//En la década del 50 Fórmula 1: la huella que dejó Juan Manuel Fangio en el Gran Premio de Bélgica

En la década del 50 Fórmula 1: la huella que dejó Juan Manuel Fangio en el Gran Premio de Bélgica

El argentino ganó tres veces en Spa-Francorchamps, cuando el circuito tenía más de 15 kilómetros de extensión.

El circuito de Spa-Francorchamps es un trazado centenario, de los más tradicionales de la Fórmula 1, que tiene en Michael Schumacher al piloto más ganador en la historia de la categoría, aunque Juan Manuel Fangio dejó marcada una huella imborrable y, sobre todo, irrepetible en el Gran Premio de Bélgica.

Mientras Schumacher lidera la nómina de triunfadores en el autódromo belga con seis victorias, el argentino alcanzó tres victorias en Spa, una cifra de halagos que repitió en otros cuatro trazados europeos: el italiano de Monza, el alemán de Nürburgring, el francés de Reims-Gueux y el suizo de Bremgarten.

Sólo en Buenos Aires consiguió más triunfos Juan Manuel Fangio en su exitosa trayectoria en la Fórmula 1, ya que en la capital de la Argentina obtuvo cuatro de sus 24 victorias en la máxima categoría del automovilismo mundial.

Juan Manuel Fangio, un precursor en Bélgica

El circuito de Spa-Francorchamps fue inaugurado en 1921. Nació en respuesta a la inquietud del dueño de un periódico, La Meuse de Lieja, quien buscaba reactivar la Meuse Cup, una carrera de autos que había sido interrumpida durante la Primera Guerra Mundial.

Fangio recibido con honores tras lograr uno de sus 24 triunfos en la Fórmula 1.

Fangio recibido con honores tras lograr uno de sus 24 triunfos en la Fórmula 1.

Así, a pedido del caballero Jules de Thier, se decidió que el triángulo formado por las las rutas 32, 23 y 440 que conectan Spa-Francorchamps a Malmédy y Stavelot podrían ser un circuito.

La primera carrera se programó para el 12 de agosto de 1921 en una pista que tenía una longitud de 15,820 kilómetros pero solo se anotó un piloto. De esa forma, fue sustituida por una carrera de motos, que tuvo 23 participantes.

Un año después, el Real Automóvil Club de Bélgica organizó su GP de Bélgica en Francorchamps, una carrera de resistencia para vehículos ganada por el Baron de Tornaco-Bruyère a una velocidad promedio de 88,90 km/h.

Tras la construcción de una cabina de cronometraje, un marcador y un stand para la prensa, se organizó la primera edición de las 24 Horas de Francorchamps, ganada por Antonio Ascari en un Alfa Romeo. En 1939 se construyó la famosa curva del Raidillon, también llamada Eau Rouge, que es una de las más famosas del mundo.

Juan Manuel Fangio ganó en 1956 con Ferrari el cuarto título de su carrera. Foto www.formula1.com

Juan Manuel Fangio ganó en 1956 con Ferrari el cuarto título de su carrera. Foto www.formula1.com

Hubo once ediciones del Gran Premio de Bélgica antes del nacimiento del campeonato de Fórmula 1, bisagra que ocurrió en 1950, después de la Segunda Guerra Mundial. Y el ganador en esa primera versión de la nueva categoría fue Juan Manuel Fangio.

De acuerdo al registro que tiene el Museo de Fangio, fue la carrera número 73 en el historial del piloto argentino, quien llevaba un par de años compitiendo en Europa después de haber sido campeón de Turismo Carretera en los comienzos de la máxima categoría nacional.

El 18 de junio de 1950, el balcarceño se presentó al volante de un Alfa Romeo 158 que llevaba el número 10. Era la quinta fecha del calendario de la F1 y Fangio ya había logrado su primera victoria en la segunda cita del campeonato, en el mítico circuito callejero de Montecarlo, el 21 de mayo.

La pole position fue para Giuseppe Farina, quien largaba con Fangio y Luigi Fagioli a sus espaldas, todos con sendas Alfetta. Aquellos autos, con una tecnología todavía rudimentaria y escasos recursos de seguridad para los pilotos, en Spa-Francorchamps alcanzaban los 300 kilómetros por hora, ya que era uno de los circuitos más veloces del calendario.

Michael Schumacher observa la Alfetta con la que Fangio se coronó en la Fórmula 1.

Michael Schumacher observa la Alfetta con la que Fangio se coronó en la Fórmula 1.

El Alfa Romeo de Fangio logró mantenerse mecánicamente entero en una carrera muy exigente, que obligó al abandono de Farina y de Raymond Sommer, otro de los grandes enemigos que se le presentaron al Chueco aquel domingo, con un Talbot Lago 4500.

Después de 35 vueltas al circuito de más de 15 kilómetros, el argentino ganó en dos horas, 47 minutos y 26 segundos de carrera, con 11 segundos de diferencia sobre su compañero de marca Luigi Fagioli.

Lo hizo con un promedio de velocidad de 177 kilómetros por hora, con el que superó una vieja marca previa a la Segunda Guerra Mundial de Herrmann Lang, quien en 1937, con Mercedes Benz, había alcanzado los 169 km/h.

Fangio en un Mercedes-Benz, marca con la que obtuvo sus últimas victorias. (EFE)

Fangio en un Mercedes-Benz, marca con la que obtuvo sus últimas victorias. (EFE)

El trazado largo de Spa-Francorchamps se mantuvo vigente hasta que en 1979 fue inaugurada una nueva configuración del circuito, de 6,947 kilómetros de longitud y que se mantiene en la actualidad, con una leve diferencia en metraje (tiene 7,004 kilómetros). En 1983 la F1 regresó a este trazado con una carrera que fue ganada por el francés Alain Prost, con Renault.

Aquella primera temporada de la Fórmula 1, Juan Manuel Fangio ganó tres carreras, ya que también se adjudicó el Gran Premio de Francia, dos semanas después de la faena en Bélgica. Sin embargo, el argentino debió conformarse con el subcampeonato, detrás de Giuseppe Farina, quien también obtuvo tres victorias y le quitó el título por apenas tres puntos (30 contra 27).

formula 1, que lo mantuvo como el máximo ganador histórico en la Fórmula 1 hasta que Michael Schumacher primero, y Lewis Hamilton más tarde, lo desplazaron.

Fuente; Clarín.com Deportes – Fotos: AP – www.formula1.com – EFE – Clarín.com Deportes