//Contrapunto – Un conflicto “gigante”: el básquetbol femenino, otra vez en el centro de la polémica

Contrapunto – Un conflicto “gigante”: el básquetbol femenino, otra vez en el centro de la polémica

Varias integrantes de Las Gigantes denunciaron que no hay proyecto ni cuerpo técnico y que algunas no tienen ingresos. Desde la CABB le confirman a Clarín que seguirá el DT y que gestionan becas ante el ENARD.

El básquetbol femenino argentino vivió un papelón en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, donde Las Gigantes perdieron un partido por no tener las camisetas reglamentarias. Hoy se vive un conflicto interno que llegó a las redes sociales, porque varias integrantes del seleccionado denunció que no hay proyecto ni cuerpo técnico y que algunas no tienen ingresos por falta de becas. Desde la dirigencia, en tanto, le dijeron a Clarín que el entrenador Leo Costa seguirá en el cargo y que armarán un staff con contrato, al tiempo que aclararon que gestionan becas ante el ENARD, donde cobraron hasta abril la beca sudamericana y una extraordinaria de 10.000 pesos. Este presente se complica por la cancelación de la Liga Nacional y el Torneo Federal femeninos. La cuestión es que nuevamente las aguas bajan turbias en la disciplina.

De repente, aparecieron una, dos, tres, múltiples publicaciones idénticas en redes sociales. Un collage de fotos del equipo y la leyenda: “LAS GIGANTES”. Y un texto en el que integrantes de la Selección alzan la voz y denuncian: “No contamos con un proyecto, cuerpo técnico ni planes de entrenamiento. No hubo intenciones de comunicarse con nosotras, ni antes ni ahora. Muchas nos encontramos sin trabajo debido a la cancelación de la Liga y del Torneo Federal, complicándose más con la baja de la beca que recibíamos. En este momento, no contamos con ningún ingreso mensual”.

En diálogo con ClarínSofía Aispurúa, referente del seleccionado, asegura que venían madurando esta decisión de hacer públicas sus necesidades: “Lo hablamos desde febrero, cuando sin el brote de coronavirus todavía no sabíamos si Leo (Costa) iba a seguir siendo el entrenador, pese a tener contrato. Cuando le sacaron la beca a nuestro preparador físico, nos hacía pensar que no iba a estar más con nosotras”.

La jugadora del Thunder, de la Liga B italiana, agrega: “Conociéndolo a Fabián (Borro, presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol​), la mayoría sabíamos que esto podía a pasar, pero no nos enfocamos sólo en él. Vivimos situaciones como estas desde la época de (Germán) Vaccaro. Esto se agravó porque hay muchas chicas que no tienen un ingreso. Estamos sin rumbo. Es como que la Selección no existe”.

Fabricio Oberto, entre la admiración por Michael Jordan y las risas por las críticas tras "The Last Dance"
Mirá también

Fabricio Oberto, entre la admiración por Michael Jordan y las risas por las críticas tras “The Last Dance”

-¿Por qué decís que sabían que podía pasar? Es sorpresivo pensando que Borro fue quien, como presidente de la Asociación de Clubes, impulsó la creación de la Liga Femenina.

-El básquetbol femenino no es su prioridad. Yo lo viví cuando jugué en Obras. Cuando hace cosas buenas, como la creación de la Liga, se lo reconozco y conmigo siempre se portó bárbaro. Pero el momento que está viviendo la mujer, que está empoderada y no se calla más, nos dio el pie para decir basta. El fútbol habló, el vóley también y para nosotras la cancelación de la Liga, junto con las becas que ya no tenemos, son un cúmulo de cosas. Justo le tocó a Fabián, pero si le tocaba asumir a Don Pepito, la iba a ligar él.

El titular de la CABB declinó el derecho a réplica ofrecido por este diario. Desde la entidad, fuera de micrófono aseguran que el reclamo “es injusto”, porque la nueva conducción tuvo “apenas un mes para trabajar”. Aducen que al haber asumido el 19 de diciembre, recién pudieron ponerse en óptimas funciones a partir de febrero, pos Fiestas y vacaciones, y que el brote de coronavirus paró todo.

Fabián Borro, presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol.
Foto: Luciano Thieberger.

Fabián Borro, presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol. Foto: Luciano Thieberger.

Una de las quejas elevadas por el grupo de jugadoras es que no hay cuerpo técnico. Desde CABB afirman que eso se debe a que, salvo Costa, todos los demás empleados cobraban a través de un sistema de becas. “Eso no va más, era una situación muy irregular. Acá va a trabajar el que tenga contrato”, enfatizan, al tiempo que agregan que “el vínculo del entrenador se va a respetar”.

