//Refuerzo La trama secreta de la llegada de Aliendro a River: el pacto con Gallardo, los códigos de barrio y el enojo de Riquelme

Refuerzo La trama secreta de la llegada de Aliendro a River: el pacto con Gallardo, los códigos de barrio y el enojo de Riquelme

El mediocampista, al que también querían Boca e Independiente, pasó la revisión médica y ya firmó su contrato. Usará la dorsal 27. Cómo fue el operativo para que se mudara a Núñez.

Rodrigo Aliendro (31) firmó este lunes su contrato con River Plate por tres años luego de hacerse la revisión médica y ya está a disposición de Marcelo Gallardo, quien podrá tenerlo en cuenta para el duelo con Vélez por los octavos de final de la Copa Libertadores. Así, finalizó una carrera en la que el club de Núñez superó a Boca y a Independiente para quedarse con el mediocampista.

Y para que ello suceda, mucho tuvo que ver Gallardo. El técnico de River, consciente de que vendrían por Enzo Fernández, se adelantó y llamo a Aliendro hace un par de semanas para mostrarle su interés de contar con él. Tuvieron una larga charla en la que hablaron de fútbol y también del barrio.

Es que tanto Gallardo como Aliendro se criaron en las calles de Merlo, en el Oeste del Gran Buenos Aires. Y la llegada del jugador a River se puede encuadrar en una historia del Conurbano. Es que el ex Colón le dio su palabra al Muñeco y los códigos de barrio se mantuvieron.

Rodrigo Aliendro en acción con la camiseta de Colón. Foto: AFPRodrigo Aliendro en acción con la camiseta de Colón. Foto: AFP

Y la palabra de Aliendro se sostuvo más allá que le haya generado cortocircuitos con su representante, Daniel Bolotnicoff, con quien ahora entró en un impasse y hasta podrían cortar el vínculo. Es que Bolotnicoff es la mano de derecha de Juan Román Riquelme. Y cuando el vicepresidente de Boca se enteró de que el ex Colón tenía un pie y medio en Núñezexplotó. Y se lo echó en cara a su abogado y manager.

Entonces, Boca hizo un intento por Aliendro. Le mandó una oferta formal y concreta de tres años, por un monto superior al que le ofrecían en River. Por respeto, el jugador les dijo que la iba a analizar. Pasaron un par de días y no hubo respuestas. Entonces, lo llamaron Jorge Bermúdez y Raul Cascini. Las charlas no fueron en buenos términos.

Una persona muy cercana al futbolista le aseguró a Clarín que los integrantes del Consejo de Fútbol de Boca lo apuraron y que Aliendro sintió que lo trataron con prepotencia. Un aliciente más para no desviarse del camino de la palabra que había empeñado hacia Gallardo.

Los dos a River. Aliendro saluda a Beltrán, que volvió a River tras su paso en común por Colón. Foto: AFPLos dos a River. Aliendro saluda a Beltrán, que volvió a River tras su paso en común por Colón. Foto: AFP

Mientras tanto, Bolotnicoff negociaba con Independiente. Y les pedía que apareciera el dinero que le habían prometido adelantarle al futbolista, algo que Aliendro solicitó cuando habló con los dirigentes del Rojo, en el momento en el que todavía no había recibido el llamado de Gallardo. Pero ese dinero (200 mil dólares) llegó muy tarde.

Cuando el interés de River por Aliendro ya se había filtrado y este diario lo había anticipado, justo el equipo de Núñez estaba en Santa Fe para jugar ante Colón. Entonces, luego del partido, un dirigente de la institución Millonaria aprovechó para hablar con el jugador y reforzar no solo la propuesta, sino conocer la postura del futbolista, quien ratificó el pacto de barrio que había alcanzado con Gallardo.

Pasó el fin de semana. Boca se bajó rápido porque sabía que perdía la carrera. Independiente la siguió hasta que el jugador le respondió que no. Y en Núñez aguardaron expectantes. Aliendro, que usará la casaca número 27, no se desenfocó de la palabra que le había dado a Gallardo. En su cabeza siempre estuvo primero River.

Fuente:Maximiliano BenozziMaximiliano Benozzi  Clarín.com Deportes – Fotos: AFP – Clarí.com Deportes – Twitter:River Plate@RiverPlate -Clarín.com Deportes