/Sin público, el VAR fue el gran protagonista en el 1 a 1 entre Vélez y Gimnasia, por la Liga profesional

Sin público, el VAR fue el gran protagonista en el 1 a 1 entre Vélez y Gimnasia, por la Liga profesional

La tecnología privó de un gol al Fortín por un offside milimétrico de Pratto; más tarde, no participó en un supuesto penal para Gimnasia, y le hizo cambiar de color una tarjeta al árbitro Mastrángelo.

Vélez y Gimnasia igualaron 1 a 1 ante un estadio José Amafitani vacío, en un parejo partido válido por la fecha 13 de la Liga Profesional, donde el VAR fue el gran protagonista.

Se jugaban apenas 18 minutos cuando llegó el primer grito de gol. Pratto picó a buscar una pelota al vacío por la derecha y su centro, fuerte y rasante, fue desviado en el primer palo por Leonardo Morales, que envió la pelota al fondo de su propio arco.

Era el 1 a 0 para el conjunto local. Sin embargo, después de seis minutos de deliberaciones, el VAR determinó que en la acción inicial, Pratto estaba adelantado por milímetros. Mientras todo el conjunto velezano se resignaba, los del Lobo respiraban aliviados.

Si bien el local tuvo la posesión de la pelota, Gimnasia dispuso más chances con otra intervención de Burián ante Sosa, generada por la salida en falso de Matías de los Santos; y la imprecisa definición de Morales, sobre la línea, en el cierre del primer tiempo.

La segunda etapa ofreció muy poco para el espectáculo hasta los goles. El ingresado Osorio aportó mayor profundidad en ataque y sacó provecho del rebote de Rodrigo Rey ante el remate de Máximo Perrone para el establecer el 1 a 0, a los 27 minutos.

De inmediato, dos minutos más tarde, Gimnasia encontró el empate con Morales. El defensor, sin marcas, captó la peinada de cabeza de Sosa, tras el tiro libre ejecutado por Brahian Alemán.

El encuentro se disputó a puertas cerradas por decisión del Comité de Seguridad, tras los incidentes en el choque de ida por Copa Libertadores ante Talleres de Córdoba, en donde varios hinchas velezanos agredieron a infiltrados que alentaban al conjunto cordobés en la platea descubierta.

Cerca del epílogo, el VAR otra vez cobró protagonismo. Primero porque ante una mano que sancionó Hernán Mastrángelo en la puerta del área, optó por no llamar al juez. No pareció, pero de haber sido, todo indicaba que había sido adentro y correspondía penal.

Un instante más tarde, el árbitro le mostró la tarjeta roja a Agustín Mulet por un fuerte cruce en el medio del campo de juego, pero (esta vez sí) a instancias de VAR revisó la acción y alteró su decisión, por lo que el hombre de Vélez recibió una amonestación.