//Sin Bolívar, la Liga Argentina de vóleibol sigue como puede: juveniles, austeridad y burbujas

Sin Bolívar, la Liga Argentina de vóleibol sigue como puede: juveniles, austeridad y burbujas

Mientras el fútbol de la primera A tiene fecha de regreso oficial para el 30 de octubre, la Triple Corona del polo ya está habilitada (aunque comenzaría a principios de noviembre) y la Liga Nacional de Básquetbol se encamina a ponerse en marcha dentro de diez días, la Liga de Vóleibol Argentina (LVA) piensa también en una temporada 2020/2021, pero para un mes más tarde y con más dificultades que las que afrontan esos otros deportes. Hace un mes y medio se conoció la baja de Bolívar, uno de los clubes más veces campeones del medio local, y de los más conocidos, por tener a Marcelo Tinelli como fundador. El equipo bonaerense fue imitado por muchos otros.

La Asociación de Clubes Liga Argentina de Vóleibol (Aclav) emitió un comunicado en el que dio indicios acerca de cómo sería la vuelta de la competencia. “En un año marcado por la incertidumbre que genera la variación de casos de COVID-19 en los diferentes territorios del país, la temporada contará con siete equipos participantes, los cuales competirán en formato de burbuja tanto para la LVA como para la Copa RUS Argentina, el otro torneo que compone el calendario 20/21″, apuntó hace tiempo la entidad.

Lo que no es incierto es que la cantidad de clubes participantes se reduce 22% (eran nueve), y de los remanentes, apenas cuatro sobreviven de la 2019/2020. El retorno del vóleibol masculino de primer nivel nacional a la actividad cuenta a UPCN San Juan Vóley, Ciudad Vóley, Obras de San Juan y los debutantes UVT Vóley, Club Atlético Paracao, Club Atlético Once Unidos y Defensores de Banfield. “Es una pena muy grande”, comentó Pedro Bruno, el presidente de Aclav, sobre la ausencia de Bolívar. “Tiene historia en el vóleibol argentino y es un gran jugador de todas las competencias, lo mismo que River… Son equipos que hacen la diferencia para el torneo, pero quiero remarcar que hay que valorar a estos siete equipos que han decidido jugar, porque han hecho un sacrificio y le han puesto el hombro a la Liga de manera muy importante. Han hecho algo muy grande. Tranquilamente podrían haber dicho «no jugamos y vemos qué pasa», pero han dado un paso enorme hacia adelante”, agregó el directivo, conversando con TyC Sports.

La disminución del número de protagonistas tiene un motivo claro: la incertidumbre económica, en parte derivada de la deportiva. Y a pesar de que habrá menos planteles en acción, caerá la cantidad de jugadores experimentados, porque la 2020/’21 será una Liga de estreno para muchos juveniles. “Va a ser una temporada distinta. Se está armando algo muy lindo. Hay clubes que tienen muchas ganas, muchas ganas de jugar, con chicos nuevos. Como pasó en el fútbol y el básquet, muchos jugadores, por la incertidumbre y el cambio monetario, han elegido emigrar, entonces tendrán su lugar chicos que están empezando”, anticipó Bruno.

La idea es poner en marcha el certamen a fines de noviembre o principios de diciembre. En ese sentido, el calendario no resultará un problema, dada la cantidad de clubes. Mientras, Aclav está trabajando en la elaboración del respectivo protocolo sanitario, con la Secretaría de Deportes de la Nación. Prevé realizar tres burbujas para la etapa regular de la competencia, y dos en los playoffs, que constarán de semifinales y final. “La planificación supone el armado de grupos por criterio geográfico para etapas de competencia en días continuados y sedes únicas, las cuales deberán estar a la altura de los requisitos sanitarios consensuados con las autoridades nacionales y regionales pertinentes”, detalló, tiempo atrás, el comunicado de la institución.

Por cierto, el coronavirus se entrometió también en la temporada anterior, al punto de dejar sin campeón a la 2019/2020. El último partido tuvo lugar el 12 de marzo, y luego concluyeron todos los contratos de los jugadores, por lo cual la mayoría quedó libre y firmó con clubes europeos. De a poco, los planteles argentinos volvieron a la rutina de entrenamientos: entre mediados de septiembre y los primeros días de octubre, todos los involucrados en la Liga retomaron la actividad. Por entonces, sin mayores objetivos que los de reunir a sus integrantes, recuperar estado físico y estar listos para el eventual comienzo de la siguiente temporada.

“Son tiempos difíciles y por eso, más que nunca, hay que destacar los esfuerzos. Pese a la pandemia, UPCN volvió a apostar por el voley, por el deporte. Tenemos una estructura muy sólida con cuerpo técnico y jugadores y estamos desarrollando un trabajo de forma inteligente, manejando las cargas. Eso no significa que sea una pretemporada más blanda; todo lo contrario, es bastante dura, como todos los años”, señaló Matías Salvo, líbero de UPCN San Juan, en diálogo con Aclav.

