//Horacio Zeballos y Marcel Granollers, campeones de dobles sobre el césped del ATP de Halle, un gran impulso con miras a Wimbledon

Horacio Zeballos y Marcel Granollers, campeones de dobles sobre el césped del ATP de Halle, un gran impulso con miras a Wimbledon

El marplatense y el catalán lograron el séptimo título juntos; ahora van por el major británico.

Horacio Zeballos (37 años; nacido en Mar del Plata) y Marcel Granollers (36; de Barcelona) nunca habían competido juntos hasta agosto de 2019. Eran contemporáneos y buenos rivales en el tour, pero, por distintas razones, no habían formado una misma pareja. Hasta que se reunieron para competir en el Masters 1000 canadiense de esa temporada, en Montreal, ganaron el título y, desde entonces, no dejaron de crecer. Hasta el inicio de esta semana llevaban obtenidos seis trofeos juntos (y cuatro finales, entre ellas dos de Grand Slam). Este domingo sumaron otro éxito: en Halle, Alemania.

Máximos preclasificados en el Terra Wortmann Open, uno de los ocho torneos sobre césped del calendario (y de categoría 500 desde 2015), el zurdo argentino y el diestro español vencieron en la final a los terceros favoritos, el local Tim Puetz (16° del ranking de la especialidad) y Michael Venus (9°; Nueva Zelanda), por 6-4, 6-7 (5-7) y 14-12, en una hora y 52 minutos. Para Zeballos, número 4 del mundo y doblista argentino más destacado de la historia, fue su título número 19, pero el primero sobre césped, la superficie más ajena para los jugadores de nuestro país.

El marplatense Horacio Zeballos, en la final de dobles de Halle.
El marplatense Horacio Zeballos, en la final de dobles de Halle.picture alliance – picture alliance

Zeballos y Granollers, que no ostentaban títulos en la temporada y llegaron a Halle luego de haber alcanzado las semifinales de Roland Garros, obtuvieron un premio económico de 131.110 dólares. Para ellos nada fue sencillo: pudieron cerrar la final del certamen germano ante Puetz y Venus en un espinoso match tie-break, misma forma en la que habían ganado las semifinales contra el croata Ivan Dodig y el estadounidense Austin Krajicek, por 7-6 (8-6), 6-7 (4-7) y 10-8, en 1h47m.

Granollers y Zeballos parecían encaminados al título con lirando 5-0 el match tie-break, sin embargo Puetz y Venus se recuperaron y llegaron a contar con dos puntos de campeonato (en el 10-9 y el 12-11). “Hubo un poco de suerte al final del partido porque nunca sabes lo que va a pasar cuando estás 10-10 en el match tie-break”, sonrió Granollers. “Este es un momento realmente especial para mí. Vine a este torneo por primera vez cuando tenía 17 años con mi padre. Conocí a Roger [Federer] aquí, jugué mi primer torneo juvenil, entonces, ¿qué puedo decir? Tengo muy buenos recuerdos, estoy muy feliz, disfruté toda la semana”, añadió Zeballos.

En mayo de 2021, al ganar el título en el Masters 1000 de Madrid junto con Granollers, Zeballos llegó a los 17 y quebró una racha histórica de la leyenda, Guillermo Vilas, que era el argentino con más trofeos en la especialidad (16). Apasionado por el ajedrez (”Me fascina. Lo hago en alguna plataforma digital o con los chicos en el circuito. Cualquier libro o serie sobre ajedrez me encanta”, dijo), Zeballos persigue, desde que se convirtió en uno de los doblistas más destacados del tour, un título major. Hasta ahora se le negó, aunque estuvo muy cerca: junto con Granollers perdieron las definiciones del US Open 2019 (ante los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah) y de Wimbledon, el año pasado (cayeron ante los máximos favoritos, los croatas Nikola Mektic y Mate Pavic).

En Halle, Zeballos y Granollers lograron el séptimo título juntos; en pocos días irán en busca del éxito en Wimbledon, donde fueron finalista en 2021.
En Halle, Zeballos y Granollers lograron el séptimo título juntos; en pocos días irán en busca del éxito en Wimbledon, donde fueron finalista en 2021.picture alliance – picture alliance

Claro que la celebración en Halle, el tradicional torneo en el que Federer se consagró diez veces en el cuadro individual (la última en 2019), es un fabuloso incentivo para Zeballos y Granollers con miras a Wimbledon, que comenzará el 27 de este mes. Ya conocedores de los rincones del All England, el sudamericano y el europeo no pudieron tener mejor impulso para llegar con la confianza en su máxima expresión a la gran competencia en Londres. Experiencia, buena mano y química entre ambos es lo que les sobra. Sólo les falta el empujón final.

Fuente:Ir a notas de Sebastián TorokSebastián Torok  LA NACION – Foto: CARMEN JASPERSEN – AFP – picture alliance – picture alliance – LA NACION Deportes – Video: ATP 500 – LSA NACION Deportes