//Roland Garros: Federico Delbonis encontró en París la llave para festejar de nuevo en un Grand Slam

Roland Garros: Federico Delbonis encontró en París la llave para festejar de nuevo en un Grand Slam

Derrotó en sets corridos a Mannarino y consiguió el último triunfo argentino en la primera rueda, que terminó con cinco victorias y seis caídas para los representantes de nuestro país,

PARÍS.- Hacía una temporada completa que Federico Delbonis (65° del ranking mundial) no ganaba un partido en un Grand Slam. Pasó por Wimbledon, por el US Open y por el Abierto de Australia, pero en las tres citas le tocó despedirse siempre en la primera ronda. Esta vez, todo cambió y el zurdo regresó a Roland Garros, escenario en el que había ganado en un torneo de esta categoría por última vez, y se dio el gusto de regresar al triunfo.

El jugador nacido en Azul no tenía un debut sencillo sobre el polvo de ladrillo francés, porque del otro lado de la red lo esperaba uno de los jugadores locales, el zurdo Adrian Mannarino (69° del mundo). Ambos zurdos, aunque con prototipo de juego distintos, y los dos con mucho recorrido en el tour. En un duelo de desarrollo cambiante, el ganador del histórico quinto argentino en la final de la Copa Davis 2016 ante Croacia en Zagreb, consiguió imponerse por 6-1, 7-6 (7-1) y 6-2, en dos horas y 14 minutos, en el court número 6 del fabuloso complejo francés. Con su victoria se completó la primera rueda para los 11 representantes argentinos en París, con un balance de cinco triunfos y seis derrotas. Los que también habían avanzado a segunda fueron Diego Schwartzman, Sebastián Báez, Camilo Ugo Carabelli y Pedro Cachin.

Federico Delbonis derrotó a Mannarino y en la segunda ronda de Roland Garros se medirá con el ruso Rublev.
Federico Delbonis derrotó a Mannarino y en la segunda ronda de Roland Garros se medirá con el ruso Rublev.Prensa Rio Open

Bajo la atenta mirada del capitán de Copa Davis, Guillermo Coria, y el subcapitán Martín García, Delbonis, entrenado por Mariano Hood, pasó la primera ronda en el Bois de Boulogne por quinta vez (ya lo había logrado en 2013, 2018, 2019 y 2021). Pero en esta temporada, tiene la misión de defender el mejor resultado de su carrera en un major: los 8vos de final alcanzados el año pasado en el polvo de ladrillo parisino, cuando se despidió frente al español Alejandro Davidovich Fokina en la cuarta etapa.

Delbonis, que cumplirá 32 años en octubre próximo, se mostró conforme con su estreno: “Fue un buen partido, creo que jugué muy sólido en el primer set, me puse algo nervioso en el segundo y a la vez Adrian empezó a jugar más agresivo y se complicó un poco, pero cuando pude sentirme mejor en la parte mental, conseguí encaminar el partido”. Para el zurdo, fue importante haber salvado cuatro set-points en el segundo parcial, cuando Mannarino se adelantó 5-2 y tuvo esas oportunidades para quedarse con el segundo. “Se dio que yo no seguí pegando como venía y él mejoró con el impulso de la gente a su favor. Haber ganado ese set me dio un envión para además arrancar 3-0 muy rápido en el tercero. Se me dificultó al final en un par de games con el viento, pero creo que seguí jugando bien”, amplió.

La victoria frente a Mannarino es un aporte valioso para Delbonis, que solamente había conseguido dos triunfos en la gira europea sobre superficie lenta: en la primera ronda del Masters 1000 de Montecarlo, ante el español Jaume Munar y, la semana pasada, en el ATP 250 de Ginebra, ante el lituano Ricardas Berankis. El zurdo habló sobre lo que hasta aquí es una temporada con altibajos, más allá de una dolencia que lo acompaña: “La lesión no tiene nada que ver con mi presente. Hago cosas preventivas para alargar mi carrera, puedo estar bien con kinesiología, y por supuesto, tengo los dolores que tiene cualquiera que juega, pero eso no tiene que ver con los resultados. Yo siempre traté de enfatizar la regularidad que tuve en la gira de polvo de ladrillo del año pasado, y que después me costó hacerlo de nuevo. Este año, con los puntos a defender, no pude tener buena preparación. Tuve algo de mala suerte después de Australia al dar el positivo de Covid, luego llegué con lo justo a Marrakesh en el arranque de la gira… Son pequeñas cosas que no salieron, y luego la falta de ganar partidos te hacer perder un poco de confianza. Pero yo quiero seguir dándome oportunidades. Así como se dio hoy con el segundo set, que lo saqué adelante, el tenis se está volviendo muy mental”.

El próximo rival de Delbonis será el ruso Andrey Rublev, séptimo favorito en París, que venció al coreano Soonwoo Kwon (71°) por 6-7 (5-7), 6-3, 6-2 y 6-4. El argentino y el moscovita se enfrentaron sólo una vez, en la primera ronda de Wimbledon 2021 y triunfó Rublev en cuatro sets. Delbo anticipó: “Él es el favorito, eso está claro. Pero yo quiero salir a la cancha, disfrutar el partido y hacer lo mismo que vengo haciendo, y mentalmente seguir trabajando. En ciertos partidos, y en cinco sets, pueden pasar muchas cosas”.

Bagnis y Coria, eliminados

Previamente, otros dos jugadores de nuestro país se despidieron en la primera rueda. A primera hora, Facundo Bagnis perdió por 6-2, 6-2 y 6-2 con el ruso Daniil Medvedev, número 2 del mundo, en el court Lenglen; el zurdo rosarino lució físicamente disminuido por una lesión en el sóleo.

Luego, Federico Coria se despidió frente al eslovaco Alex Molcan, que lo derrotó por 6-3, 6-4, 3-6 y 6-3; el hermano menor del capitán de Copa Davis tuvo su chance en el segundo set, en el que llegó a estar 4-0, pero no consiguió cerrarlo.

Federico Coria, en acción frente a Molcan en la cancha 4
Federico Coria, en acción frente a Molcan en la cancha 4Dino García
Fuente:Ir a notas de José Luis DomínguezJosé Luis Domínguez  LA NACION – Fotos: Twitter – Prensa Rio Open – Dino García – LA NACION Deportes – Videos: S C – LA NACION Deportes