//Lo de Charles Leclerc va muy en serio en la Fórmula 1: barrió en el Gran Premio de Australia y consiguió el primer grand chelem

Lo de Charles Leclerc va muy en serio en la Fórmula 1: barrió en el Gran Premio de Australia y consiguió el primer grand chelem

El piloto de Ferrari ganó por segunda vez en tres carreras y es holgado líder; hizo pole, victoria, liderazgo en todos los giros y récord de vuelta; abandonaron su compañero Sainz y Verstappen.

¿Cómo contener a los hinchas de Ferrari? Frustrados durante tantos años a pesar de la grandeza de su historia, ahora tienen un comienzo esplendoroso de la mano de Charles Leclerc, el chico de Mónaco que muestra su talento desde hace algunas temporadas pero que recién en ésta tiene un auto a la altura de su destreza.

El del Gran Premio de Australia, su cuarto triunfo en la Fórmula 1, fue un aburrimiento de espectáculo en la delantera: así de superior fue Leclerc en Melbourne, y no sólo porque ganó por 20 segundos de diferencia. Dominó de principio a fin esta tercera fecha del calendario, desde los inocuos entrenamientos del viernes hasta la bandera de cuadros del domingo. Logró un grand chelem, o grand slam, un mérito que apenas habían conseguido 25 pilotos en la historia, y que alguno de los grandes (Alain Prost) nunca registró. ¿Qué es? Obtener la pole position, ganar la carrera, encabezarla desde la largada hasta la meta y establecer el récord de vuelta.

Compacto de la carrera del GP de Australia

Todo eso realizó el piloto de 24 años gracias a un coche abrumador. “El auto fue increíble hoy. Guau. Qué carrera”, comentó por la radio en el giro de honor. Y no, no hay forma de que los tifosi no se entusiasmen muchísimo. No muchos habrán presagiado que al cabo de tres competencias el Cavallino Rampante estaría 39 unidades arriba de la estrella en el círculo en el Campeonato de Constructores, y 49 arriba del toro rojo: Ferrari, 104; Mercedes, 65; Red Bull, 55. “Los últimos tres fueron difíciles para el equipo, así que es muy bueno estar en esta posición”, dijo Leclerc antes del podio. En lo individual, esa posición es estar liderando el Mundial de Pilotos con casi el doble de puntos que su escolta, 71 a 37. Avasallante.

Ese escolta es George Russell, otro de la nueva generación. El inglés, también de 24 años, ocupó en Melbourne el último espacio del podio, su primero como piloto titular de Mercedes. En el otro, segundo, quedó Sergio Pérez, el único representante de Red Bull que completó los 58 giros. ¿Qué pasó con Max Verstappen? Mala suerte, por segunda vez en tres fechas: el Honda que impulsa su coche se plantó cuando el campeón secundaba a Leclerc a falta de 19 vueltas. Pero no estaba realmente como para ganar en Albert Park.

El abandono de Verstappen

La única amenaza seria de su parte después de la partida ocurrió cuando se relanzó la carrera luego de un auto de seguridad. Verstappen se puso a la par del Ferrari número 16, pero por el único error de Leclerc en toda la carrera: trastabillar en la relargada, con poca aceleración en el comienzo de la recta. Así y todo, el monegasco mantuvo la delantera. Y se fue. No lo vieron más, salvo algún rezagado cuando debió dejarlo pasar.

Un rayo: el Ferrari número 16 estuvo en otro nivel en Melbourne, con una supremacía no vista en los dos grandes premios anteriores de la temporada, en Bahréin y Arabia Saudita.
Un rayo: el Ferrari número 16 estuvo en otro nivel en Melbourne, con una supremacía no vista en los dos grandes premios anteriores de la temporada, en Bahréin y Arabia Saudita.Asanka Brendon Ratnayake – AP

“Vamos por el récord de vuelta en los últimos giros”, sonó en una de sus comunicaciones de radio con el ingeniero. Normalmente, eso es un pedido del box al piloto. Tan confiado estaba Charles en ese auto “increíble” que era él quien proponía ir a fondo, para sumar el punto extra. Lo ofreció y lo cumplió. Pero estaba cebado. Cuando ya transitaba esos “últimos giros”, lo sugirió de nuevo. Le dijeron que no esa vez: la vuelta más rápida ya era suya, y nadie estaba en condiciones reales de arrebatarle ese medalla.

Lewis Hamilton. Todo un tema. Muy buen movimiento inicial, para saltar de quinto a tercero. Pero el Mercedes no camina cuanto debería y fue víctima del Red Bull de Pérez. Y después, de la aleatoriedad que genera la entrada del auto de seguridad: la sortija de puestos en esa situación hizo que el siete veces campeón quedara detrás de su compañero, Russell, y allí detrás permaneció Lewis el resto del tiempo. Ofuscado. Ríspido, casi acusatorio, en las comunicaciones de radio con su ingeniero. “Me pusieron en una mala posición”, reprochó. Y después de la competencia dijo no recordar lo que había recriminado ante el mundo.

Lewis Hamilton, nuevamente disconforme con el auto y con la tarea del equipo desde los boxes.
Lewis Hamilton, nuevamente disconforme con el auto y con la tarea del equipo desde los boxes.WILLIAM WEST – AFP

Del resto queda la buena noticia de la reaparición de McLaren (Lando Norris, 5º; Daniel Ricciardo, 6º), tras el casi papelón de la inaugural Bahréin; la eterna mala fortuna de Fernando Alonso, que con astucia y safety car mediante puso a su Alpine transitoriamente cuarto pero terminó padeciendo sin rendimiento en los giros finales y concluyó último, y el pésimo fin de semana de dos figuras: Sebastian Vettel y Carlos Sainz.

El golpe de Vettel

El alemán de Aston Martin –horrendo paso del equipo por Australia– debutó en la temporada tras padecer coronavirus y se retiró después de chocar de frente y de cola contra una pared. Y el español apenas se mantuvo una vuelta en la pista. Es el compañero de Leclerc y, por ende, tiene el mejor modelo de este amanecer de 2022, pero un error de manejo lo depositó en la trampa de leca. Había partido apenas décimo, y encima fallando: quedó 12º antes de la curva inicial.

Leclerc toma diferencia sobre su compañero de escudería, Carlos Sainz, que tuvo un pésimo fin de semana en Albert Park.
Leclerc toma diferencia sobre su compañero de escudería, Carlos Sainz, que tuvo un pésimo fin de semana en Albert Park.PAUL CROCK – AFP

Así y todo el madrileño está tercero en el certamen, con 33 unidades, tres más que las de Pérez y cinco más que las de Hamilton. ¿Por dónde anda Verstappen en la tabla? Sexto, con 25. Abandonó-triunfó-abandonó. Va a recuperarse, por supuesto. Y seguramente, a estar en la discusión por la corona que ya tiene. Según parece, con Leclerc, que empieza a hacer conocida la particular música del himno nacional de Mónaco. Y que condujo el mejor auto, sí, pero le puso habilidad y mente sin errores significativos. Por eso el grand chelem. ¿Primero de varios?

Fuente:Ir a notas de Xavier Prieto AstigarragaXavier Prieto Astigarraga  LA NACION – Fotos: WILLIAM WEST – AFP – Asanka Brendon Ratnayake – AP – PAUL CROCK – AFP – LA NACION Deportes – Videos: LA NACION Deportes