//Roland Garros: el show de Santiago Rodríguez Taverna en la mejor semana de su carrera

Roland Garros: el show de Santiago Rodríguez Taverna en la mejor semana de su carrera

Desde el puesto 201° del ranking, dio batalla durante más de tres horas ante Taylor Fritz, un rival consolidado en el Top 15; entusiasmó al público y se fue ovacionado.

PARIS –En el tenis, deporte que acostumbra a todos a conocer el sabor de los tropiezos, no todos los partidos perdidos valen igual ni todas las derrotas tienen el mismo sabor. Lo sabe Santiago Fabián Rodríguez Taverna, ese hincha fanático de Racing que, con desparpajo, en la cancha 6 se le plantó de igual a igual a Taylor Fritz, un Top 15 del mundo consolidado, durante más de tres horas de acción. Le tocó perder, sí. Pero no fue ni será un partido más para este jugador de 22 años, que entró a Roland Garros luego de jugar la primera qualy de Grand Slam de su carrera, y por momentos sacó de quicio a su rival con actitud y tenis.

A Rodríguez Taverna le tocó cerrar el bolso e irse eliminado, pero envuelto en el calor de los aplausos; la mayor ovación que recibió hasta aquí, mimado por el público francés que celebró su entrega, la soltura para desparramar a Fritz con un festival de drops, y el desparpajo para levantar los brazos y pedir más aliento, aun cuando no le haya alcanzado para llevarse el premio mayor. Se metió en el bolsillo a cientos de espectadores que no lo conocían y preguntaban por ese chico desconocido, que hace un año era el 523º del ranking mundial. Hasta no hace mucho disputaba futures, la menor de las categorías del circuito profesional. Hoy disfruta su mejor semana. En toda su carrera había tenido ganancias por un total de 101.907 dólares. Su gran actuación en París le reportó 62.000 euros (US$ 65.400), un número que le permitirá viajar a más torneos, cambiar su calendario, mejorar su trayectoria.

Lo mejor del encuentro

Primer lunes de Roland Garros, tribunas llenas, a pesar del cielo plomizo, algo de lluvia en la primavera parisina. Había casi 190 puestos de distancia entre ambos, desde el 201º de Rodríguez Taverna y el 14º escalón que ocupa Fritz. Pero el argentino sabe de batallas. En enero pasado, mientras los jugadores de mejor ranking acudían a la gira de Australia, conquistó el Challenger de Buenos Aires, jugado en Tigre, como el 302º del mundo; la semana siguiente, fue finalista en Concepción, en Chile. Entre ambos torneos reunió los 100 puntos que necesitaba para ingresar en el Top 250 del ranking y acceder a jugar la qualy de Roland Garros. Antes de acudir a París, su única participación previa en el ATP Tour había sido una derrota en febrero pasado en la clasificación del torneo de Santiago de Chile. Hace dos semanas, en su torneo más reciente, había caído en la segunda rueda del Challenger de Coquimbo.

El revés de dos manos Santiago Rodríguez Taverna; el jugador surgido en Pilar le jugó de igual a igual a un Top 15 en París
El revés de dos manos Santiago Rodríguez Taverna; el jugador surgido en Pilar le jugó de igual a igual a un Top 15 en ParísClive Brunskill – Getty Images Europe

Rodríguez Taverna y Fritz compusieron un partidazo de 3 horas y 34 minutos. Cambiante, muy entretenido. Con errores, sí. Con muchos aciertos, también. Con puntos largos, pelotas profundas y pesadas, drop-shots, bombazos. Hubo de todo. Rodríguez Taverna llegó a estar 5-4 y su saque en el primer set, pero no lo pudo cerrar. A pesar de eso, mantuvo la actitud positiva para divertirse en un partido único, tratando de jugarle de igual a igual, con sus armas. Con uno de esos artilugios, un drop fantástico, cerró el segundo parcial a su favor. Llegó la interrupción por lluvia cuando estaba break abajo en el tercero. Regresaron y volvió a quedar un parcial abajo. Empezó mejor en el cuarto set, y consiguió ganarlo en un décimo game de cuatro ventajas, para llevar el duelo a un quinto, a todo o nada. Recibió atención médica tras el quinto game por una dolencia en el pie izquierdo. Mientras pudo, mantuvo la intensidad. Pero Fritz logró un quiebre temprano, y no dio lugar a más sorpresas. Lo cerró en el primer match-point, con un derechazo cruzado, después de que Rodríguez Taverna le había atajado un par de penales. El estadounidense lo festejó con desahogo. Y se felicitaron en la red.

