//US Open: las tres opciones que manejan para el tenis adaptado tras la sensación de “discriminación”

US Open: las tres opciones que manejan para el tenis adaptado tras la sensación de “discriminación”

La fuerte reacción de los mejores jugadores del mundo de tenis adaptado al enterarse, una vez tomada la decisión, de que su torneo no había sido incluido en el próximo US Open, que incluyó la palabra “discriminación” por parte del australiano Dylan Alcott, movió los cimientos de la Asociación de Tenis de Estados Unidos (USTA) y de la Federación Internacional de Tenis (ITF).

Tras una teleconferencia que los jugadores de tenis en silla de ruedas, entre ellos, el cordobés Gustavo Fernández, número 2 del mundo, calificaron como “muy productiva”, la USTA se disculpó por la falta de comunicación y ofreció tres opciones respecto al futuro.

Sostener la cancelación de las competencias de tenis adaptado masculino, femenino y de quads del próximo US Open pero abonar una compensación económica, fue la primera opción . Vale aclarar que los quads son los jugadores que presentan un mayor grado de discapacidad, con daños en al menos tres extremidades; Fernández juega en la división más competitiva, la de los que perdieron la funcionalidad parcial o total de una o ambas piernas a causa de amputación, lesión medular o daño nervioso.

Mucha gente me dice que no es discriminación porque cancelaron también juniors y mixtos. Éstos aún pueden jugar dobles del mismo sexo, y los juniors, que no reciben pago, en el cuadro principal

Dylan Alcott, Nº 1 de tenis adaptado

La segunda alternativa es realizar el Abierto de Estados Unidos en octubre próximo, pero en otro lugar: el centro nacional de tenis que la USTA tiene en Orlando. Las fechas originales de Flushing Meadows fueron finalmente mantenidas: 31 de agosto al 13 de septiembre.

El cordobés Fernández confía en la posibilidad de jugar el torneo en Flushing Meadows durante las fechas originales.
El cordobés Fernández confía en la posibilidad de jugar el torneo en Flushing Meadows durante las fechas originales.

Y la tercera propuesta de la USTA es jugar el torneo en Nueva York durante esas fechas, pero con reducción de premios económicos (US$ 325.000 para todas las categorías). Esta última oferta, más allá de los temores lógicos por el coronavirus, es la que más atraería a la mayoría de los jugadores. El próximo lunes se hará una votación y quedará definido el tema.

Fuente: Sebastián Torok – LA NACION DEPORTES – Fotos: LA NACION DEPORTES – Twitter Gusti Fernandez@gustifernandez4 – LA NACION DEPORTS