//Roger Federer y la preocupación por el futuro de su carrera: en duda para el Abierto de Australia y una frase emotiva

Roger Federer y la preocupación por el futuro de su carrera: en duda para el Abierto de Australia y una frase emotiva

Roger Federer es, actualmente, el número 5 del mundo. Pero lleva casi once meses sin jugar. Su último torneo disputado, el único en el que se presentó en 2020, fue el Abierto de Australia, en el que llegó a las semifinales. Se despidió el 30 de enero, con caída frente a Novak Djokovic. Una semana después, le ganó a Rafael Nadal por 6-4, 3-6 y 6-3 en la exhibición Tennis For África, ante unos 51.954 espectadores, en Ciudad del Cabo. Hasta allí, todo parecía marchar de manera normal…

Sin embargo, aquel partido a beneficio en suelo sudafricano fue la última vez que se vio a Federer disputando un encuentro. El 19 de febrero pasado se sometió a una artroscopía en la rodilla derecha, una zona en la que arrastraba molestias. Tenía la ilusión de volver para la gira de césped en junio, pero la pandemia de coronavirus, que canceló todos los torneos de aquel momento, y una lenta recuperación, por otra parte, lo hicieron cambiar de idea.

Hubo, en junio, otro síntoma de inquietud cuando Federer anunció: “Hace unas semanas sufrí una recaída durante la rehabilitación inicial, por lo que tuve que someterme a una nueva artroscopia rápida en la rodilla derecha. Considero, como ya pasó en 2017, que debo tomarme el tiempo que sea necesario para estar en mi mejor nivel para volver a jugar. Extrañaré a mis fans, pero voy a regresar en 2021”.

Cerca de los 40 años -los cumplirá el 8 de agosto próximo-, Federer quiere volver al menos una vez más a Wimbledon y, cómo no, disputar los Juegos Olímpicos de Tokio. Pero las últimas noticias distan de ser las mejores. En las últimas horas, en una entrega de premios, Federer admitió la posibilidad de saltearse la primera parte del próximo año, el Abierto de Australia 2021.

“Me encantaría estar en Australia. Pero llegaría muy ajustado con la rodilla. No quiero dar el siguiente paso hasta estar totalmente preparado. Estas tres semanas -las que restan hasta fin de año- podrían ayudarme un poco. El verano [europeo], con Wimbledon, los Juegos Olímpicos y el US Open son mi prioridad”, expresó Federer.

El exnúmero 1, en una nota que se le realizó durante los Swiss Sports Awards, detalló: “La verdad, no tuve ningún problema desde que me operé por segunda vez. Llevo seis meses de avances constantes en el proceso de recuperación. Estoy trabajando mucho en la parte física y quiero ver cómo van los próximos meses y qué tal vuelvo al tenis”.Pero ese comienzo optimista en sus palabras luego mutó en incertidumbre. “Esperaba estar al ciento por ciento en octubre pasado, pero no es lo que sucedió. Teníamos un plan y hemos decidido tomarnos el tiempo que sea necesario en cada fase de la recuperación. Ahora, estoy en una carrera de tiempo para tratar de llegar al Abierto de Australia en la mejor forma. Tengo curiosidad por ver si empieza el 8 de febrero. Eso quizás podría ayudar a darme un poco más de tiempo”, agregó Federer, seis veces campeón en Melbourne y donde tiene un impresionante récord de 102 triunfos y 15 caídas. El suizo jamás faltó a la cita australiana desde su primera participación allí, hace dos décadas, en 2000.¿Algo más inquietante? La frase que Federer, emocionado por la distinción, eligió después de recibir el premio al mejor atleta suizo de los últimos 70 años: “Espero regresar a las canchas en 2021. Ya lo veremos. Pero si no pudiera y mi carrera terminara aquí, sería increíble hacerlo con este premio“.

Por un lado, no es la primera vez que Federer tiene problemas con sus rodillas. En 2016, debió ser operado del menisco de la rodilla izquierda; en julio de ese mismo año, y luego de perder con Milos Raonic en las semifinales de Wimbledon, anunció otra cirugía, que le hizo perderse los Juegos de Río de Janeiro y el resto de esa temporada. Regresó con toda la gloria, al consagrarse campeón del Abierto de Australia 2017 en una épica final contra Nadal.

Pero, ahora, la situación no es tan similar. El tiempo ha pasado y Federer jamás estuvo tanto tiempo sin competir. Si llegara a jugar en Australia, tal como se sugiere, unas tres semanas después de lo habitual, el suizo habrá completado exactamente un año fuera de las canchas. Si no acude a la cita en el Melbourne Park, habría que esperar para ver si decide acudir luego Al torneo de Dubai, otro de sus preferidos en el calendario, o recién en marzo, al Masters 1000 de Miami, ya que es casi un hecho que en 2021 no se jugará el torneo de Indian Wells.

Fuente: José Luis Domínguez – LA NACIONDEPORTES – Foto: LA NACION DEPORTES – Tweets Simon Graf@SimonGraf1 – Roger Federer@rogerfederer – Arnaud Cerutti@arnaud_cerutti – SRF Sport@srfsport – LA NACION DEPORTES