//Dakar: al borde del Mar Rojo, Kevin Benavides ganó la etapa del día y su hermano Luciano cayó y abandonó

Dakar: al borde del Mar Rojo, Kevin Benavides ganó la etapa del día y su hermano Luciano cayó y abandonó

El último día del Dakar saudí en su parte más arenosa transcurrió al borde del Mar Rojo, y en esa maravilla paisajística uno de los hermanos Benavides disfrutó y el otro sufrió. Montado a su moto Honda, Kevin, de 29 años, ganó la novena etapa de la carrera automotriz más dura que existe, y Luciano, de 25, voló en helicóptero, pero por un motivo que no quería: se accidentó con su Husqvarna, se lastimó el hombro derecho, fue traslado vía aérea a un hospital y abandonó la competencia.

Se pone brava la aventura en estos días, con numerosas deserciones y dificultades. Algo muy parecido a lo del menor de los Benavides le sucedió al bicampeón (2016 y 2019) australiano Toby Price, que se cayó con su KTM, se dañó el brazo y el hombro izquierdos y tampoco sigue en pie en la clasificación, que lo tenía segundo hasta el percance.

La etapa 9, al borde del Mar Rojo

La jornada agridulce de los Benavides fue quizás más agria que dulce. Luciano se ubicaba décimo en la clasificación general y estaba tercero en el día en el paso por el último control previo a su percance (apenas tres kilómetros antes, en el 239), y todo se le terminó en un santiamén. Una vez que fue necesario el helicóptero, su participación en el Dakar era cosa juzgada. Mientras su hermano menor padecía el dolor y la mala noticia de tener que dejar la prueba, Kevin se encaminaba a una victoria parcial que lo perfila mejor hacia el podio final, aunque todavía lejos de la vanguardia. El salteño recortó 1m34s contra el puntero de la carrera, su amigo chileno José Ignacio Cornejo Florimo, también usuario de Honda. Pero su objetivo de conquistar por primera vez un Dakar (hasta ahora resultó 4º, 2º, 5º y 19º) por el momento no está tan a la mano: Nacho Cornejo le lleva 11m24s.

Con 4h49m15s, Kevin Benavides cubrió los 465 kilómetros de velocidad (579 incluidos los de enlace) de la novena etapa, que se inició y concluyó en Neom y bordeó espectacularmente el Mar Rojo. El argentino pasó de cuarto a segundo en la tabla, por su rendimiento y por la baja de Price, que marchaba como escolta y era muy serio candidato al triunfo pero perdió el control en el kilómetro 155. Como Luciano Benavides, fue llevado en helicóptero a un hospital de Tabuk, unos 230 kilómetros al sureste de donde estaba corriendo. Antes del vuelo, dos rivales se quedaron a asistir al herido australiano y perdieron 20 minutos, pero la organización les compensó ese tiempo al estadounidense Ricky Babrec y el inglés Sam Sunderland. El Dakar premia la tenacidad, la orientación, la velocidad y… la solidaridad.

Toby Price transitando con su KTM un rato antes de caer, lastimarse un hombro y un brazo y abandonar la competencia, cuando era escolta en la clasificación general.
Toby Price transitando con su KTM un rato antes de caer, lastimarse un hombro y un brazo y abandonar la competencia, cuando era escolta en la clasificación general. Crédito: REUTERS / Hamad I Mohammed

El poquito restante de incidencia en el resultado está en la suerte. Dos pinchaduras ajenas favorecieron este martes a Monsieur Dakar,Stéphane Peterhansel, para que ganara por primera vez una etapa de autos este año y afianzara su liderazgo general. Con su Mini, el francés tardó 12 minutos menos que Nasser Al-Attiyah (Toyota), víctima de un pinchazo y de errores de navegación, y 22 menos que Carlos Sainz (Toyota), que afrontó otra pinchadura, y en la clasificación total ahora les lleva 17m50s al qatarí y 1h2m25s al español.

El Mar Rojo fue "acompañante" de los pilotos del Dakar en la etapa 9, en Arabia Saudita; el Mini de Stéphane Peterhansel transita hacia el triunfo al lado del agua en el desierto.
El Mar Rojo fue “acompañante” de los pilotos del Dakar en la etapa 9, en Arabia Saudita; el Mini de Stéphane Peterhansel transita hacia el triunfo al lado del agua en el desierto. Crédito: FRANCK FIFE / AFP

Más ventaja lleva incluso el único argentino líder en una clase del Dakar: Manuel Andújar, piloto de cuatriciclos. El corredor de Lobos resultó tercero en el noveno tramo y resignó apenas 15 segundos a manos de su escolta, el francés Alexandre Giroud (segundo este martes). Lo supera por 19m28s, una diferencia considerable si se tiene en cuenta que restan tres etapas del segundo Dakar en Arabia Saudita.

La décima constará de 583 kilómetros de Neom a Al-Ula, con 342 de velocidad, este miércoles. La novedad es que ya no se transitará principalmente sobre arena, sino en escenario de montaña.

Fuente: LA NACION DEPORTES – Fotos.  Crédito: REUTERS / Hamad I Mohammed – Crédito: FRANCK FIFE / AFP – LA NACION DEPORTES – Twitter DAKAR RALLY@dakar – LA NACION DEPORTES