//A 15 años del primer título Mundial Junior masculino

A 15 años del primer título Mundial Junior masculino

Hoy se cumplen 15 años de la victoria argentina ante Australia en la final de la Copa del Mundo de la categoría sub 21 y con ella la primera y única conquista del oro. Allí sentaron sus bases quienes luego se convirtieron en Leones y se consagraron campeones olímpicos 11 años después. Pedro Ibarra y Lucas Vila, dos de los protagonistas de aquella final, recordaron la hazaña conseguida en Rotterdam (Holanda) y lo que significó para el hockey argentino.

Hace 15 años, el hockey masculino pateó el tablero y se subió a lo más alto del podio mundial. Al mando de Pablo Lombi, 18 jugadores se embarcaron en la 8ª Copa del Mundo con sede en Holanda, celebrada entre el 29 de junio y el 10 de julio de 2005 y que tuvo como escenario al sintético del HC Rotterdam. Un estadio que vio brillar a una generación dorada que se sumó a la subcampeona en Hobart 2001 y que con el correr de los años se afianzó en el seleccionado mayor, que hoy los tiene como referentes principales de Los Leones. Cuatro son los sobrevivientes que hoy forman parte del equipo mayor. Matías Rey, Juan Martín López. Lucas Vila y Pedro Ibarra; estos dos últimos rememoraron aquella hazaña y lo que significó para el presente del hockey masculino.

“Tengo un recuerdo maravilloso. Fueron momentos y vivencias espectaculares. Poder jugar una copa del Mundo era un sueño y lo pudimos cumplir y con creces ya que terminamos ganando ese Mundial”, 
confesó Pedro Ibarra. Para Lucas Vila “fue el primer contacto con el hockey mundial”. “Éramos un gran grupo de jugadores, bastante inconscientes en se momento, pero jugábamos bien al hockey y no nos importaba quién fuera el rival”, agregó.

En el cruce decisivo ante Australia, Argentina protagonizó un duelo muy parejo. Pero fueron los oceánicos quienes a los 34 minutos consiguieron la apertura del marcador por intermedio de Colin Hennessey, de penal. En el complemento, el conjunto nacional salió decidido a dar vuelta la historia, sin saber que que definitivamente escribiría la historia.

Rondando los cinco minutos y después una falta cometida en el área a Juan Saladino, el árbitro sancionó penal y Lucas Vila fue el encargado de ejecutar y establecer la paridad. “Era un penal que valía mucho. En la fase previa habíamos tenido varios penales errados así que era un tema importante. Por suerte lo pude meter y nos sirvió para empatar el partido”, aseguró el Colo.

Cumplido el tiempo reglamentario, Argentina consiguió un córner corto sobre la chicharra. Pedro Ibarra fue el encargado de ejecutarlo y desatar el festejo argentino. “Fue algo más que impensado y que lo soñado alguna vez. Terminar ganando un mundial y con una última jugada creo que es algo épico y que es uno de los recuerdos más maravillosos que me dejó el deporte”, confesó el actual capitán de los Leones.

En el camino hacia el título, Argentina registró seis victorias y dos empates, siendo el único seleccionado invicto del certamen. Anotó un total de 13 goles y sólo recibió seis, con la valla menos vencida. En el debut superó a Alemania -cuádruple campeón- por 3 a 2 con goles de Lucas Vila, Tomás Argento y Lucas Rossi. Luego derrotó por 1 a 0 a Malasia y Sudáfrica, con las conversiones de Pedro Ibarra y Lucas Vila, respectivamente. En la segunda ronda, el conjunto albiceleste igualó con Bélgica (0 – 0) y con Pakistán (1 -1, Lucas Vila), en tanto que superó a Australia por 3 a 1 (Lucas Vila -2- y Manuel Brunet). En la semifinal, los dirigidos por Pablo Lombi eliminaron a España por 2 a 1, con un gol de oro de Pedro Ibarra, y de esa manera se abrieron paso a la gran definición en la que se convirtieron en héroes y alcanzaron la cima del podio.

Así, el de Rotterdam 2005 fue el primer y único título mundial en el historial argentino de la categoría en la rama masculina, ya que en 1993 el seleccionado femenino hizo lo propio en Terrassa (España) y lo repitió en 2016 en Chile.

15 años después, aquel logro sigue intacto y en la memoria de los hoy Leones. “Lo que nos tocó vivir a nosotros años después con el seleccionado mayor demuestra una generación de jugadores que marcó una época histórica en el hockey, tanto la generación de nuestro mundial como la anterior (2001). Creo que la combinación de esas generaciones, más otros jugadores más chicos, conformaron ese gran equipo de los Leones de Río”, aseguró Pedro Ibarra.  Lucas Vila lo considera como “algo muy importante para el hockey argentino”.

“Era la primera vez que un seleccionado salía campeón del mundo sub 21 en caballeros. Todavía se sigue valorando muchísimo. A la vez fue el inicio de toda la camada de jugadores que después terminamos haciendo lo mismo en los Leones, consiguiendo logros que nunca se habían conseguido en la historia del hockey. Fue darnos cuenta de que realmente había buen material y buenos jugadores”, concluyó el delantero argentino.

El plantel argentino estuvo conformado por: Juan Espinosa, Lucas Argento, Matías Rey, Juan Martín López, Ignacio Bergner; Pedro Ibarra, Matías González, Lucas Rossi, Lucas Vila, Tomás Argento, Agustín Corradini, Manuel Brunet, Juan Saladino, Mariano Tisera, Martín Dell’Agnola, Facundo Callioni, Matías Recabarren y Tomás Alonso. Entrenador: Pablo Lombi. Asistente: Juan Pina. PF: Gabriel Figueiras. Jefe de Equipo: Pablo Zabalza. Médico: Javier Blanco. Kinesiólogo: Claudio Bosco. Presidente de Delegación: Mario Galliano.

Posiciones finales: 1° Argentina, 2° Australia, 3° España, 4° India, 5° Holanda, 6° Alemania, 7° Pakistán, 8° Corea del Sur, 9° Inglaterra, 10° Malasia, 11° Bélgica, 12° Egipto, 13° Sudáfrica, 14° Polonia, 15° Chile y 16° México.

Historial de Argentina en Mundiales Juniors:
Versalles 1979 – 6° puesto
Kuala Lumpur 1982 – No participó
Vancouver 1985 –  7° puesto
Malasia 1989 –  5° puesto
Barcelona 1993 – 5° puesto
Milton Keynes 1997 – 6° puesto
Hobart 2001 – 2° puesto
Rotterdam 2005 – 1° puesto
Johor Bahru 2009 – 6° puesto
Nueva Delhi 2013 – 11° puesto
Lucknow 2016 – 5° puesto

Fuente: Prensa CAHockey – Foto: Prensa CAHockey