/River empieza a preocuparse: perdió 1-0 con Colón y sigue sin festejos ni goles en el campeonato

River empieza a preocuparse: perdió 1-0 con Colón y sigue sin festejos ni goles en el campeonato

Tal como ocurrió en los empates 0-0 ante Defensa y Justicia y Atlético Tucumán, River no pudo aprovechar sus momentos de dominio para ponerse en ventaja y Colón aprovechó su única chance concreta en el segundo tiempo para golpearlo y dejarlo tendido. Y la ecuación es clara: el Millonario desperdicia mucho en el arco rival y, cuando lo cachetean, no reacciona. A lo largo de todo el año ha mostrado una mandíbula de cristal que está muy lejos del ímpetu y el espíritu luchador que siempre fue un sello del ciclo del entrenador. Lo sufre y se nota.

La frustración de Martínez, en medio de la alegría de Colón
La frustración de Martínez, en medio de la alegría de ColónJuan Jose Garcia – Fotobaires

Así y todo, en el primer tiempo mostró una versión mejorada. A diferencia de la imagen apagada que había brindado en sus dos primeras presentaciones, salió al campo con otra intensidad, movilidad y predisposición. Y uno de los grandes responsables del cambio fue Nicolás De La Cruz. El volante uruguayo fue el motor conductor. Con su manejo de pelota para hacer jugar a sus compañeros, aportó profundidad y verticalidad, características fundamentales para explotar lo mejor del juego millonario. Su presencia en el campo, con mucha explosión y gambeta, le permitió aprovechar los espacios a espaldas de los volantes interiores de Colón. Además, su trabajo sin pelota fue fundamental para recuperar rápido la pelota en la presión alta y jugar de forma directa.

Gallardo: “Justificar una derrota nunca es fácil. Nuestros buenos momentos, favorables, que hoy fueron varios pasajes, no los pudimos plasmar con gol. Nos faltó tomar mejores decisiones en el final de las jugadas. El gol de ellos nos golpeó. No es para alarmarse, es solo una racha negativa, hay que saber atravesarla”

Pero, tal como le viene sucediendo, a River le faltó la puntada final. Construyó buenas acciones ofensivas en las que no tuvo precisión para concretar. Ni con remates de media distancia -Enzo Fernández y Julián Álvarez probaron en distintas ocasiones-, ni con desbordes de sus laterales, ni con las llegadas por sorpresa al área. Y la jugada más clara se dio a los 44 minutos con una gran recuperación de De La Cruz que derivó en una gran pared entre Esequiel Barco y Álvarez, que se cerró con una mala definición del delantero a la carrera.

Lo mejor del partido

Esa imagen dominante del cierre del primer tiempo no se vio tan clara en los 56 minutos que tuvo la segunda mitad. Colón siguió su libreto de cortar caminos, refugiarse y jugar rápido y largo. Y empezó a darse cuenta, ante la ineficacia de su rival, que podía lastimar a un River que toma riesgos y deja mucho espacio entre la línea de fondo y su arquero.

Julián Álvarez no encuentra el gol; el delantero falló una ocasión fuera de lo habitual, solo frente al arco
Julián Álvarez no encuentra el gol; el delantero falló una ocasión fuera de lo habitual, solo frente al arcoCAROLINA NIKLISON

Sumado a eso, el conjunto de Julio Falcioni contó con la figura clave de Leonardo Burián para defender el cero en su arco. Primero, a los 12′, le ahogó el grito a Santiago Simón con un buen remate desde la derecha. Y luego, a los 15′, le tapó otro potente disparo a Barco. Previamente, en la etapa inicial, ya le había sacado un interesante tiro libre a Álvarez.

«Gallardo: Hay que saber atravesar esta racha adversa sin desesperación, ni que se instale una frustración de la que se haga más difícil salir. No hay que olvidar que antes de este inicio terminamos la Copa Libertadores con muchos goles. No es el arranque deseado, pero a veces se dan estas rachas.»

A los 25′, después de un centro corto y despejado de Elías Gómez, un pelotazo largo de Santiago Pierotti desde su campo para Facundo Farías derivó en el gol de Ábila, quien amagó ante Armani y definió con el arco libre. Y aunque fue anulado inicialmente, terminó siendo convalidado por el VAR. El gol del Sabalero fue una foto perfecta del partido: River, con ocho jugadores en campo propio y un ataque desperdiciado por impericias propias, terminó sufriendo el gol en contra en una jugada de tres toques.

De la Cruz, en el cruce; por los pies del uruguayo se vio lo mejor de River
De la Cruz, en el cruce; por los pies del uruguayo se vio lo mejor de RiverCAROLINA NIKLISON

El tramo final fue un cúmulo de malas decisiones con un River que perdió por completo la compostura. Sumado a eso, los cambios no pudieron darle al equipo del Muñeco ese desequilibrio necesario para torcer la historia: Braian Romero desperdició una chance clarísima en un tiro libre, y José Paradela y Tomás Pochettino -que entraron por Barco y De La Cruz- no estuvieron en sintonía. Así, el Millonario terminó la noche con un 67% de posesión, 19 remates (6 al arco) y 30 centros (3 conectados)… y sin goles. Y se fue de Santa Fe con la extraña sensación de haber mostrado tramos de crecimiento, pero sin poder romper la sequía goleadora, mientras el mercado de pases no ofrece facilidades y los refuerzos para el ataque no aparecen.

Fuente:Ir a notas de Juan Patricio Balbi VignoloJuan Patricio Balbi Vignolo  PARA LA NACION – Fotos: CAROLINA NIKLISON – Juan Jose Garcia – Fotobaires – LA NACION Deportews – Video: ESPN.co – LA NACION Deportes