//Messi: por qué es un activo indispensable en el power point del Barcelona

Messi: por qué es un activo indispensable en el power point del Barcelona

La salida a la luz del contrato de un futbolista siempre es recibida de una manera inequívoca por parte de los fanáticos del fútbol: con el convencimiento de que se buscó exponerlo. El origen del documento puede ser diverso: una filtración, la venganza de un directivo, los celos de un semejante y hasta un hallazgo de un género periodístico que es demasiado ocasional. Pero la publicación de las cifras llevan la marca de agua del “escrache”. En el caso de Messi no sucede algo distinto; de hecho la portada de El Mundo habla de un contrato que “arruina” al Barcelona. El encargado de eso sería el jugador, puesto a un empujoncito de distancia de la codicia.

Las masivas y desarticuladas estrategias de defensa, hilvanadas apenas por las opiniones en las redes sociales, apuntan al cálculo inmediato de la relación costo-beneficio que implica que Messi, según la filtración, pueda ingresar 555 millones de euros entre 2017-2021. Algunos argumentos son guiados solamente por la intuición y los mitos (los clubes de fútbol no se hacen millonarios por la venta de camisetas) y en otros casos por la información que surge en torno a los modelos de negocios que tienen instituciones como Barcelona.

La portada del diario español El Mundo, con la impactante cifra que revela sobre el vínculo de Leo Messi con Barcelona.
La portada del diario español El Mundo, con la impactante cifra que revela sobre el vínculo de Leo Messi con Barcelona.

El contrato filtrado muestra una obvia contabilidad basada en la productividad. Cuánto mejor le va deportivamente, más ganancias. Incluso mezcla posibles logros del equipo con galardones individuales que dependen de decisiones ajenas, como el premio The Best que otorga FIFA. Pero lo que más queda en evidencia es un juego de espejos: la productividad deportiva impacta en la imagen de Messi así como Messi impacta en la fuerza de venta del club.

Además de intentar ganar títulos, Barcelona FC ofreció por lo menos tres productos fácilmente detectables durante los casi 20 años que Lionel Messi lleva en el lugar: La Masía, Barcelona Innovation Hub y una estrategia digital basada en la producción de contenidos. Messi, como producto de la incubadora de jugadores del club, contribuyó al storytelling de Barcelona como referente singular en la formación de futbolistas. “Diez mil niños escrutados por los scouters; 150 preseleccionados; 50 llamados a La Masía, cinco llegarán a vestir la camiseta del primer equipo; uno será titular indiscutido. Pirámide vertiginosa, proceso cruel de selección natural. Un canterano arribado cada año equivale a un título. Y equivale a 15 millones de euros invertidos en la maquinaria de la cantera”, se lee en el libro Senda de Campeones (2011), de Martí Perarnau, sobre la historia de La Masía. Messi es ese canterano que transformó el gasto en inversión.

Sonrisas de otros tiempos: el apretón de manos entre Leo Messi y Josep María Bartomeu, ya ex presidente de Barcelona.
Sonrisas de otros tiempos: el apretón de manos entre Leo Messi y Josep María Bartomeu, ya ex presidente de Barcelona. Fuente: Reuters

En 2017 Barcelona comenzó a mostrarse como un polo de innovación y networking con las startups tecnológicas para generar una plataforma única de conocimiento en el mundo de las ciencias deportivas. Barcelona Innovation Hub produce sin pausa toda clase de eventos y papers. Messi suele ser objeto de estudio para analizar estilos de juego y tratamientos de lesiones.

Desde 2020, con el lanzamiento de Barca TV+ y la consolidación de Barca Studios, el club se asume como una factoría que apunta a pescar en los mismos océanos que Disney y HBO con la producción contenidos en alianza con sus casi 40 patrocinadores globales y regionales. Barcelona dice tener 330 millones de fanáticos en todo el mundo, de los cuales el 37 por ciento está en China y 83 millones en Estados Unidos. “Cuando se negocia con un patrocinador en un 90% de las diapositivas de Power Point que el club le muestra, aparece la imagen de Messi (…) Y en las giras de los últimos cinco años el 50% de los ingresos dependen de que Messi jugase los partidos”, cuenta el experto en finanzas y negocios deportivos Marc Ciria, en un reporte hecho por Iusport, publicación especializada en derecho deportivo.

En medio de un tembladeral político que lleva tanto tiempo como el coronavirus, al Barcelona se le descubrieron algunas filtraciones. Ya se sabe las filtraciones pueden arruinar propiedades y reputaciones.

Fuente: Marcelo Gantman – LA NACION DEPORTES – Fotos: AFP – Reuters – LA NACION DEPORTES – Video: FC Barcelona – You Tube – LA NACION DEPORTES