Respecto a las becas sobre las que las chicas se expresaron, en la entidad madre del básquetbol local se excusan porque depende del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo, pero destacan que “se están haciendo gestiones” para recuperar 12 de ellas. Hasta abril, en el listado oficial del ENARD figuraban 16 Gigantes que cobraron la beca de nivel sudamericano y una extraordinaria de 10.000 pesos por las dificultades para entrenarse en plena pandemia.

Cómo será la nueva NBA cuando vuelva a jugarse: las fechas de la temporada regular y las Finales
Mirá también

Cómo será la nueva NBA cuando vuelva a jugarse: las fechas de la temporada regular y las Finales

El comunicado de las basquetbolistas habla de la falta de planes de entrenamiento. “Lo primero que nos gustaría lograr es que la CABB y la AdC se contacten con nosotras por las necesidades de trabajo que tenemos”, explica Aispurúa.

En la Confederación se sorprenden, se preguntan y se defienden: “¿Por qué deberíamos llamarlas? No hablamos tampoco con los jugadores del equipo masculino. Si (Sergio) Hernández nos pide tal cosa, se hace todo para que lo tenga; Costa no nos pidió nada, las jugadoras tampoco. Si nos hubieran llamado para pedir un plan de entrenamiento, lo armábamos en dos minutos. Pero nos enteramos del reclamo por las redes y los medios. No hablaron con nadie, no mandaron una nota al Consejo Directivo, no nos hicieron llegar nada tampoco a través de la Asociación de Jugadores”.

Débora Gonzalez, en el Sudamericano 2018. (Foto: CABB)

Débora Gonzalez, en el Sudamericano 2018. (Foto: CABB)

Al respecto, la capitana Débora González, en diálogo con Ucu Web Radio, aseguró que está en contacto con Mike Stura, presidente de la entidad que representa los intereses de los basquetbolistas, para que las mujeres se acoplen. “Las jugadoras deben ser parte de la Asociación de Jugadores. Por lo que me contaron, siempre hubo ganas de estar con el femenino, pero nunca fue posible acercarse porque algunas no estaban de acuerdo, pero por cómo están las cosas hoy en día, si queremos seguir progresando es importante tener un respaldo como el de ellos”.

Según pudo saber Clarín, en la AdJ están con los brazos abiertos, pero esperan que las jugadoras se organicen y se muestren como un frente unido. Por ejemplo, este comunicado no tuvo unanimidad y hay algunas jugadoras que no lo reprodujeron.

Sofía Aispurúa, ante Estados Unidos, en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan, Puerto Rico, por la Americup 2019. (Foto: EFE/Thais Llorca)

Sofía Aispurúa, ante Estados Unidos, en el Coliseo Roberto Clemente de San Juan, Puerto Rico, por la Americup 2019. (Foto: EFE/Thais Llorca)

En ese sentido, Aispurúa razona: “Toda aquella que en el femenino habló o peleó por un derecho fue cortada de la Selección o no fue más convocada o la tildaron de quilombera. Yo no tengo nada que perder. No podía seguir más con esto. Estoy con la conciencia tranquila de que lo que estamos haciendo es un bien para el básquet femenino”.

¿Será por eso que algunas jugadoras no firmaron? Aispurúa asegura que “la decisión de publicarlo fue consultada con las 18 o 19 que forman parte habitualmente en los procesos”. Y agrega: “Quizá no todas estaban de acuerdo con la forma en que lo planteamos y preferían hacerlo de otra forma. Les pedimos autorización para firmar como Las Gigantes y nos dieron el OK. Respetamos su decisión porque son tan compañeras y amigas como todas”.

La manifestación de las jugadoras incluye también un sentido global de su disciplina. “Queremos que todas las chicas cuenten con un sueldo digno para poder vivir los pocos años que tenemos como jugadoras -enfatiza Aispurúa-. Que venir a Europa sea una elección y no una necesidad, porque es horrible tener que alejarse de todo para poder vivir de esto. Es imposible vivir en Argentina de jugar al básquetbol. La Liga dura 4 o 5 meses. ¿Qué hacés el resto del año? Algunas ni cobran, otras no llegan a 5 mil pesos por mes… Ahí te das cuenta de que el básquet femenino no está creciendo. Sólo se hacen cosas para pintar como que sí”.

Fuente: Mauricio CodoceaMauricio Codecea – Clarín.com – Deportes – HS – Fotos: CABB – Luciano Thieberger – EFE/Thais Llorca – Vlarín.com – Deportes