//Top 12 de la URBA. En una definición electrizante, CUBA le ganó a Newman en el último minuto y es finalista

Top 12 de la URBA. En una definición electrizante, CUBA le ganó a Newman en el último minuto y es finalista

Se impuso Universitario por 16-15, con un try de Lucas Piña. El sábado 11 se medirá con el ganador de SIC vs. Hindú.

Lucas Piña mira a la platea a 10 metros del ingoal donde acaba de apoyar el try. Se aprieta y sacude una y otra vez el escudo de su camiseta. Enfrente y detrás del capitán del campeonato de 2013, los hinchas de CUBA vibran, saltan y se abrazan. Faltan 2 minutos y queda la conversión debajo de los palos que unos instantes después va a concretar Benjamín Gutiérrez Meabe. Por primera vez en el partido, CUBA pasa al frente en el marcador y a Newman no le quedarán respuestas para dar vuelta una historia que durante buena parte del encuentro parecía suya, pese a prácticamente no tener la pelota. Fue Piña, esta vez de segunda línea, el que volvió esta temporada tras tres años sin jugar, el más veterano del plantel con 37 años, el símbolo de este triunfo extraordinario de CUBA por 16-15 que lo vuelve a depositar en una final de la URBA. Cuestiones del destino, en el anterior campeonato, en 2019 (en 2020 no se jugó), CUBA se salvó del descenso con un penal de Jotón González en la última pelota, precisamente ante Newman, en Benavidez.

Ante cerca de 5000 personas en el CASI, la primera semifinal –este domingo saldrá el rival de CUBA del encuentro entre SIC e Hindú, desde las 17– fue durísima. Sin un alto nivel de juego, pero con una intensidad y emotividad propia de lo que se estaba disputando. CUBA fue el mejor a lo largo de los 80 minutos, pese a ir siempre debajo en el marcador. Fue el que tomó la iniciativa, el que más propuso, aunque se haya cargado de penales y la defensa de Newman lo haya llevado a cometer errores cuando la pelota salió hacia los backs. Y, con un jugador menos –carga a destiempo de Patrono, que recién había ingresado– cuando promediaba el segundo tiempo y perdiendo 15-9, puso el corazón y se lo llevó por delante a su rival, con una tarea descomunal de los forwards.

CUBA a la final de la URBA
CUBA a la final de la URBAGerardo Viercovich

Desde los 27 hasta los 37 minutos del segundo tiempo, CUBA lo acorraló a Newman en sus 10 yardas. Con line y scrum, lo apretó contra su ingoal y lo obligó a cometer un penal tras otro. Ahí, por reiteración de faltas, se fue amonestado Wright. Y entonces, CUBA fue un huracán de pick and go. Fue y fue, de un lado al otro, hasta que Piña, apuntalado por dos compañeros, rompió la puerta para entrar a la victoria.

El orgullo de CUBA lo impulsó a pelear hasta el final
El orgullo de CUBA lo impulsó a pelear hasta el finalGerardo Viercovich

Esos 10 minutos, que terminaron siendo decisivos, porque Newman no tuvo reacción y se vio desbordado, fueron acompañados desde las tribunas por la gente de CUBA, que empezó a cantar y agitar las banderas como nunca en toda la tarde. En la cancha y en las tribunas había supremacía de los de Villa de Mayo, y todo Newman, adentro y afuera, percibía que el triunfo se les iba de las manos. Después del try convertido, la cabeza del equipo que había sido el mejor del año hasta aquí terminó de romperse y en lo que quedaba del partido no encontró respuestas ni siquiera para intentar un drop.

Cuando le preguntamos a un integrante del staff si Newman había trabajado en estos días la presión que significaba no haber salido nunca campeón y haber perdido tres finales (todas contra Hindú) y dos semifinales ante CUBA, la respuesta fue que la confianza estaba en el juego, que no existía tal presión. Evidentemente, Newman sí la sintió. No fue el equipo agresivo y contundente que había sido a lo largo de este Star 12. De hecho, fue el primero en clasificarse a las semifinales, varias fechas antes del final de la segunda rueda. Y entre otros logros, goleó dos veces a Hindú, algo inhabitual para cualquier equipo en las últimas dos décadas.

Pura euforia en CUBA
Pura euforia en CUBAGerardo Viercovich

CUBA tomó la iniciativa desde el kick-off y Newman en el primer tiempo fue práctico y certero: cada vez que pasó la mitad de cancha, anotó puntos, todos a través de penales de Gutiérrez Taboada, el crack que en este partido no pudo desplegar todo su talento. Porque Newman tuvo poco la pelota, defendió bien (una de sus mejores armas este año), pero nunca dio la sensación de liquidar el partido. Cuando se quedó con un jugador más, pareció que tenía todo resuelto. Se acercó al ingoal, CUBA tackleó y cuando pudo salir con un kick largo para instalarse en la zona de definición rival, los Cardenales empezaron a dar señales de que se quedaban sin nafta.

CUBA lo olió y no lo soltó. Cuando el árbitro Bertaza terminó el partido, los jugadores y el público, que invadió la cancha, lo festejó como si fuese un campeonato. Es que se trató de un triunfo épico por la categoría del rival y por cómo se presentó el partido, siempre cuesta arriba. Cuando CUBA le había ganado la semifinal de 2013 también en el CASI–el año de su campeonato- era superior a Newman, pero no así en la de 2015 en La Plata, en la cual Newman no sólo llegaba a esa instancia como amplio favorito, sino que desperdició innumerables ocasiones para ganar el partido.

El rugby de CUBA se rearmó durante la pandemia. No perdió jugadores del plantel superior–Newman todo lo contrario; se le fueron 48-, recuperó algunos y se preparó especialmente en la parte física. De aquel equipo de 2013 vuelven a una final de la URBA Rodrigo Ávalos, Lucas Maguire, Santiago Uriarte y Lucas Piña como jugadores, y Tomás Cóppola como entrenador. Esta da la sensación de ser especial. Queda por delante la mejor semana del año.

La síntesis del partido

  • CUBA (16): Moroni; Ocampo, Casaurang, De la Vega y Young; Ávalos e Iriarte; Pisani (capitán), Ortiz de Rosas y Lucas Maguire; Lucas Piña, Uriarte; Carullo, Devoto, Solveyra.
  • Entrenador: Tomás Cóppola.
  • Newman (15): Daireaux; Francisco Montoya, Freyre, Keena, Gosio; Gutiérrez Taboada, Marguery; Miguel Urtubey (capitán), Gurmendi, Mateo Montoya; Alejandro Urtubey, Ureta; Mariano Urtubey, Brandi, Porolli.
  • Entrenador: Alfredo Cordone
  • Los tantos. Primer tiempo: 6, 10, 20 y 39 minutos. penales de Gutiérrez Taboada (N); 16 y 24m. penales de Moroni (C).
  • Segundo tiempo: 19m. penal de Moroni (C); 20m. penal de Gutiérrez Taboada (N), y 38m. try de Lucas Piña convertido por Gutiérrez Meabe (C).
  • Cambios. Segundo tiempo: 8m. Tobio por Mariano Urtubey (N), 12m. Gutiérrez Meabe por Ocampo (C), 18m. Wright y Ulloa por Mateo Montoya y Porolli (N), 22m. Patrono por Moroni (C).
  • Amonestados. Segundo tiempo: 25m. Patrono (C), 35m. Wright (N).
  • Árbitro: Tomás Bertaza.
  • Cancha: CASI.

Fuente:Ir a notas de Jorge BúsicoJorge Búsico  PARA LA NACION -Fotos: Gerardo Viercovich – LA NACION Deportes