//Masters 1000 de Montecarlo: valiosa remontada de Diego Schwartzman ante Musetti, la joya italiana que se sintió impotente y salivó la cancha

Masters 1000 de Montecarlo: valiosa remontada de Diego Schwartzman ante Musetti, la joya italiana que se sintió impotente y salivó la cancha

El argentino triunfó después de estar set abajo y 1-3; Tsitsipas será su rival en los cuartos de final.

Lorenzo Musetti nació hace 20 años en Carrara, en la región italiana de Toscana. Diestro y de 1,85m, es un diamante en bruto. En tiempos en los que el revés de dos manos domina desde el aprendizaje, él luce un clásico golpe de una mano y otros recursos sumamente creativos. El bellísimo Court de los Príncipes del Masters 1000 de Montecarlo era el escenario de una actuación inspiradísima de Musetti durante una buena porción de su duelo por los 8vos de final ante Diego Schwartzman (16° del mundo), pero el argentino…, optimista por naturaleza, exhibió una reacción estupenda para imponerse por 2-6, 6-4 y 6-3, en 2h32m, y avanzar a los cuartos de final, donde se medirá con el campeón defensor, el griego Stefanos Tsitsipas.

Schwartzman, 12° cabeza de serie en el Principado, realmente padeció las acciones del primer set. El tenis de Musetti (83° del mundo) se convirtió en una verdadera pesadilla para el porteño, que no hallaba soluciones. El joven italiano le rompió el saque cuatro veces y lo desbordó por toda la geometría del court. El jugador entrenado por Alejandro Fabbri y Juan Ignacio Chela logró, apenas, el 40% de puntos con el primer servicio y el 27% con el segundo. Fue un parcial para el olvido sobre el polvo de ladrillo de Montecarlo. Envalentonado y con el apoyo masivo del público (muchos italianos poblaron las butacas), Lorenzo se fue a sentar a su banco soñando con una victoria que lo depositara en los cuartos de final más destacados de su carrera, después de perder los 8vos de final en Roma 2020 y Roland Garros 2021.

Diego Schwartzman estuvo set abajo y 1-3 ante Musetti, pero terminó venciendo al italiano y avanzó a los cuartos de final de Montecarlo.
Diego Schwartzman estuvo set abajo y 1-3 ante Musetti, pero terminó venciendo al italiano y avanzó a los cuartos de final de Montecarlo.

Musetti, hasta aquí lúcido, con buenas decisiones y con golpes hirientes, se adelantó por 3-1 en el segundo set y todo parecía encaminarse para su victoria. Sin embargo, Diego respiró, reaccionó, empezó a variar las alturas, logró romperle el saque al europeo y se colocó 5-3. Musetti, que se había visto tan cerca del éxito, sintió el cimbronazo interno, perdió convicción, sus tiros no fluyeron como en la primera porción del match y Schwartzman se fortaleció desde el aspecto anímico. El Peque, finalista esta temporada en los ATP de Buenos Aires y Río de Janeiro, empezó a dibujar jugadas estupendas con su raqueta y se adueñó del segundo set (6-4).

Con el viento en su favor, el argentino sacudió el score del tercer set muy pronto, rompiéndole el saque a Musetti en el tercer game, para adelantarse 2-1. Diego siguió enviando mensajes del otro lado, crispando el puño y alimentando sus convicciones ante un rival que cada vez se fue mostrando más impotente e irritado, aunque sin perder la peligrosidad. De hecho, el umpire francés Arnaud Gabas (aquel que recibió, sin intención, un pelotazo en un ojo del canadiense Denis Shapovalov, en un partido de Copa Davis), le aplicó un warning al italiano por salivar sobre un fleje. Casi de inmediato Musetti revoleó un pelotazo y Schwartzman miró al juez de silla como reclamándole que lo multara con un punto en contra, pero Gabas optó por llamar al europeo a su silla y hacerle una advertencia.