//River-Boca. En búsqueda del clic: los indicios que encuentra Gallardo en un camino que parece ser el correcto

River-Boca. En búsqueda del clic: los indicios que encuentra Gallardo en un camino que parece ser el correcto

El técnico cree que el equipo está muy cerca de consolidar la idea de juego que pretende, con varios nombres ya afirmados más allá de la estructura.

El domingo pasado, tan solo una fecha antes del superclásico contra Boca, el técnico Marcelo Gallardo se fue muy conforme del Monumental por primera vez en todo el año. En el 4-0 contra Gimnasia, para seguir siendo líder de la Zona 1 de la Copa de la Liga, su River mostró una imagen diferente. Más sólida, intensa, segura y confiable. Después de aquella derrota inicial por 1-0 contra Unión que dejó dudas diversas, el equipo comenzó a tomar vuelo y hoy parece estar en el camino correcto para encontrar ese clic definitivo que el Muñeco quiere obtener para afianzar la idea de juego y potenciar niveles individuales y colectivos. Y nada mejor que cruzarse el domingo con Boca en casa para despegar.

El primer punto para entender el cambio y la evolución de River está en la consolidación de los apellidos que conforman la estructura del once inicial dentro de un plantel repleto de figuras. Más allá de que Gallardo siempre deja en claro que no busca un equipo ideal, hay apellidos que hoy parecen intocables en los cruces decisivos: Franco Armani en el arco, Paulo Díaz en la zaga, Robert Rojas y Milton Casco en los laterales, Enzo Pérez, Enzo Fernández y Santiago Simón en el medio y Esequiel Barco y Julián Álvarez como referencias de ataque.

En la base, uno de los indispensables: Franco Armani
En la base, uno de los indispensables: Franco ArmaniMauro Alfieri – LA NACION

De cara al superclásico, el DT esperará la evolución de David Martínez, otro intocable que difícilmente pueda recuperarse al 100% de su distensión en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda, por lo que Leandro González Pirez se perfila como su reemplazante. Y además deberá elegir entre Nicolás De La Cruz -corre con ventaja-, Agustín Palavecino y Juanfer Quintero para completar el equipo. Los tres son volantes ofensivos que pueden cumplir a la perfección las funciones que busque el Muñeco dependiendo del plan de juego que proyecte en su cabeza.

Así, River hoy tiene su base consolidada y además consiguió una versatilidad táctica con la posición de Barco para tener mayor peso específico en la ofensiva. El equipo suele comenzar con el dibujo 4-1-4-1 con el extremo recostado a la izquierda, pero ante Gimnasia se posicionó como un “falso 9″, más cerrado y cerca de Álvarez, rotando así el esquema hacia el viejo 4-1-3-2 que tantos buenos resultados le ha dado en 2019. Así, el ex Independiente y Atlanta United comienza a transformarse en un socio ideal para sus compañeros y brinda un desequilibrio faltante y necesario.

Esequiel Barco aporta variantes en el ataque por su versatilidad
Esequiel Barco aporta variantes en el ataque por su versatilidadNicolás Aboaf – FotoBAIRES

Pero no todo queda ahí. Con el chileno Díaz como caudillo y voz de mando, el Millonario también ha potenciado una interesante solidez defensiva en un punto que es crucial: al jugar con sus líneas tan adelantadas, los riesgos están a la vista. Por eso, necesita concentración máxima, velocidad y timing para defender. Hasta ahora, con el control absoluto del juego en la mayoría de los partidos, solo sufrió y fue superado en parte en el segundo tiempo del 2-2 con Racing. Después, ni siquiera han sabido cómo atacarlo.

Julián Álvarez: la cuota de gol y peligro constante
Julián Álvarez: la cuota de gol y peligro constanteJulián Álvarez – Télam

Por otro lado, con la superpoblación de la mitad de la cancha para dominar la pelota, los tiempos y los espacios del partido y el poder de fuego goleador que tienen los volantes y Álvarez, el equipo ha logrado muy buenos números en los últimos seis partidos: suma cinco triunfos y un empate, con 18 goles a favor, tres en contra y cuatro vallas invictas. De esos 18 tantos, Julián solo marcó cinco. Quintero (4), Barco, De La Cruz, Romero, Paradela, Zuculini, Díaz, Rojas, Herrera y Paradela se anotaron en la lista. Variantes goleadoras de sobra.

 

Pese a todo, para el DT todavía no se logró el clic definitivo, pero sí un crecimiento notorio: “Dimos un salto de calidad en comparación a lo que veníamos mostrando. Eso es raro de principio a fin, porque los rivales juegan e impiden. Si nosotros seguimos acumulando minutos con el control de nuestro juego, las situaciones las vamos a crear. Estamos siendo contundentes. Es bueno. Hay un crecimiento y, además, con el resultado a favor no nos conformamos”, destacó tras golear al Lobo.

Por otro lado, el extenso mercado de pases realizado también le permite tener otra cantidad de alternativas a la hora de buscar una sorpresa o un recambio desde el banco: Andrés Herrera y Elías Gómez mostraron buenas actuaciones en los laterales, Bruno Zuculini respondió bien al reemplazar a Enzo Pérez, José Paradela y Tomás Pochettino aportan siempre al ingresar y el sacrificado Braian Romero convirtió ante Gimnasia su primer gol en el año. Quizás, la mala noticia es que Matías Suárez volvió a sentir molestias en la rodilla derecha y está en duda para ir al banco contra Boca.

Paulo Díaz, firmeza en el fondo del Millonario
Paulo Díaz, firmeza en el fondo del MillonarioNicolás Aboaf – FotoBAIRES

“El partido que viene contra Boca no es decisivo para nada. Nosotros tenemos que mostrar lo que hicimos: tener contundencia y después, con el control, seguir aspirando a más, a no conformarse. El partido del domingo no deja de ser un clásico que uno desea ganar, siempre le queremos ganar a Boca, pero no define absolutamente nada. Más allá de este encuentro, tenemos el deseo de seguir creciendo como equipo. Nos queda una seguidilla importante de partidos que van a ser en abril y mayo y tenemos que estar preparados para esa situación”, agregó Gallardo.

El foco de River está claro. Aunque los cañones apuntan a ganar el clásico con voracidad, contundencia y lucimiento para hacer ese famoso clic, la mirada es abarcativa y global. Pulirse, crecer y mejorar para ganar. Ese es el enfoque. Nunca al revés.

Fuente:Ir a notas de Juan Patricio Balbi VignoloJuan Patricio Balbi Vignolo   PARA LA NACION – Fotos: Nicolás Aboaf – FotoBAIRES – Mauro Alfieri – LA NACION – Julián Álvarez – Télam – LA NACION Deportes – Video: ESPN:com – LA NACION Deportes