//Roland Garros: el sueño de Carlos Alcaraz chocó contra un Alexander Zverev inspirado, en un partidazo

Roland Garros: el sueño de Carlos Alcaraz chocó contra un Alexander Zverev inspirado, en un partidazo

El alemán avanzó a las semifinales con un gran triunfo en cuatro sets sobre la revelación de la temporada.

PARIS.- ¿Sorpresa? Quizás. O no, al fin de cuentas. Allí está Alexander Zverev, brazos en alto, sonrisa plena, vencedor, convertido en flamante semifinalista de Roland Garros, otra vez. En el estadio Philippe Chatrier, el alemán edificó una victoria resonante sobre Carlos Alcaraz, el chico revelación de la temporada, al que derrotó por 6-4, 6-4, 4-6 y 7-6 (9-7) en un duelo de 3 horas y 18 minutos, un excelente aperitivo antes del superclásico entre Rafael Nadal y Novak Djokovic.

¿Es inesperado que el número 3 del mundo, un jugador más experimentado, le gane al sexto del ranking, un chico que hace poco cumplió 19 años? No debería serlo, y hasta podría considerarse lo más lógico. Pero allí es donde entran a pesar algunos detalles. Porque el joven murciano llegaba a París con ritmo de locomotora a pleno, lanzado a por todo, intratable en las últimas semanas. Más aún: hace poco, Alcaraz había pasado por encima de Zverev en la final del Masters 1000 de Madrid (6-3 y 6-1), como antecedente muy cercano y propicio. Campeón en Barcelona y en Madrid, Alcaraz llegaba a este cruce con 14 victorias seguidas y una marca de 8 triunfos y apenas 2 derrotas en cotejos ante rivales ubicados dentro del Top 10.

Pero es posible que se lo haya soslayado un poco a Zverev, o acaso Alcaraz había crecido mucho en las últimas semanas como para opacar a su adversario. Pero allí estuvo el alemán, en su condición de número 3 del mundo, y con posibilidades de discutirle el 1 a Djokovic más tarde o más temprano. Por eso ese desahogo del final, el grito de furia, la manera de soltarse después de toda la tensión. Sascha está de nuevo en semifinales de un Grand Slam.

El adiós de Carlos Alcaraz, ovacionado en el Chatrier; al español se le terminó una racha de 14 victorias seguidas
El adiós de Carlos Alcaraz, ovacionado en el Chatrier; al español se le terminó una racha de 14 victorias seguidasTHOMAS SAMSON – AFP

Considerado en su momento como un prodigio, Zverev fue número 1 del mundo en el circuito junior; hoy tiene 25 años y ha ganado varios torneos, incluidos dos Finales de la ATP, varios de la serie Masters 1000 y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, y lleva un largo rato entre los mejores del mundo, pero se adeuda un título de Grand Slam, esa clase de certámenes que le dan un barniz dorado a la carrera de cualquier tenista. Jamás estuvo tan cerca como en el US Open 2020, cuando se inclinó ante Dominic Thiem después de estar dos sets arriba. Alcanzó las semifinales en Australia 2020; el año pasado aquí también fue semifinalista, con derrota frente a Stefanos Tsitsipas en cinco parciales, y en el US Open 2021, superado por Djokovic, también en cinco sets. Ha estado cerca el alemán. Pero la primera gran corona se la ha negado aún. Parte de la explicación está en una cifra insólita: hasta aquí, llevaba una marca pobrísima: 0 victorias y 11 derrotas ante rivales Top 10 en torneos de Grand Slam. Cada vez que enfrentaba a un adversario de su misma condición, naufragaba. Zverev quebró el maleficio en el momento justo, con un triunfo que lo reivindica y le permite llegar con cierto aire ante otro adversario de fuste: Djokovic o Nadal.

Para Carlos Alcaraz, la corona en París deberá esperar; el joven murciano falló en los dos primeros parciales y no consiguió revertir la cuenta
Para Carlos Alcaraz, la corona en París deberá esperar; el joven murciano falló en los dos primeros parciales y no consiguió revertir la cuentaMatthieu Mirville – ZUMA Press Wire

Es cierto, también, que Zverev había mostrado lagunas. En este torneo, sin ir más lejos, estuvo a centímetros de despedirse, con aquel match-point que enfrentó contra Sebastián Báez, y que se le fue por muy poco al argentino en ese duelo por la segunda rueda. Pero sabe jugar en el polvo de ladrillo parisino, claro. No ha sido campeón, pero tiene una marca de 23 triunfos y 6 derrotas aquí. Así y todo, llegaba en cierta forma “de punto” al duelo con Alcaraz. Y eso que el murciano también había bordeado el precipicio, ya que en la segunda rueda estuvo a punto de perder contra Albert Ramos Viñolas, al que recién superó en cinco sets, después de 4 horas y 34 minutos de batalla.

Zverev estuvo concentrado de principio a fin, a sabiendas de que tenía que hacer todo bien. Alcaraz, en el debe, pagó un tributo caro a los desaciertos en los primeros dos parciales. Pudo revertirlo contra Ramos Viñolas, pero se le iba a hacer más cuesta arriba ante un adversario del nivel de Zverev. Repuntó el español en el cierre del tercer set, cuando escapó de la debacle con un drop fantástico cuando estaba 4-4 y 30-40; si lo fallaba, su rival quebraba y sacaba a continuación por el partido. Pero Alcaraz conservó su saque y quebró a continuación, con otro drop que dejó desparramado al alemán.

De nuevo en las semifinales de Roland Garros, Alexander Zverev
De nuevo en las semifinales de Roland Garros, Alexander ZverevThibault Camus – AP

Sin quiebres de por medio, el partido entró en una zona de alta temperatura. Alcaraz tuvo un noveno game de saque terrible, y quedó 4-5. Zverev, con el servicio para ganar, no pudo contener al español, que lo quebró con dos bombas de revés al ángulo. Llegaron al desempate. Tuvo un set-point Alcaraz, pero dejó un revés cruzado en la red. Luego fue Zverev el que se anticipó en la red en un cruce de toques cortos. No lo pudo cerrar en el primero, pero sí en el segundo, con una devolución ganadora, un latigazo de revés. Así terminó un partidazo. “Le dije en la red que él ganará este torneo no una, sino varias veces. Espero ganarlo yo al menos una vez antes de que él nos gane a todos”, contó el número 3 del mundo sobre lo que conversó con su vencido apenas finalizó el encuentro. Por lo pronto, el que sigue en carrera es el alemán, que hizo valer su mayor experiencia en esta clase de duelos y está nuevamente a dos pasos del título. Con todo el futuro por delante, a Alcaraz le toca esperar para ir en busca de la conquista de París.

Fuente:Ir a notas de José Luis DomínguezJosé Luis Domínguez  LA NACION – Fotos: ANNE-CHRISTINE POUJOULAT – AFP – THOMAS SAMSON – AFP – Matthieu Mirville – ZUMA Press Wire – Thibault Camus – AP – LA NACION Deporters  -Video: SportsCenter ESPN, profile pictureSportsCenter – LA NACION Deportes