//Nadia Podoroska no pudo extender su buen momento en Varsovia

Nadia Podoroska no pudo extender su buen momento en Varsovia

La rosarina de 25 años, que había vuelto al triunfo en el nivel WTA después de casi un año, se despidió en octavos de final tras perder 3-6, 6-0 y 6-4 ante la brasileña Laura Pigossi.

NADIA PODOROSKA no pudo extender este miércoles su buena recuperación en el circuito de la WTA: cayó 3-6, 6-0 y 6-4 ante la brasileña Laura Pigossi y se despidió en octavos de final del WTA 250 de Varsovia, en Polonia.

La rosarina de 25 años venía de ganar, el pasado lunes, su primer partido de nivel WTA en casi un año: había derrotado a la rumana Alexandra Ignatik (154ª) por 6-1 y 6-1.

El último triunfo de Podoroska en un torneo de calibre WTA antes del que consiguió esta semana en Varsovia había sido el 24 de agosto de 2021, en el certamen de Cleveland y ante la estadounidense Bernarda Pera.

Semifinalista de Roland Garros en 2020 y ex 36ª del ranking de la WTA, la tenista argentina viene de protagonizar un regreso a las canchas de manera oficial después de casi un año de ausencia: jugó la qualy de Wimbledon; un W100 en Versmold, donde alcanzó las semifinales; y el WTA 250 de Palermo.

Después de su gran temporada 2020, con aquella gran actuación en el Bois de Boulogne, la argentina nunca pudo hacer pie en el circuito mayor, en gran parte por la falta de continuidad que debió afrontar por los problemas físicos. Durante todo el año 2021 registró apenas 36 partidos, con un récord de 17 victorias y 19 derrotas, aunque pudo conseguir éxitos relevantes como cuando superó a Serena Williams en el torneo de Roma.

La lesión que dejó atrás Podoroska es una tendinopatía proximal de isquiosural derecho, un problema en el tendón del músculo ubicado de la cara posterior del muslo, cerca de la cadera, según explicó en su momento Diego Méndez, el kinesiólogo del equipo de trabajo de la jugadora de 25 años. La arrastra desde hace meses, por lo que jugó varios torneos diezmada y debió alejarse de las canchas tras perder ante la belga Greet Minnen en el US Open, en agosto del año pasado. Fueron diez meses de inactividad.

“No sé si identifico un punto o un momento exacto en el que dije ‘tengo una lesión grave’. Recuerdo que estaba en un torneo en Guadalajara (marzo de 2021), fui a la kinesióloga por un dolor, empecé a tratarlo y la molestia comenzó a incrementarse cada vez más”, había contado Podoroska en un video revelador de hace varios meses.

Fuente: Redacción El Gráfico – Foto: El Gráfico -Video: El Gráfico