//Masters de la Next Gen: cómo quedaron ubicados Sebastián Báez y Juan Manuel Cerúndolo en los grupos

Masters de la Next Gen: cómo quedaron ubicados Sebastián Báez y Juan Manuel Cerúndolo en los grupos

El certamen Sub 21 se disputará en superficie dura desde el 9 al 13 de este mes; el escenario será el Allianz Cloud, de Milan.

La ilusión de ambos crece y se acelera la cuenta regresiva. Sebastián Báez y Juan Manuel Cerúndolo ya conocen los grupos del Masters de la Nueva Generación, que cuenta con los siete mejores tenistas menores de 21 años del mundo, más un invitado. El certamen, que ya posee tres ediciones (2017, 2018 y 2019), se disputará en Milán (en el estadio multiuso Allianz Cloud, sobre superficie dura y bajo techo), desde el 9 al 13 de este mes.

Así quedaron conformadas las zonas:

Group A: Carlos Alcaraz (España), Brandon Nakashima (EE.UU.), Juan Manuel Cerúndolo (Argentina) y Holger Vitus Nodskov Rune (Dinamarca).

Group B: Sebastian Korda (EE.UU.), Lorenzo Musetti (Italia), Sebastián Báez (Argentina) y Hugo Gaston (Francia).

¿Cómo es el formato del torneo? Se compone de dos grupos de cuatro en los que avanzarán a semifinales los dos primeros clasificados de cada uno. Cada partido es al mejor de cinco sets, pero los parciales se disputan a cuatro games, con tiebreak si se llega al 3-3. Los ganadores de cada grupo solo podrían enfrentarse en la final y, en caso de empate en el round robin, se tendría en cuenta el mano a mano entre ambos en el torneo.

Sebastián Báez nació el 28 de diciembre de 2000, en Billinghurst, partido de San Martín. Juan Manuel Cerúndolo es porteño; del 15 de noviembre de 2001. Por una u otra razón, el tenis fue lo que los encandiló desde chicos. Se formaron empuñando una raqueta sobre polvo de ladrillo; se esforzaron, evolucionaron, tropezaron, se levantaron, se perfeccionaron, se destacaron. Las distintas categorías los hicieron coincidir; en el país o en el exterior. Los dos ganaron el Orange Bowl, prestigioso certamen juvenil en Miami: Cerúndolo en 2013, siendo Sub 12; Báez en 2015, con 14 años, en Sub 16. Se enfrentaron -como juniors y profesionales- y compartieron equipos nacionales. Ahora, están próximos a un fantástico desafío antes de traspasar la barrera de los 21 años de edad.

Las innovaciones del torneo:

  • Sensores incorporados a la vestimenta de los jugadores para poder recopilar todo tipo de datos.
  • Solo se ofrecen cuatro minutos de calentamiento.
  • No habrá ventaja. Habrá punto de oro cuando el juego vaya 40-40.
  • Utilización del reloj en pista
  • Un tiempo médico disponible para cada jugador por partido.
  • Jugadores y entrenadores pueden comunicarse en ciertos momentos del partido, añadiendo contenido y entrenamiento valioso para la televisión. Los entrenadores no tienen permitido entrar a la cancha.
  • La regla No-Let se aplicará a los saques, lo que traerá un elemento adicional de impredecibilidad al inicio de los puntos.
  • Posibilidad de revisión por medio de video diferentes situaciones del juego.

Los premios

  • Premio por Alternate (sin jugar): US$ 12.000
  • Premio por participación: US$ 80.000
  • Premio por victoria en Round RobinUS$ 24.000
  • Premio por triunfo en semifinales: US$ 109.600
  • Premio por ganar la final: US$ 140.800

Los premios, como es habitual en este tipo de casos, son acumulativos. Si el campeón de las Next Gen ATP Finals 2021 lo hiciera invicto, sin perder partidos, sumaría el premio por participación, tres victorias en Round Robin, más semifinales y la final, equivalente a un total de US$ 402.400.

“Estoy re contento, más que nada porque me encanta representar al país. Siempre me gustó jugar sudamericanos, mundiales… Y encima lo haré con Juanma, a quien conozco desde que tengo memoria en el tenis, de encuentros por equipos de Sub 10, juniors, Futures, Challengers…, todas las categorías que se puedan imaginar. Que podamos ir juntos y tener estos logros me pone muy contento. Tenemos una forma sana de competencia y esto hará que sigamos mejorando. Siempre nos empujamos uno al otro. Si uno subía, el otro pensaba: ‘¿Por qué no?’. Y así. Fue un contagio”, le contó Báez a LA NACION.

“Estoy muy feliz. La clasificación es un premio a todo el año, pienso que lo merecía, jugué y gané muchos partidos. Todo el trabajo que hice dio sus frutos. Es un fin de año cansador pero motivante para lo que viene. Los premios de los Challengers están muy bajos y poder ganar un poco más de dinero sirve para invertir y planificar mejor el calendario. Es una buena ayuda”, añadió, también en comunicación con LA NACION, Cerúndolo, que en marzo pasado generó un cimbronazo en el tenis nacional ganando el ATP 250 de Córdoba, luego de haber superado la clasificación (siendo 335°, además, fue el quinto jugador con ranking más bajo en lograr un trofeo de esa categoría).

Fuente: LA NACION Deportes – Foto: LA NACION Deportes -Instagram: nextgenfinals – LA NACION Deportes