//Revelan detalles del acercamiento entre Juan Román Riquelme y Martín Palermo

Revelan detalles del acercamiento entre Juan Román Riquelme y Martín Palermo

Un periodista contó cómo se gestó la reconciliación entre el vicepresidente de Boca y el director técnico de Aldosivi.

Martín Costa, columnista de F12 (ESPN), reveló este martes detalles del acercamiento que se produjo en el último tiempo entre el vicepresidente de Boca Juniors, Juan Román Riquelme, y el entrenador de Aldosivi, Martín Palermo.

Todo comenzó cuando el conductor del programa, Mariano Closs, le consultó a su compañero: “¿Cómo están Román y Martín?”. Tranquilo, el periodista le respondió al animador: “Muy bien. Cuando tuvieron que hablar, muy bien”.

Luego, el relator le repreguntó al cronista: “¿Has tenido que ver en algún momento con la unión de ellos, (con) la charla?”. Tímido, Costa replicó: “¿Quién?”. A lo que el narrador retrucó: “Vos”. Humilde, Martín explicó: “No, yo no, simplemente… Hay algo que nos une a los tres, que es también otra persona, que es Claudito Freire, y en un momento en el verano, un teléfono, que hablen, listo, ya está”.

Acto seguido, Augusto Cesar recordó que “se viene el partido despedida a fin de año de Riquelme” “seguro lo invita” a Palermo. En ese momento, la periodista Luciana Rubinska dedujo: “Si le gusta como es como entrenador, no tendría inconvenientes en llamarlo”.

La relación distante de Palermo con Riquelme
La relación distante de Palermo con RiquelmeArchivo

En una entrevista de 2018 con LA NACION, Palermo admitió que los rumores sobre su mala relación con Riquelme no eran un mito: “No era una fábula, teníamos diferentes formas de ser. Quizá no éramos compatibles, nunca pudimos tener una amistad, nunca pudimos congeniar fuera de una cancha”.

A la vez, aseguró que eso no impedía pudieran entenderse en el campo de juego: “Teníamos las mismas ideas dentro de la cancha, que eran las suficientes para que el hincha de Boca se sintiera identificado con nosotros. Y nosotros fuimos inteligentes para entender que llevábamos la camiseta de Boca y debíamos representarla de la mejor manera. Porque no pensáramos parecido, eso no podía impactar en el rendimiento del equipo. Nunca llegamos a ese extremo. Nunca nadie pudo decir: ‘Boca está jugando un desastre y la culpa la tienen Palermo y Riquelme porque se están peleando como dos nenes’. Nunca se llegó a eso. Nunca se vio reflejado en el equipo, siempre lo pudimos llevar de la mejor manera”.

Fuente: LA NACION – Fotos: Archivo – LA NACION Deportes