//Real Madrid, rey de Reyes: el campeón de la Champions League que los puso en fila y fue despachando candidatos

Real Madrid, rey de Reyes: el campeón de la Champions League que los puso en fila y fue despachando candidatos

Venció 1-0 a Liverpool y consiguió el 14° título en la competencia más importante de clubes de Europa; coronó una campaña precedida por los inolvidables triunfos sobre Paris Saint Germain, Chelsea y Manchester City.

Paris Saint Germain, Chelsea, Manchester City y Liverpool. Entre esos rivales estuvieron el campeón anterior, el otro finalista, el campeón de 2019 y un finalista del 2020. A todos los puso en fila Real Madrid y los fue despachando. Porque si trata de la antigua Copa de Europa o de su sucedánea Champions League, ninguno es más grande que Real Madrid. Un coloso que se alzó con el 14° título, el doble del que lo sigue en el historial, Milan (7).

Rey de reyes, en un lugar muy especial. Muy cerca del estadio Saint Dennis, en una escultural basílica, está la necrópolis en la que descansan los restos de 42 reyes de Francia en más de mil años. El del fútbol europeo está más vivo que nunca y es este Real Madrid, que viene desde mediados de la década del 50, con el liderazgo futbolístico de Alfredo Di Stéfano, hasta estos días, en los que los contemporáneos Carvajal, Benzema, Modric, Casemiro, Kroos y Nacho alcanzaron cinco títulos, como la saeta rubia nacida en Barracas. La leyenda continúa. Y fue el primero para Thibaut Courtois, el arquero que frustró a un Liverpool que no dejó de ser reconocible ni aun en la derrota por 1-0. Cuando pase el tiempo, esta copa será recordada la del arquero belga y los goles de Karin Benzema, que no marcó este sábado, pero gracias a él Real Madrid había llegado a París

Real Madrid y Europa es la combinación de la que surgen los récords. El de Carlo Ancelotti, el sabio tranquilo, impasible, el que manda desde la mirada, el primer director técnico con cuatro títulos: dos en Milan y dos en Real Madrid.

La coronación del campeón

Esta vez no hizo falta remontada heroica e increíble como en octavos, cuartos y semifinal, pero si fue indispensable que Courtois hiciera de Superman desde el minuto 1 al 95. Y alrededor del inexpugnable arquero, un equipo al que no hay tsunami adversario que lo saque de la lucha ni lo haga descreer de que va a ganar.

En los días previos se había debatido sobre el contraste entre Real Madrid, que llegaba fresco y descansado porque había finiquitado el título de la Liga de España con mucha anticipación, y Liverpool, exprimido como una naranja por la final de la FA Cup y una Premier League resuelta en el último suspiro. Esa supuesta disparidad física no se advirtió en el comienzo. Liverpool salió a agarrarlo del cuello al Madrid, lo apretó y ahogo. Un equipo de Klopp en estado puro. Intenso, dinámico, tan capaz de elaborar el juego como de cargar al área con pelotazos para un primer receptor o usufructuar una segunda jugada con futbolistas que llegan por asalto.

Vinicius conecta el remate cruzado de Valverde y marca el gol del triunfo de Real Madrid
Vinicius conecta el remate cruzado de Valverde y marca el gol del triunfo de Real Madrid

Es muy probable que cualquier otro equipo que no fuera el Real Madrid se hubiese ido en desventaja al descanso del primer tiempo. Se sostuvo en Courtois, que muy probablemente sea el mejor arquero del mundo, y en ese espíritu tan especial de Real Madrid, que se dobla sin llegar a romperse. Resiste acoso y embestidas. No se asusta, aguanta. El 0-0 no era un reflejo de lo que sucedía: un Liverpool superior por control del juego y movilidad, salvo en un duelo individual que caía del lado del conjunto español. El fiero Carvajal lo llevaba con riendas cortas al veloz y zigzagueante Luis Díaz, una de las revelaciones del fútbol internacional en este año. El duelo fue tan favorable para el lateral español que Klopp reemplazó a Díaz por Diogo Jota a los 20 minutos del segundo tiempo.

Fabinho, Thiago y Henderson gobernaban en el campo del Madrid. Se sumaba Alexander Arnold, que es un volante más en el circuito ofensivo. Salah y Mané, quienes entran y salen constantemente de la jugada, para sufrimiento de Alaba y Militao. Cinco atajadas de Courtois frustraron a Liverpool en la primera etapa. El belga un muro de pie y una goma que se estira todo el ancho del arco cuando se arroja para despejar un remate.

Lo más destacado de la final

Muy esporádicos eran los encuentros Vinicius-Benzema. A Real Madrid le costaba hacerles llegar la pelota. Modric y Kroos estaban replegados, sin agarrar la iniciativa. Es sabido que el conjunto de Ancelotti no necesita engranar mucho en ataque para llegar al gol. Lo lleva en su confianza y en el talento de varias de sus individualidades. Sobre el final de la primera etapa, el VAR estuvo más de dos minutos deliberando hasta dilucidar un off-side de Benzema en una jugada que había terminado en gol. Al Madrid le basta con poco para atemorizar al rival de turno.

Le dio un respiro Liverpool a Real Madrid al comienzo del segundo tiempo. Y también cometió una distracción en una jugada puntual. Contexto suficiente para que el campeón encontrara el gol del título. Progresó Valverde, descuidado por Robertson; el uruguayo cruzó un remate, mitad al arco, mitad centro, suficiente para que por el sector opuesto entrara Vinicius para empujarla. En un pestañeo, Real Madrid daba con un gol por el que Liverpool había trabajado por infinidad de vías, sin hallarlo.

Carlo Ancelotti, el primer entrenador en ganar cuatro Champions League
Carlo Ancelotti, el primer entrenador en ganar cuatro Champions LeagueKirsty Wigglesworth – AP

Klopp puso un delantero más con el ingreso de Firmino y el partido entró en esa fase de locura y desenfreno que hace del fútbol un deporte tan apasionante. Mientras Courtois ponía toda su humanidad ante tres definiciones de Salah, Real Madrid se apretaba atrás y quedada en situación de rematarlo de contraataque. Frente a PSG, Chelsea y Manchester City había necesitado volver de derrotas y eliminaciones que parecían irreversibles. Contra Liverpool pudo verse derrotado en más de un momento, pero en esta Champions la última palabra siempre fue de Real Madrid, acostumbrado a hacerse oír con tono de campeón.

Fuente:Ir a notas de Claudio MauriClaudio Mauri  LA NACION – Fotos: Manu Fernandez – AP – Kirsty Wigglesworth – AP – Videos: ESPN – LA NACION Deportes