//Newell’s ganó, pero también sufrió, con uno más todo el complemento

Newell’s ganó, pero también sufrió, con uno más todo el complemento

Los rojinegros superaron con lo justo 1 a 0 a la T con gol de Ramiro Sordo en el amanecer del juego. El local jugó todo un tiempo con diez y Castro falló un penal. Final dramático en el Kempes.

Con sufrimiento, de manera agónica porque no logró aprovechar el hombre de más en todo el segundo tiempo, fallando un penal a través de Nico Castro, dilapidando algunas chances netas, pero también pasando serios sofocones en el área de Ramiro Macagno, Newell’s se llevó un triunfo enorme de Córdoba ante Talleres y se trepó de manera momentánea a lo más alto de la Liga Profesional. Fue 1 a 0 con gol de Sordo.

Sin jugar bien, con ráfagas de intensidad, pero sin tener el control del trámite, Newell’s igual con garra y coraje se las arregló para sacarle petróleo al gol tempranero de Ramiro Sordo en el comienzo del cotejo. Así atesoró tres puntos de oro que le sirven para ser líder momentáneo de la Liga y mantener el invicto con dos triunfos y un empate. Mucho para corregir, pero triunfazo para sostener el aura ganadora y treparse a la cima hasta que este jueves juegue el líder Platense.

A los 26 segundos Ramiro Sordo estampó el primero en Córdoba. Recuperación alta de Newell’s, Luciano para Balzi, habilitación frontal para Juan Manuel García y el nueve la cedió para la entrada profunda de Sordo, que colocó la pelota con precisión junto al palo izquierdo de Guido Herrera. Golazo en el amanecer del cotejo. Más que ganarlo desde el vestuario, los rojinegros prácticamente convirtieron desde la ruta, a la altura de Bell Ville.

Talleres sintió el impacto y herido se adelantó en el campo. Pero la lepra seguía hambrienta, atacando con Sordo y Panchito por los costados. Los extremos rojinegros aprovechaban los espacios y eran una amenaza latente para los defensores de la T. Julián Fernández intentaba copar el medio a pura enjundia, pero a la lepra le costaba tener la pelota con los juveniles Portillo y Balzi. El ritmo era frenético y en cada dividida se sacaban chispas. Talleres amagó con llegar al empate. Esquivel exigió los reflejos de Macagno, que junto al palo derecho despejó abajo.

La T apretaba. Sobre la media hora Enzo Díaz abolló el travesaño rojinegro. En el rebote Toloza corrigió al arco y Willer Ditta despejó el peligro a un metro de la línea de sentencia. Después Santos se devoró el gol abajo del arco. Newell’s resistía con garra y despliegue, pero no podía sostener la pelota para armar la réplica filosa. Y a los 44 minutos Rafael Pérez le entró muy duro a Juanchón García y Vigliano le mostró la roja por el manotazo.

Con el Kempes hecho una caldera, se fueron al descanso.

En el complemento, Newell’s se adelantó en el campo, tratando de hacer prevalecer el hombre de más. Juanchón lo tuvo desde la puerta del área y el tiro se fue apenas desviado. Y Balzi sólo frente a Herrera remató ancho en una chance inmejorable.

El partido se hizo dramático, con diez Talleres herido fue por la heroica. Newell’s no terminaba de hacer pie y no podía liquidar el pleito de contra. Juanchón la cedió a Balzi y el pibe falló un penal en movimiento.

Adentro Castro y Sforza, por Balzi y Portillo, a intentar tener la pelota en el medio. Los rojinegros no acertaban el último pase para tumbar a Talleres y el local a puro coraje empujaba para equipar el hombre de menos y el resultado desfavorable. Castro intentó de media vuelta y el disparo pasó cerca.

Atrás crecía la figura de Ditta para los cierres providenciales. A instancias del VAR Vigliano chequeó una mano de Enzo Díaz tras un centro de Rossi y el juez sancionó la pena máxima luego de observar el monitor. Se hizo cargo Nico Castro que pateó suave, manoteó Herrera y le ahogó el grito a Newell’s. A seguir sufriendo para los leprosos.

El equipo de Sanguinetti no lo pudo cerrar con ese penal inmejorable y dejó con vida a un Talleres que vendió carísima la derrota hasta el epílogo.

Los minutos finales fueron de pura tensión. Con Newell’s aguantando a los ponchazos como gato entre la leña y la T empujando con la poca nafta que le quedaba en el tanque.

Fue victoria rojinegra, ajustadísima, pero triunfo clave para llegar a lo más alto del torneo.

Fuente: Lucas Vitantonio – La Capital – Foto: Sebastián Suaréz Meccia – La Capital – Video: ESPN – You Tube – La Capital

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!