//Recuperó su nivel Franco Armani volvió a ser fundamental en el escenario que más le gusta a River: la Copa Libertadores

Recuperó su nivel Franco Armani volvió a ser fundamental en el escenario que más le gusta a River: la Copa Libertadores

Al igual que el equipo de Gallardo, el arquero mostró su mejor versión en la gran victoria del Millonario frente a Colo Colo en el Monumental de Santiago.

En la fría noche del miércoles por la noche en Santiago de Chile, River le puso calor y fervor. Volvió el equipo copero de Marcelo Gallardo para ganar un partido crucial contra Colo-Colo que le sirvió no solo para encaminar la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores, sino también para cambiar la energía después de dos resultados adversos (derrota ante Talleres y empate ante Atlético Tucumán) en la Copa de la Liga. Además, ratificó que en los momentos difíciles aparece la jerarquía y experiencia de sus jugadores. Como por ejemplo, la de Franco Armani.

El arquero también volvió a su nivel en una noche de Copa Libertadores, la competencia que mejor le sienta. Ya la ganó dos veces (una con Atlético Nacional de Medellín y otra con River) y tuvo actuaciones determinantes, siendo muchas veces figura de sus equipos. “No estábamos preocupados por su nivel porque tiene mucha personalidad y sabíamos que lo iba a revertir rápidamente”, le dijo a Clarín un integrante del cuerpo técnico de River.

En el Monumental de Santiago, Armani fue otra vez monumental. Es que cuando el partido iba 0 a 0, es decir cuando el encuentro estaba caliente, el casildense apareció para darle seguridad al equipo y sostener su valla. Atajó tres pelotas claves en la primera mitad, una de ellas muy díficil, la del centro en forma de buscapié de Pablo Solari que ningún jugador de Colo-Colo llegó a conectar y el guardameta “Millonario” se estiró para sacar la pelota con la palma de su mano derecha.

El gol del final de Lucero le sacó el invicto en el arco pero no cambió la ecuación. De tres partidos en el grupo F del certamen continental, Armani sostuvo la valla en cero en dos y apenas recibió un tanto. Y en un torneo como la Libertadores es crucial que te hagan pocos goles.

Armani, monumental en el Monumental de Santiago. 
Foto: AFPArmani, monumental en el Monumental de Santiago. Foto: AFP

Así sucedió en las anteriores cuatro ediciones de la Copa, en las que Armani atajó para River. En la de 2018, en la que el equipo de Gallardo fue campeón, le hicieron 9 goles en 14 partidos; en la de 2019, que fue subcampeón, también le anotaron 9 veces, pero en 13 encuentros, ya que desde ese año la final empezó a jugarse a partido único; en la de 2020, en la que cayó en semifinales, le hicieron también 9 tantos en 11 juegos (en la primera jornada, en el 0-3 ante Liga de Quito en Ecuador atajó Enrique Bologna, quien fue expulsado y luego ingresó Germán Lux) y en 2021, caído en cuartos de final, le hicieron 11 en 9 partidos (Armani no atajó en el 2-1 ante Independiente Santa Fe, la noche en la que Enzo Pérez fue al arco, porque tenía coronavirus).

En la única Copa que le hicieron más de un gol por partido fue en la de 2021. En las otras tres el promedio fue de 0,64 (en 2018); 0,69 (en 2019) y 0,81 (en 2020). Y si se contabilizan las cuatro ediciones juntas, el promedio da 0,80, dado que le hicieron 38 goles en 47 partidos.

Los registros de Armani en la Libertadores ya eran notables cuando atajaba en Nacional de Medellín. En la Copa de 2016, ganada por el equipo colombiano, al santafesino le hicieron 6 goles en 14 partidos, es decir 0,42 por encuentro. Y en la fase de grupos no le convirtieron.

Armani venía de partidos flojos en el certamen local. en los que había tenido responsabilidades en los goles que River recibió de Banfield, Talleres y Atlético Tucumán la semana pasada. Pero el arquero sacó a relucir su personalidad y jerarquía en Chile. Y cuando algunos críticos osados ya vaticinaban que podía peligrar su lugar en el Mundial, el arquero de 35 años demostró una vez más que sigue vigente. Y lo hizo en la Copa Libertadores, su torneo por excelencia.

Fuente:Maximiliano BenozziMaximiliano Benozzi  Clarín.com Deportes – Fotos: EFE/Juan Ignacio Roncoroni – AFP – Clarín.com Deportes