//Sebastián Villa, lesionado: cuáles son los elementos que Boca tiene para evolucionar como equipo durante su ausencia

Sebastián Villa, lesionado: cuáles son los elementos que Boca tiene para evolucionar como equipo durante su ausencia

El delantero era casi la única alternativa a la hora de generar una jugada de ataque; ahora, el plantel deberá acostumbrarse a jugar de otra manera y con otro intérprete.

El impacto de la noticia fue grande. Difícil de asimilar, al menos en las primeras horas. El hecho de que Sebastián Villa, una de las figuras de Boca en este 2022, sufra una lesión en su rodilla derecha y se pierda lo que resta del torneo, incluido el Superclásico del próximo 11 de septiembre, no deja de ser un cimbronazo.

Sin parte médico oficial (de hecho, el doctor Jorge Batista se enojó por la manera en que se filtró la supuesta lesión y lo expresó en Instagram: “Por que daría un parte médico si se enteran todos antes q todos los que trabajamos en el club?”), lo cierto es que el colombiano se sometió a estudios este martes por una dolencia en la articulación y arrojaron que tiene comprometido el menisco externo. Es por eso que este jueves será operado para limpiar la zona afectada.

Es un escenario inesperado. Pero a la vez, puede ofrecerle al Xeneize una enorme oportunidad para sobreponerse e intentar evolucionar. Encomendado en la mayoría de las propuestas ofensivas a dársela al colombiano, para que él intente el desborde y el centro, ahora está obligado a salir de su zona de confort y planificar variantes. Poner en funcionamiento la capacidad creativa y trabajar.

Más claro: Boca se ve obligado a funcionar como un equipo y no tan dependiente de las individualidades, en este caso del colombiano. Los números lo posicionan como una pieza determinante (participó de manera directa en 9 de los 21 goles que hizo el club de la Ribera este año), casi a la altura de la gran figura de los últimos 12 meses: Agustín Rossi.

¿Cómo hacerlo? Las opciones son escasas. En parte por decisión dirigencial y también por la serie de eventos desafortunados que parecen haberse enfocado en dinamitar la posición de extremo en el conjunto azul y oro.

El 30 de junio se desvincularon Cristian Pavón y Eduardo Salvio, dos hombres que solían ser alternativas a Villa. El cordobés quería emigrar desde hacía mucho tiempo, mientras que el Toto y el Consejo estiraron demasiado los tiempos de renovación, hasta que se terminaron las hojas en el calendario y el primer día de julio el futbolista hizo las valijas y emigró a México.

Salvio era titular en Boca, pero emigró a México
Salvio era titular en Boca, pero emigró a MéxicoTelam

A eso se le sumó la grave lesión sufrida por Exequiel Zeballos. El Changuito, que aprovechó la ocasión y se había metido entre los 11 titulares o bien era primera opción de cambio, recién volverá a pisar un campo de juego en febrero o marzo. La patada descalificadora que recibió a los 5 minutos del partido contra Agropecuario, por la Copa Argentina, fue otro palo en la rueda para el cuerpo técnico que lidera Hugo Ibarra.

Y ahora, Villa. En dos meses, Boca perdió a cuatro extremos. Y en ese contexto de imponderables, quizás el único error, o el único escenario en el que el Consejo de Fútbol puede tener responsabilidad, es en no haber incorporado a alguien para esa zona ante las partidas de Pavón y Salvio. Esta carencia quedó más expuesta que nunca cuando Battaglia decidió que, en la zona de ataque, junto a Darío Benedetto juegue otro centrodelantero: Nicolás Orsini.

Zeballos se recupera de una grave lesión. Volverá a jugar en febrero o marzo
Zeballos se recupera de una grave lesión. Volverá a jugar en febrero o marzoPrensa Boca

Ante Colón, Boca tiene, en apariencia, dos alternativas. La primera es volver al 4-4-2 y apostar por un doble 9, con el Pipa y Luis Vázquez (el club finalmente rechazó la oferta de Almería, que proponía comprar el 70 % de su ficha por US$ 7.000.000 más un bonus de US$ 2.500.000 por objetivos). Aunque en ese escenario será muy importante qué mediocampistas son los elegidos para proyectarse y sumarse al ataque por afuera.

La otra opción es que el dibujo táctico se mantenga en el 4-3-3. Allí, el delantero de área sería Benedetto, por la izquierda se ubicaría Óscar Romero (o incluso, con una función diferente, Aaron Molinas, que volvió a plantarse y a elegir a Boca por sobre una oferta de ir a préstamo a un equipo de segunda división de Portugal). Y por derecha se le abriría la puerta al chico Luca Langoni, el héroe ante Atlético Tucumán, que de ser quinta opción ahora literalmente se sube solo al viaje a Santa Fe.

Langoni grita con todas sus ganas su segundo gol, el que le permitió a Boca ganarle 2 a 1 a Atlético Tucumán
Langoni grita con todas sus ganas su segundo gol, el que le permitió a Boca ganarle 2 a 1 a Atlético TucumánMauro Alfieri – LA NACIÓN

Si Boca aprovecha la inconsciencia juvenil del pibe nacido hace 19 años en Laferrere (el desenfado y el entusiasmo de los chicos por mostrarse suele bloquear los miedos y los temores que siempre aparecen en los primeros partidos), la moneda al aire puede caerle favorable. Si, en cambio, busca más experiencia, no existe otro nombre con cualidades de juego similares a Villa que el de Norberto Briasco. Aunque podría volver a aparecer Orsini, ocupando un rol en el que sabe que no puede lucirse.

Este jueves, durante la práctica de fútbol, Ibarra paró el siguiente equipo, aunque también habrá pruebas este viernes y sábado y nada es determinante: Rossi; Figal, Roncaglia, Rojo, Fabra; Payero, Rolón, Romero; Langoni, Benedetto y Briasco.

La ausencia del colombiano también le servirá al club para transitar en paz la semana previa al SuperclásicoEl delantero afrontará durante septiembre el juicio oral por la acusación de violencia de género que recibió de parte de su exnovia, Daniela Cortés, y no hubiera sido extraño que vuelva a copar la agenda mediática ese tema, precisamente en la antesala al cruce con River.

Los números de Villa

En el actual campeonato, Villa jugó 15 de los 16 cotejos y suma 1143 minutos de acción. El único partido en el que se ausentó fue ante Banfield, en la derrota 3 a 0 por la sexta fecha. Los motivos fueron más que válidos: el entonces técnico Sebastián Battaglia optó por preservarlo para el partido de vuelta ante Corinthians, por los octavos de final de la Copa Libertadores.

El colombiano convirtió tres goles y dio siete asistencias en el actual torneo. Es decir, participó directamente en 10 goles de los 21 que anotó el xeneize, lo que equivale al 47%. También dio 30 pases que derivaron en situaciones para anotar para su equipo. Aunque su eficacia es muy baja: de 29 remates al arco, apenas el 10% de sus remates terminaron en el fondo de la red rival.

Fuente: Ir a notas de Pablo LisottoPablo Lisotto  LA NACION – Fotos: Nicolas Aguilera – AP – Télam – Prensa Boca – Mauro Alfieri – LA NACIÓN – LA NACION Deportes – Instagram: jpbatista – LA NACION Deportes – Video: Brad Schneider 9 – You Tube – LA NACION Deportes –