AAT.

Jaite y Del Potro, durante las semifinales de la Davis 2012 ante la República Checa, cuando la relación capitán-jugador atravesaba por grietas profundas.
Jaite y Del Potro, durante las semifinales de la Davis 2012 ante la República Checa, cuando la relación capitán-jugador atravesaba por grietas profundas.

Entre 2014 y 2015, Del Potro vivó una pesadilla por las tres cirugías de muñeca izquierda. Ya rehabilitado y luego de un profundo cambio en la dirigencia de la AAT y en el cuerpo técnico de la Copa Davis, volvió a jugar la competencia en 2016 y el final ya es conocido.

Hoy, en una etapa que parece ser la última de su carrera -según las palabras del propio protagonista-, Del Potro bajó la guardia en algunos cuadriláteros, modificó conductas que lo acompañaron en sus días de mayor efervescencia y, para sorpresa de muchos, se acercó a personas que antes esquivaba. Entre ellas, al menos por estas horas de actividad en el Argentina Open, a Jaite.

Fuente:Ir a notas de Sebastián TorokSebastián Torok  LA NACION – Fotos: Archivo – Argentina Open – LA NACION Deportes – Twitter Argentina Open@ArgentinaOpen  – LA NACION Deportes