//Un plan inédito La Confederación Argentina de Básquetbol quiere cambiar su sigla y su estatuto con una novedad inusual

Un plan inédito La Confederación Argentina de Básquetbol quiere cambiar su sigla y su estatuto con una novedad inusual

Clarín tuvo acceso al proyecto de la entidad de llamarse CAB, tener perspectiva de género y abrir un mail para que cualquier persona proponga ideas a ser analizadas en una Asamblea.

La Confederación Argentina de Básquetbol se encamina hacia una renovación de su estatuto y transita las últimas horas antes de hacerlo público, lo cual sucederá en la mañana del lunes 8 de junio. Clarín accedió al proyecto del documento, en el que se destacan la reformulación de la sigla con que se conoció históricamente a la casa madre del básquetbol nacional, una decisión con perspectiva de género y, probablemente lo más novedoso, una apertura al público en general, que podrá acercar sus propias ideas y propuestas antes de llegar a la versión definitiva.

La idea de renovar el estatuto de la CABB, que se retocó parcialmente por última vez en 1996, no es nueva. Fue una deuda que no pudo saldar el anterior titular, Federico Susbielles, y que la actual conducción liderada por Fabián Borro pudo acelerar en parte gracias a la pandemia de Covid-19 que detuvo la actividad en el mundo.

Un conflicto "gigante": el básquetbol femenino, otra vez en el centro de la polémica
Mirá también

Un conflicto “gigante”: el básquetbol femenino, otra vez en el centro de la polémica

Buscando apegarse al modelo “FIBA One” con que la Federación Internacional de Básquetbol modificó su propio estatuto en 2014, se elaboró en los últimos meses este proyecto de reforma que ya pasó por varias etapas y fue revisado por la FIBA en al menos tres ocasiones, algo que hubiera sido mucho más complejo y lento si el coronavirus ​no hubiera puesto en jaque a las competencias.

Según los documentos a los que accedió este diario, restan tres pasos para que el nuevo estatuto esté en condiciones de ser elevado a la asamblea general de la Confederación, cuya sigla perderá la segunda B y se convertirá simplemente en CAB.

Tres de los hombres fuertes del básquetbol argentino: el ex titular de la FIBA, el tucumano Horacio Muratore, ahora presidente honorario de la Confederación local; Fabián Borro, actual conductor de la CABB, y Gerardo Montenegro, presidente de la Asociación de Clubes. 
Foto: @OlimpicoLB

Tres de los hombres fuertes del básquetbol argentino: el ex titular de la FIBA, el tucumano Horacio Muratore, ahora presidente honorario de la Confederación local; Fabián Borro, actual conductor de la CABB, y Gerardo Montenegro, presidente de la Asociación de Clubes. Foto: @OlimpicoLB

La próxima etapa, que dará comienzo este lunes, es la más novedosa: el proyecto se publicará en la web de la entidad y durante diez días estará disponible una dirección de correo electrónico “para la recepción de propuestas, comentarios, observaciones y adhesiones”. Según indica el informe que detalla el camino al nuevo estatuto, “en esta etapa se analizarán las propuestas, comentarios y observaciones que se recepten, a efectos de su eventual incorporación”.

Luego de ello, se hará una última revisión por parte de la FIBA y ahí volverá a la futura CAB para que sea considerada y aprobada por los asambleístas.

En el marco del estatuto en sí, la asamblea general, que es precisamente la que define los destinos de los asuntos más importantes que atañen a la Confederación -como la elección de las autoridades-, se verá modificada a partir de esta reforma.

Rodrigo Goncalves, el  drama del basquetbolista brasileño que está varado en Neuquén
Mirá también

Rodrigo Goncalves, el drama del basquetbolista brasileño que está varado en Neuquén

Hasta ahora, las federaciones provinciales estaban representadas en la asamblea por un delegado titular y un suplente y cada una tenía un voto. Ahora serán dos titulares y dos suplentes y cada titular podrá emitir un voto.

Pero lo más destacado del caso es que el artículo 28 especifica que “en ningún caso podrán ser todos del mismo género”, algo inédito hasta el momento y que al no especificar entre “hombres” o “mujeres” ni hablar de sexos incluso abre la puerta a cualquier miembro del colectivo LGBT.

Lo mismo ocurrirá con el Consejo Directivo, el principal órgano de gestión de la CAB, que tendrá 12 miembros que no podrán ser todos del mismo género. Esa representación no está determinada por un porcentaje ni una cantidad mínima ni máxima.

Argentina es la actual subcampeona mundial de básquet. (Foto: EFE)

Argentina es la actual subcampeona mundial de básquet. (Foto: EFE)

Otra de las cuestiones que sobresalen es que se especifica que el presidente de la Confederación podrá ser reelecto sólo por un período consecutivo, a diferencia del actual estatuto, que indica que podrá ser reelecto “en igual o distinto carácter y por períodos consecutivos”.

En el marco del “FIBA One”, una de las disposiciones de la entidad madre del básquetbol mundial es que la pirámide de sus miembros tenga a las confederaciones nacionales y, por debajo, sus clubes. Sin embargo, desde la CABB (o CAB) sugirieron mantener la representación regional de las federaciones provinciales, lo cual fue aceptado.

El proyecto de estatuto también detalla que serán los clubes quienes elijan a sus autoridades provinciales de forma directa.

Fuente: Mauricio CodoceaMauricio Codocea – Clarín.com – Deportes / JR – www.actualidaddeportiva.com.ar – Fotos: Reuters –

Mauricio Codoce –  @OlimpicoLB – EFE – Clarín.com – Deportes