//River. El campeón de la “buena energía” y los gestos entre compañeros

River. El campeón de la “buena energía” y los gestos entre compañeros

Marcelo Gallardo rescata la unión grupal y dice: “Las formas interesan mucho en este club y, a mí, este River me identifica muchísimo”.

e expanden los festejos de River en el nuevo y fastuoso estadio de Santiago del Estero. Cantos, saltitos, merchandising de ocasión. Es cierto que no hay gente para premiar con un aplauso la contundente victoria sobre Racing por 5-0 para ganar la Supercopa Argentina, pero nada impide la satisfacción del plantel dirigido por Marcelo Gallardo. Que dejó en claro lo que es su relación con el grupo cuando decidió el reemplazo de Enzo Pérez: se dieron un abrazo interminable. “En este grupo hay una buena energía y se nota”, destacó el técnico, sin disimular su orgullo.

Las muestras de la relación humana del plantel queda expuesta nuevamente cuando los jugadores son convocados a recibir los premios especiales. Y el propio Enzo Pérez, de enorme jugada individual en el gol de Julián Alvarez, es el que prefiere recordar a un compañero ausente: Gonzalo Montiel, el lateral inactivo por padecer mononucleosis. Tiene la camiseta N° 29 de Montiel y puesta a la inversa, para que el destinatario del homenaje lo vea. Lo mismo ocurre con Leonardo Ponzio, otro de los símbolos del plantel, que lleva la camiseta de Javier Pinola, que sufrió la fractura del antebrazo derecho en el partido con Platense del domingo pasado. Gestos que parecen no decir mucho, pero que sin embargo son el reflejo del clima grupal.

El festejo de River en Santiago del Estero: otra vez campeón
El festejo de River en Santiago del Estero: otra vez campeón

Sube Gallardo al podio y es bañado literalmente por sus jugadores. Se lo nota eufórico. Es una Supercopa Argentina, como aquella del 2018 en Mendoza, cuando River derrotó a Boca por 2-0 y comenzó un año muy especial. Ya tiene 12 títulos el Muñeco en su ciclo como entrenador en el club, apenas dos menos que Angel Amadeo Labruna. Lo necesitaba, aun cuando nadie pusiera en duda sus condiciones. Simplemente porque un DT al que se considera ganador precisa eso: ganar. Y no se le venía dando en los últimos tiempos, aun cuando lo producido por el equipo siempre fue valorado.

“Los títulos siempre son importantes. No se juegan finales todos los días”, opinó el entrenador y agregó: “Teníamos que haberla jugado hace un tiempo y por la pandemia no se pudo, pero había que prepararse nuevamente para ver si podíamos llegar bien en el inicio de la temporada. Jugamos cuatro partidos y hoy el equipo apareció de nuevo, con funcionamiento y con buena calidad de juego”.

Enzo Pérez, con la camiseta de Gonzalo Montiel, afectado de mononucleosis
Enzo Pérez, con la camiseta de Gonzalo Montiel, afectado de mononucleosis

“El abrazo con Enzo fue especial, sí. El hizo un esfuerzo por quedarse, sintió que era importante permanecer con nosotros, y jugó un partido bárbaro. Hizo una jugada increíble en el gol de Julián. Por eso lo aplaudí y después tuvimos ese saludo efusivo”, dice Gallardo. Que se siente feliz por la manera como consiguió su equipo el triunfo. “Te dicen que las finales se ganan y es verdad. A veces ganás sin jugar bien y estás feliz igual, pero cuando lo conseguís así, de la manera como vos querés y buscás, te vas a dormir mucho mejor, te sentís bien. Este es un club donde las formas importan y conseguirlo te llena de satisfacción”.

Se le remarcó el acierto del ingreso de Julián Alvarez, de gran participación en los goles. “Julián es un jugador con un enorme potencial. Racing jugó un gran primer tiempo, incluso tuvo una chance para empatar con un tiro que pegó en un palo, pero después los superamos. Sabíamos que podían sentir el desgaste y Julián entró a aprovechar los espacios y lo hizo muy bien”, dijo el DT.

Luego, en diálogo con ESPN, valoró todo el recorrido y su título N° 12: “Pensar que se iba a lograr todo lo que se logró en estos años era un sueño. Yo cuando llegué al club tenía deseos de hacer las cosas bien en una institución que a mí me dio mucho. Fueron pasando los años y los equipos que hemos ido constituyendo y los jugadores nos han representado en casi todas las etapas. Ha sido una representación enorme hacia el hincha de River y esta institución”.

Y en la misma dirección, continuó: “Más allá de los títulos, que quedan en la historia de la institución, hay que valorar que no nos hemos detenido en la puesta de seguir mirando hacia adelante. Hay un espíritu que se mantuvo. Las formas interesan mucho en este club. Cuando se juegan finales dicen que hay que ganarlas como sea, pero yo me voy mucho más feliz el equipo funciona y juega como lo hacemos últimamente. A mí este River me identifica muchísimo”.

Fuente .LA NACION – Deportes – Fotos: Fotobaires – LA NACION – Deportes