//Impacto argentino en el Masters 1000 de Roma. Schwartzman venció a Shapovalov y jugará la final ante Djokovic

Impacto argentino en el Masters 1000 de Roma. Schwartzman venció a Shapovalov y jugará la final ante Djokovic

Menos de 24 horas después de lograr un impacto sobre el polvo de ladrillo italiano al vencer a Rafael Nadal, Diego Schwartzman dio otro paso muy trascendente en su carrera al derrotar al canadiense Denis Shapovalov (14° del ranking) por 6-4, 5-7 y 7-6 (7-4), en 3h15m, y avanzar, en Roma, a su primera final de Masters 1000. Este lunes, desde las 12 de la Argentina (ESPN), el Peque definirá el título en el Foro Itálico con el número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic, que en el primer turno de la jornada superó al noruego Casper Ruud por 7-5 y 6-3.

El jugador entrenador por Juan Ignacio Chela y preparado físicamente por Martiniano Orazi ingresará por primera vez en el Top 10 en caso de consagrarse campeón en Roma. Hasta aquí, su mejor posición histórica fue 11°, en junio de 2018. Además, Schwartzman es el primer argentino en el partido por el título de Roma desde Guillermo Coria en 2005 (perdió con Rafa Nadal).

El punto con el que Schwartzman llegó a la final

Con todo el impulso y la confianza ganada en el match frente a Nadal (el mejor jugador de canchas lentas de la historia), Schwartzman (28 años; semifinalista de Roma en 2019) le quebró el saque rápidamente al zurdo Shapovalov en el segundo game y se adelantó 2-0. El Peque siguió adelante, sirvió para set, pero le quebró el saque el canadiense (4-5). Sin embargo, a los 49 minutos de partido, el bonaerense volvió a romperle el servicio al jugador entrenado por el ruso Mikhail Youzhny (8° en 2008) y cerró el parcial inicial por 6-4.

En el segundo set arrancó sirviendo el argentino. Shapovalov, cuartofinalista en el último US Open (perdió con el español Pablo Carreño Busta), quebró en el quinto game (3-2). Schwartzman sacó 2-4 y 15-40, pero luchó y sostuvo su servicio (3-4). Shapovalov sacó para ganar el set (5-4), pero Diego reaccionó y le quebró (5-5). Pero en el undécimo game, el argentino volvió a ceder su saque (6-5 para el norteamericano). En un match lleno de nervios, Shapovalov, con un artístico revés de una mano, sacó para cerrar el segundo set, el argentino contó con un break-point, pero el zurdo se defendió con efectividad y, a la hora y5.

Lo mejor del partido

Antes del arranque del tercer final, Shapovalov recibió asistencia del fisioterapeuta en la zona lumbar. Schwartzman comenzó sacando (1-0). El segundo game resultó clave, ya que duró once minutos y el argentino tuvo tres chances de quiebre, pero Shapovalov se defendió (1-1). A continuación, el norteamericano le rompió el servicio al argentino (2-1). Pero lejos de crecer y despegarse en el score, la inestabilidad en el servicio le volvió a jugar en contra y volvió a conceder su saque, inclusive, con una doble falta (2-2).

Si bien lo mejoró en los últimos años, el saque está lejos de ser un golpe confiable para Schwartzman y, una vez más, no pudo sostenerlo (3-2, Shapovalov). El subibaja emocional (y la imprecisión) volvió a poner a Schwartzman en el camino: en el octavo game, le quebró el servicio al rival (4-4). Pero, otra vez, Shapovalov volvió a quebrar (5-4) y sirvió para match., ¡pero nuevamente falló! Schwartzman quebró (5-5). Siguieron con dientes apretados y llegaron al tie-break, donde terminó imponiéndose Schwartzman, con el corazón.

El último jugador argentino en levantar el trofeo en este evento fue Alberto Mancini, en 1989. Previamente fueron campeones Guillermo Vilas (1980) y José Luis Clerc (1981)

El Peque, con tres títulos (Estambul 2016, Río de Janeiro 2018 y Los Cabos 2019) y cinco finales, disputará, en el Foro Itálico, el partido más importante de su carrera. Su obstáculo será Djokovic, el cuatro veces campeón de Roma y a quien nunca pudo vencer en cuatro enfrentamientos. Pero la de este lunes será otra historia. Y nadie más optimista que Schwartzman para continuar soñando en grande.

ADEMÁS