//Roland Garros: Solana Sierra no pudo festejar en la final del torneo junior femenino

Roland Garros: Solana Sierra no pudo festejar en la final del torneo junior femenino

La marplatense, de 17 años, perdió este sábado en el duelo por el título con la checa Havlickova.

PARÍS.- Solana Sierra lo intentó, pero no hubo caso. La ilusión de ser campeona del singles junior femenino de Roland Garros sucumbió con una derrota inobjetable. La checa Lucie Havlickova se quedó con el título al imponerse por 6-3 y 6-3, en la final jugada el sábado en el cort Simonne Mathieu. Sierra, la primera finalista argentina en la rama junior en 22 años (la última había sido María Emilia Salerni, en 2000), se quedó con las ganas de emular las conquistas de Gabriela Sabatini (1984) y Patricia Tarabini (1986), únicas vencedoras de nuestro país en esta prueba sobre el polvo de ladrillo parisino.

La jugadora marplatense, de 17 años, había llegado en gran forma a la definición. Sin embargo, en el duelo decisivo, se encontró con una rival que no le dio posibilidades. Havlickova, alta, espigada, de impactos potentes desde la base, firme con el saque, hizo las cosas mejor y el encuentro se resolvió pronto. Buscó y buscó Sierra, pero no pudo encontrar resquicios. En ese intento de hallar puntos vulnerables, terminó con 35 errores no forzados, 14 más que su rival. La checa se mostró más firme de principio a fin; sólida con el saque, no le concedió siquiera un break-point a Sierra.

De a poco, Havlickova comenzó a tomar distancias en el desarrollo y en el juego, y a la marplatense la final le empezó a quedar más lejos. Aunque buscó presionar, algunos desaciertos la enredaron aún más, como el quiebre en el arranque del segundo set, que le dio más soltura a la flamante campeona. Aparecieron entonces en el Mathieu algunos gritos de apoyo. Pero la checa siempre jugaba mejor en los momentos complejos, en los 40-30 o en los deuces. La final tomó un rumbo irremontable, y la definición llegó con una doble falta de Sierra.

Lo mejor de la final

Surgida en Mar del Plata, Sierra se mudó a Barcelona hace unos meses, donde trabaja con Carlos Rampello, excoach de la rosarina Nadia Podoroska. Este año, descolló en la Billie Jean King Cup (la Copa Davis femenina) al ganarle a varias jugadoras profesionales, ubicadas muy por delante de ella en el ranking, con cuatro victorias que le permitieron a Argentina conseguir uno de los pasajes a la promoción, a pesar de que el equipo capitaneado por Mercedes Paz no contaba con sus dos principales referentes (Podoroska y Paula Ormaechea).

En la ruta hacia la final en París, Sierra derrotó a la checa Barbara Frhvirtova por 5-7, 6-3 y 6-4; a la belga Hanne Vandewinkel por 64 y 6-0; a la francesa Yaroslava Bartashevich por 6-2 y 7-5; a la estadounidense Liv Hovde por 6-3 y 7-5, y en la semifinal, a la checa Nikola Bartunkova por 7-5 y 6-0. Aunque no pudo quedarse con el título, sí se anotó como la sexta chica de nuestro país que alcanza una final junior en París, precedida por Sabatini (1984), Tabarini (1986), Inés Gorrochategui (1991), Paola Suárez (1992) y Salerni (2000).

Solana Sierra y su revés, en la final jugada este sábado ante la checa Lucie Havlickova
Solana Sierra y su revés, en la final jugada este sábado ante la checa Lucie Havlickovaap – AP

Sierra, que había alcanzado las semifinales el año pasado en el US Open, disputaba su quinto torneo de Grand Slam junior. Con 17 años, ha jugado pocos torneos juniors en los últimos tiempos y ya comenzó a disputar los ITF, los certámenes de ingreso al tour profesional, y en marzo pasado alcanzó su primera final en Palmanova, en España.

La juvenil, que recibió una invitación especial y en las próximas horas viajará a España para disputar el WTA 125 de Valencia, contó: “Estoy un poco decepcionada hoy por la final. Ella jugó muy bien, estivo muy sólida. Más allá de perder, me voy contenta por los partidos que disputé, creo que tuve buenos partidos durante la semana, jugué en estadios. Pude hablar un poco con Gabriela [Sabatini], es relindo tenerla acá y poder interactuar con ella. Haber jugado esta final, con tanta gente, es un sueño. Sé que esto no me garantiza nada para el futuro, pero es para mí una gran experiencia”.

“Esta semana Solana jugó increíble, en un nivel muy alto de tenis. Lo que pasó no empaña una gran semana, por el tenis que jugó, por la actitud que tuvo, por aprender a trabajar en equipo y mostrarse predispuesta a recibir consejos y escuchar las tácticas. Lo que más se lleva de Roland Garros es aprender cómo hacer un trabajo en equipo, cómo enfocarse en cada partido, y preparar rutinas para antes y después de cada encuentro, y trabajar de manera más profesional”, destacó Carlos Rampello, el entrenador de Sierra, en declaraciones a LA NACION.

Fuente:Ir a notas de José Luis DomínguezJosé Luis Domínguez  LA NACION – Fotos: DINO GARCIA – ap – AP – LA NACION Deportes – Vidseo: ESPN 2 – LA NACION Deportes