//River construyó otra victoria después de un penal de VAR que se discutirá mucho tiempo

River construyó otra victoria después de un penal de VAR que se discutirá mucho tiempo

El equipo de Gallardo ganó, a pesar de que Banfield lo puso en apremios, con un penal muy controvertido y un golazo de Suárez.

Franco Armani es una de las grandes figuras de los últimos años de River. Arquero decisivo y trascendental, se ha puesto en infinidad de ocasiones la capa de superhéroe para rescatar a su equipo con atajadas de película. Ayer, en una áspera visita a Banfield, falló en el gol inicial del rival. Como no le suele pasar. Y después de ser el salvador tantas veces, esta vez necesitó de sus compañeros para no transformarse en el villano de la noche. Y el equipo respondió. En una noche con polémica en el VARRiver logró destrabar un durísimo encuentro en el Sur, dio vuelta el resultado y se llevó un importante triunfo 2-1 para seguir como escolta de Racing y sostenerse en los puestos de clasificación.

Banfield logró algo que pocos equipos pueden: le impuso el ritmo del partido a River durante los primeros 45 minutos. Hubo mucha fricción, pierna fuerte, infracciones y una alta intensidad constante para presionar y no dejar jugar. En ese contexto se lució la tarea colectiva del equipo de Diego Dabove para incomodar y lastimar al Millonario, especialmente de la primera línea de sus mediocampistas: Matías Romero, Nicolás Domingo y Giuliano Galoppo aportaron despliegue, sacrificio y contención para imponerse en el centro del campo, y Juan Álvarez fue un dolor de cabeza constante para los defensores.

Viene el gol de Banfield: Armani pierde en lo alto (sin falta) y Perales mandará el balón suelto a la red
Viene el gol de Banfield: Armani pierde en lo alto (sin falta) y Perales mandará el balón suelto a la redMauro Alfieri – LA NACION

En medio de un calendario exigente y apretado, Gallardo eligió no rotar y repetir el mismo once que le ganó a Fortaleza, aún sabiendo que el miércoles deberá viajar a Córdoba para jugar con Talleres. Pero no pudo sostener a los mismos titulares: Julián Álvarez sintió una sobrecarga muscular en los ejercicios precompetitivos y Braian Romero tomó su lugar, sin poder tener un buen partido. La ausencia de la joven estrella goleadora se notó y el Taladro no sufrió defensivamente en la primera mitad.

Así, el partido se abrió con un error individual. A los 23 minutos, Nicolás Domingo jugó un centro cruzado y previsible al área, pero Armani no pudo controlar la pelota en su salto, se trastabilló y Jeremías Perales aprovechó el balón suelto para estampar el 1-0 con el arco en soledad. Una grosera equivocación que le costó muy caro y lo obligó a levantar rápido la cabeza: menos de diez minutos después, le sacó una gran pelota a Álvarez tras un remate potente desde la medialuna. Siempre figura, esta vez el arquero millonario no tuvo una buena actuación y necesitó del rescate del equipo que costó, pero llegó.

La polémica de la jornada: Echavarría mira en el VAR la mano de Quinteros por la que cobró penal para River
La polémica de la jornada: Echavarría mira en el VAR la mano de Quinteros por la que cobró penal para RiverMauro Alfieri – LA NACION

En el tramo inicial del juego, River tuvo pocas oportunidades porque no pudo transformar el dominio de la pelota en peligro concreto para golpear a su rival. Estuvo incómodo, poco lúcido e impreciso para jugar y careció de esa famosa producción ofensiva voraz que suele mostrar. Pero en el inicio del segundo tiempo, cuando la tónica del partido no parecía cambiar, otro error individual emparejó las acciones.

A los seis minutos, Santiago Quinteros quiso despejar con la cabeza un centro de Milton Casco que caía en el segundo palo para Andrés Herrera, pero falló con su cálculo y la pelota le dio en su brazo izquierdo, extendido de forma completa y ocupando más espacio con su cuerpo. El árbitro Pablo Echavarría, quien no había sancionado penal, fue llamado por el VAR –a cargo de Darío Herrera– para revisar la jugada, cobró la máxima pena por mano del lateral izquierdo de Banfield y volvió a encender la polémica del reglamento y los criterios arbitrales en cada partido del fútbol argentino.

Lo mejor del encuentro

Así, Enzo Fernández marcó el 1-1 con un gran remate cruzado desde los doce pasos y, a partir de ahí, el equipo de Marcelo Gallardo comenzó a dominar con otra presencia para modificar el rumbo de la noche con dos cambios cruciales: Juanfer Quintero y José Paradela saltaron a la cancha en lugar de Romero y Simón. El DT sumó dos mediocampistas y sacó a un delantero, pero no perdió peso ofensivo. Al contrario, sumó. Porque River gestionó mejor la tenencia de la pelota, se asoció más y contó con más ingenio y sorpresa para destrabar el encuentro contra un Banfield que sintió el desgaste del calendario y de la intensidad física que propuso en la primera mitad.

Suárez dio vuelta la cuenta y lo festeja con sus compañeros
Suárez dio vuelta la cuenta y lo festeja con sus compañerosMauro Alfieri – LA NACION

Y así llegó al 2-1 con la mejor jugada del partido a los 21 minutos. Quintero tiró una pared en la medialuna con Enzo Fernández y encontró un exquisito pase filtrado para Matías Suárez, quien controló con derecha y sacó un sablazo de zurda que se estrelló en el travesaño e infló la red del arco de Enrique Bologna.

River se puso en ventaja con el sello de su identidad: juego asociado, precisión e inteligencia. Un golazo en espacios reducidos que pateó por completo el tablero y le permitió dar vuelta el resultado, aunque sin poder ponerle un cerrojo a la dinámica de juego con o sin la pelota.

Romero busca en lo alto; entró a última hora por el lesionado Julián Álvarez
Romero busca en lo alto; entró a última hora por el lesionado Julián ÁlvarezMauro Alfieri – LA NACION

El cierre fue frenético. Pese a la expulsión de Luciano Lollo por doble amonestación, Banfield no resignó su propuesta. Buscó hasta el último minuto el arco rival y pudo haber rescatado el empate. River no aprovechó los contragolpes y resistió para llevarse un triunfo importante y crucial. Es la quinta victoria en fila de un equipo que ayer no se lució y debió trabajar más de lo pensado para sumar los tres puntos, pero sigue encaminado en la senda triunfal.

Fuente:Ir a notas de Juan Patricio Balbi VignoloJuan Patricio Balbi Vignolo PARA LA NACION – Fotos: Mauro Alfieri – LA NACION – Video: ESPN.com – LA NACION Deportes