El club cuyano fue acérrimo adversario de Bolívar durante años, producto de varias finales que los cruzaron. UPCN se quedó sin archirrival, entonces. Bolívar, dirigido por Javier Weber (después de 13 años, el entrenador se fue en abril a Taubaté, de Brasil), estaba por enfrentarse con su viejo conocido, esta vez en una semifinal, y… apareció la cuarentena. Fue el fin del equipo celeste en la elite del vóleibol nacional, al menos por un tiempo.

Javier Weber llevaba 13 años como entrenador de Bolívar; en abril se fue a dirigir en Brasil.
Javier Weber llevaba 13 años como entrenador de Bolívar; en abril se fue a dirigir en Brasil. Crédito: Prensa Bolívar Voley

“Tengo mucha tristeza por lo que es el Club Bolívar para mí. Ahí pasé los mejores años de mi carrera, tengo un sentimiento muy especial por la ciudad y por el club. Todos los que formamos parte tenemos mucho sentido de pertenencia al club”, señaló Gabriel Arroyo, integrante de Las Águilas. Pese a entender la crisis sanitaria, sintió una profunda desazón. “Es muy duro. Jamás uno habría pensado que Bolívar no estaría presente en una Liga. Es un gran club, es una ciudad que respira voley; la gente lo disfruta y espera ansiosa cada fin de semana para verlo. Ojalá todo esto pase y volvamos a tener nuestro amado voley”, enunció el experimentado jugador.

Tampoco desde el cuerpo técnico hubo optimismo. “Es difícil el deporte en sí en el país. Hoy el panorama es oscuro, no le vemos mucha salida. Nos toca esta situación y hay que aguantarla como se pueda”, reflexionó Leonardo Patti. “Sabíamos que la situación era compleja. Uno siempre tiene expectativas, esperanza, pero Bolívar no quedó exento del contexto mundial de la pandemia. Hubo un sacrificio muy grande por continuar, pero era complicado. Sabíamos que una de las salidas podía ser ésta”, contó el ex miembro del seleccionado argentino.

En su momento, el comunicado emitido el 5 de septiembre por el Club Ciudad de Bolívar fue un cimbronazo para el vóleibol nacional. No sólo por la baja de uno de los protagonistas emblemáticos del deporte, sino también porque mostró la realidad que vivían muchos clubes. La parálisis llevó a muchos a una pérdida importante de ingresos por salida de socios. Bolívar fue uno de los exponentes más salientes de esa consecuencia. “Somos el resultado del apoyo de toda una ciudad: nuestra querida Bolívar. Hoy nos toca afrontar, como a todos, un momento singular, complicado. Por eso queremos comunicarles que el Club Ciudad de Bolívar no competirá en la temporada 2020/21 de la Liga. La decisión responde a la coyuntura de una reestructuración de la institución y sus estrategias deportivas”, explicó el propio Tinelli en un mensaje público que incluía un “hasta luego” que daba a entender que el adiós a la Liga Argentina no era para siempre.

Marcelo Tinelli, fundador de Bolívar, comunicó en septiembre que su club se daba de baja de la Liga Argentina por "la coyuntura de una reestructuración de la institución y sus estrategias deportivas".
Marcelo Tinelli, fundador de Bolívar, comunicó en septiembre que su club se daba de baja de la Liga Argentina por “la coyuntura de una reestructuración de la institución y sus estrategias deportivas”. Fuente: Archivo

Esa reestructuración preveía que otros deportes, como el hockey y el fútbol, seguirían funcionando, e incluso el vóleibol practicado de forma amateur; sólo el plantel profesional no continuaría. Los empleados del club, incluidos asistentes y kinesiólogos, fueron reasignados a otras funciones. “Bolívar es el club más ganador y uno de los promotores de la Liga. Siempre estuvo en los primeros planos y preocupado por lograr nuevas plazas y un vínculo con Brasil, en el que Javier Weber tuvo mucho que ver. Por eso creo que debió de ser una decisión sumamente dolorosa, tanto para la dirigencia como para la gente. Pero Bolívar no queda al margen de la situación que está viviendo el país”, añadió Patti.

A pesar de la salida de su peso más pesado y de la crisis, la Aclav se guarda un margen de esperanza para la 2020/2021 y más allá. “Arrancamos con la intención de que se jugara una liga de 18 equipos y la incertidumbre económica fue dejando fuera a la mayoría de los clubes. Estamos trabajando para que los costos sean lo menores posible y que sea una liga económica, que todos puedan jugar, y divertida”, sostuvo Bruno, el presidente de Aclav. Entre tanta incertidumbre, lo único cierto parece ser que resultará una Liga especial.

De sus casi 18 años de existencia, Bolívar pasó muchos de festejos; ahora se despide temporalmente de la Liga Argentina, sin fecha de regreso.
De sus casi 18 años de existencia, Bolívar pasó muchos de festejos; ahora se despide temporalmente de la Liga Argentina, sin fecha de regreso. Crédito: Prensa Bolívar Voley

Fuente: Olicia Díaz Ugalde – LA NACION DEPORTES – Fotos: Crédito: Prensa Bolívar Voley – Crédito: Prensa Bolívar Voley – Archivo – LA NACION DEPORTES – Tweets TyC Sports Play@TyCSportsPlay – UPCN Voley@UpcnVoley – LA NACION DEPORTES