//River – Laferrere, por la Copa Argentina: cinco goleadores en la amplia victoria millonaria en Salta

River – Laferrere, por la Copa Argentina: cinco goleadores en la amplia victoria millonaria en Salta

En uno de los 32os de final, el equipo rojiblanco debutó con un 5-0, a estadio lleno contra un rival que participa en la primera C; anotaron Zuculini, Álvarez, Quintero, Herrera y Paradela.

23.14 El “enojo” de Julián Álvarez

Pese al 5 a 0 y que anotó el segundo tanto, el atacante cordobés, ya vendido a Manchester City pero aún sin fecha cierta de transferencia, dice irse de Salta “un poco enojado” por la gran cantidad de ocasiones de gol que desaprovechó.

ST, 45m Final del juego: River 5 vs. Laferrère 0

El referí Pablo Giménez no dispone que se juegue tiempo adicional y se consuma la goleada riverplatense. La brecha entre un plantel y otro queda registrada en el resultado y River pasa a los 16os de final por la Copa Argentina. El siguiente adversario de los dirigidos por Gallardo será el vencedor de Barracas Central vs. Acassuso, enfrentamiento que aún no tiene fecha determinada.

ST, 41m ¡Gol de River!

Al cuadro de la banda roja ya se le hace fácil el desarrollo en Salta. Tomás Pochettino habilitó largo al ingresado Braian Romero (entró por Álvarez) y el ex jugador de Defensa y Justicia habilitada con un centro bajo a Paradela, que define sesgado con el arco semilibre. Cinco a cero, a pocos minutos del final.

ST, 34m ¡Gol de River!

Primer tanto de Marcelo Herrera en River, en su quinta presencia. El defensor lateral derecho toma un desvío de un entro, hace un control largo, traba, gana y tira cruzado y bajo. River 4 vs. Laferrère 0.

ST, 31m Lluvia y fiesta de los hinchas… de Laferrère

Las precipitaciones no quedaron en amagues. Cae agua ahora con intensidad en el estadio Padre Martearena, y contextualiza la efervescencia de las tribunas. De la tribuna de Laferrère, precisamente, cuyos simpatizantes celebran la ocasión de ver a su equipo a 1500 kilómetros de su ciudad y frente a River.

Los hinchas de Laferrère, poco antes del partido; luego completaron su popular: unos 3500 se trasladaron del Gran Buenos Aires a Salta.
Los hinchas de Laferrère, poco antes del partido; luego completaron su popular: unos 3500 se trasladaron del Gran Buenos Aires a Salta.Twitter @LafeOficial

ST, 31m Vuelve un producto de la casa: Mammana

El cambio de Emanuel Mammana por González Pirez no es uno cualquiera: el defensor ingresante reaparece en la primera de River al cabo de 2139 días.

ST, 22m Se aquieta el partido

Tras una brevísima garúa y las modificaciones de jugadores, se apacigua el ritmo de juego. River cede en su intensidad, Laferrère gana algo de posesión y no pasa mucho, sobre todo en las áreas.

ST, 14m Cambios masivos en River

Con el éxito holgado, Gallardo realiza varias modificaciones como para que descansen los que salen y ganan minutos los que entran. Quintero deja su lugar a José Paradela, Palavecino abandona la cancha para que recupere ritmo el regresado Matías Suárez y Barco se va para que juegue Tomás Pochettino.

22.14 Se inicia la segunda mitad en Salta

En menos de medio minuto, un centro de De la Cruz desemboca en unos rebotes que salvan al arco de Laferrère. A pesar del 3 a 0 y de lo encaminada que está la clasificación, River no afloja. Laferrère realiza tres cambios: Agustín Vallejos por Santiago, Sebastián Uzzante por Seguer y Lucas Martínez por Roseti.

Final del primer tiempo: River 3 vs. Laferrère 0

La voluntad de Laferrère no alcanza para hacer parejo del partido. La etapa inaugural concluye con tres goles de distancia en favor del conjunto millonario y una desproporción abrumadora en la posesión de la pelota: 81% contra 19%.

El cabezazo cruzado de Julián Álvarez para el segundo tanto.
El cabezazo cruzado de Julián Álvarez para el segundo tanto.Twitter @Riverplate

PT, 46m ¡Gol de River!

Un penal de Juanfer Quintero pone 3-0 arriba a River. El zurdo colombiano patea fuerte y cruzado; Morel se tira hacia ese lado, pero la velocidad de la pelota hace que quede algo lejos de ella. La sanción se debió a una zancadilla de Nahuel Santiago a Agustín Palavecino.