//Vélez perdió con Central Córdoba por la Copa de la Liga y los hinchas descargaron su furia contra la dirigencia

Vélez perdió con Central Córdoba por la Copa de la Liga y los hinchas descargaron su furia contra la dirigencia

El Fortín cayó por 2-1 luego de haberse puesto en ventaja a los 14 minutos y los socios se agolparon en la puerta del estadio para cantar contra la Comisión Directiva.

Central Córdoba, de Santiago del Estero, consiguió una importante victoria al derrotar a Vélez Sarsfield por 2 a 1 en el José Amalfitani haciendo gala de un oficio que le permitió llevarse tres puntos de oro en su lucha para evitar el descenso, en un partido por la 11ª fecha de la zona B de la Copa de la Liga. Y ese resultado adverso para los locales hizo estallar a sus hinchas, que les hicieron sentir el descontento a la Comisión Directiva presidida por Sergio Rapisarda.

El oficio de Sergio Rondina y el sacrificio y esfuerzo de sus futbolistas se impusieron por sobre la inexpresividad de un Vélez juvenil, que extraña la experiencia y el manejo del tiempo de Federico Mancuello y Ricardo Álvarez en su mediocampo. No obstante, el Fortín arrancó ganando el partido gracias a una lujosa definición de Luca Orellano, pero en la segunda etapa llegaron los tantos de los santiagueños de la mano de Renzo López y Jonathan Bay.

El golazo de Orellano para Vélez (1-0)

Para el comienzo del encuentro, el técnico interino de los locales, Julio Vaccari, dispuso que Vélez tenga una postura mucho más agresiva, mientras que Rondina apostó por un 4-4-2, aunque sus delanteros presionaron a los defensores locales cerca de su área. El encuentro tuvo la particularidad de que ambos conjuntos dispusieron de duplas centrales que no son habituales titulares: Vélez se jugó por sus juveniles Damián Fernández y Valentín Gómez, mientras que Central Córdoba lo hizo con Matías Di Benedetto, un veterano del ascenso argentino, y José Leguizamón, experimentado elemento del futbol paraguayo.

Orellano se paró en el lateral derecho del ataque de Vélez, ya que el zurdo podía gambetear hacia adentro y aprovechar su pegada. Y precisamente al jugar como un extremo, el talentoso juvenil fue el encargado de preocupar a los de Rondina con sus desbordes y centros para el “Oso” Lucas Pratto. Vaccari también apostaba a las subidas de Emanuel Insúa, que le entregó réditos rápidamente a los 14 minutos cuando metió un desborde profundo y lanzó un centro que en el segundo palo Orellano recibió de aire y definió con mucha clase con su pierna más hábil, la izquierda. Vélez siguió manejando la pelota aunque bajó la intensidad de su presión, pero Central Córdoba recién hizo trabajar a Hoyos en el minuto 28 con un disparo desde afuera del área por parte de Juan Kaprof.

El empate de Central Córdoba

Para el segundo tiempo ambos técnicos movieron el banco de suplentes, pero Central Córdoba hizo todo bien para meter a Vélez contra Hoyos y así llegó el empate a los 16 minutos cuando a la salida de un córner, Vélez se lanzó al contraataque pero los santiagueños metieron un pelotazo al área, Leguizamón se la bajó al segundo palo a López, que la empujó a la red. De esta manera, Central Córdoba empató el encuentro y vio llegar dividendos como resultado de haber empujado a Vélez contra su valla.

En esos minutos, Orellano sufrió un golpe y salió con la particularidad de ser reemplazado por el juvenil Lenny Lobato, nacido en Brasil. Central Córdoba ganó con el ingreso de Claudio Riaño y fue más profundo y agresivo, mientras que a los hinchas locales se les acrecentó el temor cuando vieron que los santiagueños mantenían la presión y seguían intentando llegar al arco de Hoyos. Y de tanto ir tuvo un premio muy grande el conjunto de Rondina, que calcó la formula del primer gol, ya que un pelotazo largo a López, que recibió en la esquina derecha del área de Vélez y cedió al medio, permitió que Jonathan Bay empujara el balón al fondo de la red. El arbitro Pablo Echavarría recurrió al VAR para consultar, aunque se lo veía seguro de que era válido, y la tecnología le confirmó que tiene “vista de lince” y verificó el tanto.

El gol de la victoria del Ferroviario (2-1)

El gol de Bay abrió el grifo para que los hinchas de Vélez comenzaran a criticar e insultar a sus dirigentes, en especial al presidente Rapisarda. En los minutos adicionados, con los santiagueños esperando el pitazo final, el visitante selló un premio gigantesco porque minutos después de haber ingresado, Pablo Argañaraz gambeteó a Hoyos y cuando intentaba definir desde un ángulo muy cerrado, Valentín Gómez sacó la pelota en la línea, en la última acción del cotejo.

@hernanlospinato – LA NACION Deportes – Videos: LA NACION Deportes