Creo que en el tenis, más allá de la competencia, hace falta un poco de show, para que la gente que llegue al torneo te quiera ver. Este primer partido había que disfrutarlo; si me iba amargado, iba a ser algo triste”, contó Taver, como se lo conoce. No es que este show haya sido preparado, ni mucho menos. “Yo soy así en la cancha y también afuera. Con mis amigos soy muy extrovertido, me sale de divertir a los demás, soy jodón. Y cambiar mi forma de ser en cancha estaría mal. Esto es un show, y si nos quedamos todos callados, no se queda nadie a ver el partido. Y pensé que podía ganar todo el tiempo, incluso en el match-point en contra. Yo soy así, y creo que eso hizo que pudiera jugar como lo hice”, agrega, para que quede claro.

Santiago Rodríguez Taverna: "Lo que hice hoy hace que uno tenga ganas de volver a Roland Garros"
Santiago Rodríguez Taverna: «Lo que hice hoy hace que uno tenga ganas de volver a Roland Garros»Clive Brunskill – Getty Images Europe

Más allá de perder el partido, todo fue ganancia para Rodríguez Taverna en este Roland Garros. “Lo de hoy hace que uno tenga ganas de volver acá. Desde el primer día que llegué, la forma de buscarnos, los entrenamientos, todo es muy nuevo para mí. Jugar cinco sets es algo que nunca me había pasado, y me encantó. La única diferencia que sentí es que él tenía más experiencia que yo en un partido largo, pero en todos los sets tuve chances, no sentí que me pasara por arriba en ningún momento, A los 22 años, jugar en Roland Garros con las bestias que están acá, es importante”.

¿Por qué ahora llega adonde llegó y no antes? Lo explicó así: “Con el tema de la pandemia yo casi no jugué. Unas semanas antes estaba en plena subida de ranking, pero después me fui muy para atrás. Después, hoy en el tenis el ranking de edad es muy alto. Si antes era más fácil llegar, ahora no, porque hay lugares que son ocupados por jugadores que llevan mucho ahí. Ojalá, ahora, no me haga falta tiempo para poder asimilar esto y pueda subir en el ranking, pero cada jugador tiene su tiempo. El objetivo final de todos es el mismo, pero todos queremos vivir de esto y estar dentro del top 100; luego aparecen objetivos más finos. Yo quiero ser top 100; luego, si tengo la posibilidad, buscaré otro”. Así terminó en París el show de Santiago Fabián Rodríguez Taverna, de Pilar, hincha de Racing e integrante del numeroso grupo argentino que dejó su huella en Roland Garros.

Santiago Rodríguez Taverna de Argentina juega un revés con slice frente a Taylor Fritz
Santiago Rodríguez Taverna de Argentina juega un revés con slice frente a Taylor FritzClive Brunskill – Getty Images Europe

Un firme estreno de Báez

Más allá del puesto 64º que ocupa en el ranking, Dusan Lajovic podía llegar un adversario capaz de complicar a Sebastián Báez. Pero el jugador surgido en San Martín lo resolvió con solidez: victoria por 6-3, 3-6, 6-4 y 6-3, y pasaje para medirse en la segunda rueda con el alemán Alexander Zverev, con el que perdió de manera ajustada hace unos días en Roma. Fue el primer triunfo en Roland Garros y segundo en un Grand Slam para Báez. “Estoy contento, pasando un buen momento, con muchas ganas de seguir. El camino es largo y quedan muchos partidos y torneos por delante. ¿Zverev? Fue una buena experiencia enfrentarlo, pero lo de ahora es diferente, va a ser a cinco sets, y habrá otro tipo de oportunidades”, evaluó Báez.

La tristeza de Cerúndolo

Fue debut y adiós para Francisco Cerúndolo. El 45º del ranking perdió en sets corridos frente al británico Daniel Evans, entrenado por el argentino Sebastián Prieto, por 7-6 (7-3), 6-4 y 6-4. En un partido cerrado en cuanto al desarrollo, el vencedor estuvo más acertado (totalizó 27 errores no forzados, contra 48 del argentino). “Duele mucho, porque tenía mis chances de ganar, y no las pude aprovechar. Él jugó bien en los momentos importantes. Fueron tres sets muy cerrados, y no pude hacer nada con el saque. Dentro de los preclasificados que me podían tocar, éste era un partido jugable, pero siento que tuve pocas chances y se me escaparon. Uno entrena y lucha para llegar a estos torneos, pero me voy recaliente, dolido”, le contó el mayor de los Cerúndolo a LA NACION.

Fuente:Ir a notas de José Luis DomínguezJosé Luis Domínguez  LA NACION – Fotos: Clive Brunskill – Getty Images Europe – LA NACION Deportes – Video: LA NACION Deportes